Compendio de guías bibliográficas

Hace diez días aparecía la última guía bibliográfica publicada hasta el momento en este blog, superando con ella la decena. Once guías ya dedicadas al tema de la literatura y las mujeres, centrándome en cada ocasión en un aspecto distinto de la cuestión. Así que pensé que era el momento de recopilar y dejaros una entrada con los títulos que tenéis disponibles hasta el momento para que disfrutéis aquellos que más os llamen la atención, ¿o por qué no todos? Para la gente maleducada y curiosa, ¡aquí tenéis el compendio completo! No tenéis más que pinchar en el título de cada una para poder verla y/o descargarla.

“Cómo los escritores y escritoras han reflejado a las mujeres en sus obras a lo largo del tiempo”

Entrada: Presentamos nuestra primera guía: De Penélope a Lisbeth.

“¿Qué vampiro quieres? ¡Los tenemos todos! Simón Ysidro, Zillah, Henry Fitzroy, Lestat, Bill Compton, Edward Cullen, Alexander Sterling, Zoey Redbird, Stefan Salvatore, Bianca Olivier, Mikhail Dubrinsky, Analisa, Fortunato Gayoso, Erzsébet Báthory, André… y un largo etcétera”

Entrada: Una Navidad… ¡de miedo!.

vampiros_halloween-768x512

¡Cuidado con el cuello! Imagen: Dani Vázquez. [Fuente: Vampiros en el Pazo de Vista Alegre]

“La literatura policíaca está de moda. En realidad, está de moda desde hace más de cien años, cuando los grandes clásicos del género fueron publicando sus obras”

Entrada: El faro de los misterios.

“Una selección de las últimas galardonadas en algunos de los certámenes más consolidados, conocidos o prestigiosos”

Entrada: Escritoras al asalto de los premios literarios.

“Savia nueva para la pluralidad lingüística”

Entrada: Se buscan invisibles elevadas al cubo.

“Queremos recordar a esas escritoras españolas que hacen surgir su talento, por delimitar un campo de otro modo amplísimo, de la fe religiosa católica, desde el siglo XV hasta nuestros días, muchas veces desde el monacato”

Entrada: No sólo monjas.

Seleccionadas entre más de treinta casas editoriales.

Entrada: Dulces libros.

“Pruébalos en bibliotecas y librerías. Puedes hacer tu pedido a través de Internet”

Entrada: Menú de Año Nuevo. Novedades editoriales de principios de 2013.

“En homenaje a todas las grandes maleducadas que ha parido la vieja Inglaterra”

Entrada: Y Dios salvó a las escritoras victorianas.

Una mujer escribió el libro que, según consenso generalizado, inaugura la ciencia-ficción moderna

Entrada: Las mujeres en la ciencia-ficción, por Tomás Rivera.

“Nunca antes la literatura nos había llevado tan cerca de las nubes en sentido literal”

Entrada: 22 escritoras que están por las nubes.

 

22 escritoras que están por las nubes

En Galicia se ha desatado una dulce polémica porque la empresa de aviación Norwegian Air, que bautiza a sus aviones con el nombre y la fotografía de ilustres personajes de la historia, ha decidido forrar el alerón de cola de uno de ellos con la fotografía y el nombre de nuestra bienamada Rosalía de Castro. Hasta ahí, todos contentos. El problema es cuando la compañía noruega ha tenido a bien explicar que se trata de una “Spanish author”, autora española, lo que ha mosqueado a más de uno porque nuestra internacional poeta dejó escrito que Galicia “non debe chamarse nunca española”, ergo, debería llevar como epígrafe “Galician author”.

Sin entrar en la polémica (para mí dulce, como digo, por significar que la empresa noruega ha recordado para sus “Hero Tails” al mayor icono de la literatura gallega), ya que cada cual tendrá su opinión y ya se sabe que serán encontradas, el tema ha atizado mi curiosidad. Y he descubierto que no es ésta la primera escritora (ni siquiera la primera española) que Norwegian Air inmortaliza en sus aviones. Tampoco es la primera vez que una aerolínea utiliza el fuselaje para dar lecciones de historia, pues ya Iberia lleva tiempo bautizando a sus aparatos con nombres de personajes de la historia, la ciencia o las artes, además de homenajear otros aspectos de la realidad como puntos geográficos o parques naturales, por ejemplo. Y hasta el Castromil, si la memoria no me falla, la mítica empresa gallega de autobuses hoy diluida en otras, se atrevió a lucir bajo sus ventanillas nombres de figuras populares de Galicia como el de la propia Rosalía.

Sí, la literatura está por las nubes, junto a otros campos del conocimiento, y gracias a Norwegian Air ya planean los cielos, junto a Rosalía, la poeta Gloria Fuertes y la política Clara Campoamor. Por no hablar de Cervantes, Colón o Elcano, los otros españoles del alerón de cola. Junto a estos personajes, hay celebridades escandinavas y británicas, muchas de ellas escritoras (he contado 9 por la parte escandinava). Muy equitativo, por lo visto, en cuestión de género, algo que en Iberia se les fue masculinamente de las manos al bautizar los populares aeroplanos Boeing 747 “Jumbo” con nombres de literatos… y solo de literatos, con los que la compañía invitaba, según cuentan en su propia página Me gusta volar, “a la mejor lectura de todos los tiempos con nombres de los grandes escritores españoles”: Y decían bien: Cervantes (2 aviones), Lope de Vega (3 aviones), Calderón de la Barca (2 aviones), Tirso de Molina, Francisco de Quevedo (2 aviones), Juan Ramón Jiménez, García Lorca, y Mariana de Pineda, que, al ser revolucionaria y no escritora, debe referirse a la obra de García Lorca y no a la susodicha. Así que 7 escritores contra 0 escritoras, y alguno por duplicado o triplicado.

Ese problema de falta de equidad debió detectarse e intentar solucionarse con los flamantes y modernos Airbus A-340/300 y los A-340/600, que, cuentan en la página antes citada, son “utilizados actualmente para los vuelos de largo recorrido”, y “son bautizados siempre con nombres de grandes personajes históricos que han destacado  en  el  campo  literario,  artístico  o  científico.  Los primeros  pretenden  rendir  un  pequeño  homenaje  a  mujeres insignes, mientras que los segundos, recibidos en el siglo XXI, destacan a hombres célebres”. Bueno, es curioso que para solucionar la falta de equidad previa optaran por repararla en primera instancia, y luego la rerrepararan imponiendo nombres solo de hombres en la segunda mitad de la línea. De este modo, homenajearon a 19 mujeres, la mayoría escritoras, 20 si contamos la Dama de Elche, e igual número de varones (19), a los que hay que sumar los 7 exclusivos escritores. “Mí no entender”, que se dice por ahí. Pero, como Iberia no es mía, no digo nada más. Pude contar los nombres gracias a la Gaceta Aeronáutica.

Toda esa información maravillosa ha dado como fruto una estupenda guía biobibliográfica con el nombre de las 22 escritoras que, hasta donde he podido recoger, están por las nubes o lo han estado alguna vez. Lo que me lleva a pensar que, si Agatha Christie todavía no ilustra la cola de ningún avión, lanzo desde aquí mi sugerencia para que esto se lleve a cabo. Nadie más adecuado que la escritora inglesa, que publicó, entre otros muchos relatos de misterio, aquel titulado Muerte en las nubes… ¿O sería tentar a la suerte?

plane-agatha1

¡Allá va Agatha, surcando un cielo despejado y haciendo volar nuestra imaginación! [Fotomontaje de Maleducadas con imágenes de Pixabay y Pinterest]

–> Descarga aquí la guía bibliográfica maleducada

Escritoras de altos vuelos: aeroplanos literarios bautizados en femenino.

Etiquetado , , , , , ,

Escritoras: del papel a la pantalla

[artículo publicado originalmente el 6 de abril de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Hoy estamos en Semana Santa, concretamente en uno de sus días claves, el Viernes Santo; es posible que haciendo zapping encontremos que en la televisión estén echando la película La pasión de Cristo dirigida por el controvertido Mel Gibson, pero lo que poca gente sabe es que muchas de las escenas de la película están inspiradas por la obra de carácter religioso escrita por una mujer, la beata Ana Catalina Emmerick, titulada de modo poco original La dolorosa pasión de nuestro Señor Jesucristo (La amarga pasión… según algunas versiones). Y es que es habitual encontrar que detrás de las películas hay un libro.

La literatura es considerada, con todo el bagaje de siglos que tiene a sus espaldas, una de las seis artes clásicas. A finales del siglo XIX, nace un séptimo arte que hará las delicias de todos los públicos: el cine. Desde sus orígenes, éste estará muy ligado a la literatura, bebiendo de ella para montar tramas y argumentos y definir ambientes y personajes. Las adaptaciones pueden ser de distintos grados: en algunas películas buscan acercarse lo más fielmente posible a la obra original, con mayor o menor fortuna; en otras se introducen otros enfoques y perspectivas, surgen elementos nuevos en la narración o simplemente a partir de lo esencial de la obra primigenia desarrollan una nueva historia. Por supuesto, son muchas las obras literarias elegidas para su ser adaptadas en el cine, y muchas de ellas han sido escritas por mujeres.

Para que disfrutéis si lo deseáis de una jornada literaria de cine en clave femenina, aquí tenéis una clasificación de adaptaciones de la obra de escritoras desde el papel a la pantalla:

  • Literatura juvenil: los taquillazos más sonoros de adaptaciones femeninas al cine son los protagonizados por las sagas literarias fantásticas pensadas para adolescentes, como las películas de Harry Potter (J.K. Rowling), con sus estudiantes de magia, o la tetralogía Crepúsculo (Stephenie Meyer), con los vampiros y hombres lobo más tentadores del momento (aunque en temas vampíricos es Anne Rice, con ejemplos como Entrevista con el vampiro, la que se lleva el gato al agua en esto de adaptaciones de escritoras) o la más reciente Los juegos del hambre (Suzanne Collins), donde unos adolescentes son “invitados” a participar en un espectáculo anual televisivo y mortífero.
  • Literatura policíaca: para muertes y asesinatos nada mejor que las novelas de Agatha Christie, un auténtico filón para la industria del cine: Jane Marple y Hercule Poirot pasaron por la pantalla en numerosas ocasiones. También hemos podido disfrutar en la pequeña pantalla de las aventuras policíacas de Petra Delicado y su colaborador Fermín (interpretados por Ana Belén y Santiago Segura), personajes creados por Alicia Giménez Bartlett.
  • Literatura clásica: También los clásicos (esos de cuando aún no existía el cine o estaba todavía en ciernes) han tenido su hueco en la pantalla. Así, el laureado director Alfred Hitchcock elevó a la cumbre del cine a Rebeca, la recomendable novela de la británica Daphne du Maurier, junto a otras invenciones de idéntica autoría como Los pájaros, Jamaica Inn (La posada de Jamaica) o Mi prima Raquel (ésta última dirigida por Henry Koster). L@s niñ@s también han tenido su cacho de pastel cinematográfico con la adaptación (o adaptaciones) de clásicos como el de la famosa novelita Heidi, de la suiza Johanna Spyri, que, si bien, fue interpretada por personas reales varias veces, ha batido récords de difusión y fama gracias a la versión animada japonesa de las aventuras (y desventuras) del entrañable personaje. En España, los ejemplos de adaptaciones de clásicos tienen su mayor exponente en series de televisión como Los pazos de Ulloa, basada en la novela homónima y en La Madre Naturaleza, de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán.
  • Literatura contemporánea: Desde luego, son innumerables los ejemplos que no hemos podido encuadrar en ninguno de los párrafos anteriores, y por citar alguno es conocido el caso, al haber sido llevada al cine por el famoso Steven Spielberg, de El color púrpura, obra epistolar de Alice Walker. También escritoras galardonadas con premios como el Nobel pueden decir que sus libros han cobrado vida en la pantalla; verbigracia, la británica Doris Lessing pudo ver la adaptación de su primera obra, Canta la hierba, que se estrenó hace pocos años bajo el título Una mujer en África. Otro género contemporáneo que a los directores y a las directoras de cine les gusta mucho adaptar últimamente es el cómic o novela gráfica (como suele denominarse ahora tal vez algo eufemísticamente, como si cómic fuera un término peyorativo). Ejemplos de ello en femenino tenemos, entre otros, el de Persépolis, de la iraní Marjane Satrapi, o el de Estados alterados, adaptación de las tiras cómicas de la argentina Maitena.

Y ahora, ¿qué me decís? ¿Creéis ya que detrás de toda gran película hay una gran mujer? ¿Qué libro escrito por una mujer os gustaría ver en el cine?

Etiquetado

Breve análise maleducada da colección “Mulleres bravas da nosa historia”

Mulleres bravas da nosa historia” é unha colección de libros orientados ao público infantil que recompilan recensións biográficas de mulleres senlleiras de Galicia, e, sen dúbida, con intención de convertelos en ferramentas da ensinanza dada a súa maquetación colorida, repleta de cadros explicativos, textos sinxelos e entretidas actividades, sendo o primeiro libro do proxecto, como non podía ser doutro xeito, o dedicado a Rosalía de Castro.

Os libros están encadrados dentro da política de Urco editora de apostar por unha concepción feminista da realidade -entre os obxectivos da cooperativa na que a empresa se encadra está o da “emancipaçom da mulher”-, denunciando o machismo asentado ou mesmo incrustado placidamente na sociedade, que podemos descubrir noutras novelas do seu catálogo, como A teoría do tempo imaxinario, de Eduardo Santiago ou Despois do Cataclismo, de María Alonso, e o seu intento de visibilizar as voces literarias femininas en volumes como Verbas de Atenea, editado por Contos Estraños, daquela editorial independente e hoxe selo de seu. Precisamente, o Verbas de Atenea ten en común cos libros de “Mulleres bravas…” que a autoría tanto de textos como de ilustracións queda completamente en mans de mulleres, e neste último caso súmase a iso o equipo editorial ao completo.

Así, a coordinación editorial (cando menos nos primeiros dous volumes da colección) corre a cargo de Andrea Jamardo Seijo, a revisión lingüística é responsabilidade de Raquel Vila Amado, e conforman o comité asesor Patricia Porto Paderne e Mariám Mariño. As ilustracións son da autoría de Eva Agra, unha ilustradora profesional coñecida nas redes, segundo nos contan as lapelas dos libros, co alcume de Komorebi. A redacción, pola súa banda, depende de cada libro. A Rosalía de Castro, a icona por excelencia da literatura galega, ponlle voz María Lado, empregando como transmisora unha simpática lucecú, mentres que o segundo número, dedicado a María Victoria Moreno, profesora e escritora, homenaxeada no II Día das Galegas nas Letras, asínao Eli Ríos, que escolle como narradora á afouta nena Navia. Na miña opinión, ese estilo de abordar as anécdotas biográficas pouco coñecidas das devanditas mulleres bravas, a carón de fragmentos da súa obra, e completar o perfil con fotos e ilustracións, a través do fío condutor de distintas narradoras, é un xeito orixinal de facer cómplices ás crianzas daquilo que nos libros se lles conta.

photo_0170551309aufbph

Eis a imaxe dos dous libros publicados ata agora da colección, “Rosalía de Castro” e “María Victoria Moreno”. A piques xa de entrar no prelo o terceiro volume, dedicado á pintora Xulia Minguillón e escrito por María Reimóndez.

A publicación desta colección foi posible grazas a unha campaña de mecenado virtual, e os nomes das persoas que colaboraron nelas aparecen reflectidas en cada número, figurando como librarías colaboradores, ademais, a Lila de Lilith, de Compostela, e a Suévia, da Coruña.

Obrigada tanto a Urco como a todas as persoas que participaron no micromecenado destas publicacións, desde Maleducadas, por axudar nesta labor de traer á luz o traballo de tantas mulleres que, habitualmente, queda na sombra, e aproveito para recomendarvos estes volumes como un bo agasallo neste día de hoxe, no que en Galicia vense celebrando nos últimos anos o aniversario de Rosalía coa suxestión de agasallar ás nosas amizades cun libro en galego e unha flor.

Etiquetado , , , , , ,

Canta Rosalía

[artigo publicado orixinalmente o 24 de febrero de 2013 no blog en galego 100% Maleducadas, actualmente inactivo. Pica aquí se desexas consultalo completo]


Entre o 24 de febreiro e o 17 de maio os días medran, as flores comezan a alegrar os campos, nace a primavera, e as maleducadas do mundo inauguramos o noso trimestre rosaliano Canta Rosalía. Como unha primavera para Galicia e para o mundo das letras nace un 24 de febreiro de 1837 a nena Rosalía de Castro, e como camelias ábrense os seus Cantares Gallegos un 17 de maio de hai xa 150 anos, conmemoración que moitos anticipan ao día do seu aniversario co son das gaitas chorando a súa figura, pois como ela mesma declarou:

anque mimosa gaitiña

toque alborada de groria,

eu podo decirche:

Non canta, que chora.

Van medrando os días, e medran tamén os actos e xestos en memoria da escritora que desdeñaba que a chamasen poetisa por consideralo despectivo. Poeta, pois, es para nosoutras, que te upamos ao máis alto do podio maleducado polos versos e escritos que nos legaches, e pola túa defensa da lingua falada polo pobo e a túa denuncia contra o menosprezo xeneralizado cara as mulleres e as maleducadas literatas en particular. Descansa en paz: outras continuamos a túa loita.

Por iso, para non esquecer o camiño galaico e feminista desarborado pola nosa musa favorita, principiamos unha axenda en paralelo galego-castelá á que denominamos Canta Rosalía para espallar a súa obra, e que a poeta volva cantar as súas verdades ao vento. Esta semana que entra: rebentemos as caixas de correos con fragmentos da súa Carta a Eduarda! DESCARGA AQUÍ MESMIÑO UN MODELO PARA IMPRIMIR

portadafbrosalia1c

Non a coñeces? Pois deberías, porque se trata dunha epístola simulada onde se reflicte en toda su crueza a imaxe, cargada de prexuizos, que padecían as escritoras do século XIX (tal e como a sentía Rosalía en propia pel), a medio camiño entre soberbias e maleducadas, incluindo o selo de farsantes. Ante iso, e perante o mare magnum de xente de toda ralea que se lanzaran á aventura de escribir créndose homeros (situacións que, en maior ou menor medida seguen a ter vixencia hogano, sabendo que o documento se publica en 1865), quen asina a misiva, unha tal Nicanora, recoméndalle a outra, unha tal Eduarda, que, con obxecto de vivir sen presións nin preocupacións extraordinarias, escriba só para si mesma e que ao remate destrúa os papeis empregados no choio, dura penitencia para quen verte neles a súa existencia.

portadafbrosalia2b1

Descarga o documento con fragmentos de Carta a Eduarda, imprímeo, recórtao e espállao! –> DOCUMENTO

Etiquetado , , , , , , ,

Hacia mundos fantásticos

[artículo publicado originalmente el 30 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


¿Te gustaría acercarte conmigo a los mundos imaginarios que pueblan la literatura juvenil española escrita por mujeres? He planificado un viaje para recorrer algunos de ellos. Para internarnos en esos parajes misteriosos debemos atravesar el mar de bruma. El mar de bruma es la frontera entre la realidad y la fantasía, y hoy, aquí y ahora, voy a cruzarlo en mi vieja e imaginaria barca de remos hasta llegar a la orilla española. Empiezo el viaje de mano del emblema de la fantasía juvenil del país: la escritora Laura Gallego García. ¿Quieres venir conmigo?

Primera parada: Idhún, con Laura Gallego García

Lo primero que me sorprende al llegar es observar las tres lunas y tres soles que cruzan los cielos de Idhún a lo largo de la noche y el día, y descubro un gran mundo de rica geografía poblado por seres fabulosos: Nanhai, la región helada del Norte, protegida por la cordillera conocida como El Anillo de Hielo; el Reino Oceánico, donde moran inteligentes criaturas anfibias; Derhbad, cubierto de grandes bosques, como el de Awa o Trak-ban, y las lagunas Ojos de Neliam; Nandelt, la tierra de los cinco reinos humanos y de los bárbaros Shur-Ikail; Celestia, sembrada de bellas ciudades; Drackwen, un territorio misterioso en cuyo corazón, Alis Lithban, viven criaturas mágicas; Raden, zona pantanosa; Awinor, un lugar muy ligado al gran desierto de Kash-Tar… Y además de eso visitamos Torres de Magos, casas en el límite de mundos, y un mundo oscuro, Umadhun, habitado por las poderosas serpientes aladas…

(Descúbrelo en la saga Memorias de Idhún, cuyo primer libro es La Resistencia)

Segunda parada: Draguilia, con Lucía González Lavado

Llegamos al planeta Draguilia, que está ubicado dentro de la galaxia de Meira. Sus habitantes han caído en las garras de la oscuridad, pero saben que la esperanza está en camino cuando, durante el año del dragón, se alzan en el cielo nocturno las cuatro lunas que lo orbitan, incluida la más especial de todas: La Oculta.

(Descúbrelo en la saga Hijos del dragón, cuyo primer libro es Revelación)

Tercera parada: Nueva Esmeralda, con Carmen Pacheco

Desembarcamos en Nueva Esmeralda, que es una colonia de Oz (fuera ambigüedades: no nos referimos al fantástico mundo de Dorothy, el espantapájaros, el león, el hombre de hojalata, el mago y la bruja del Oeste, sino al Planeta Oz), donde se han restaurado las relaciones sociales y el modo de vida victorianos, llena de mansiones e invitaciones para tomar el té y resolver asesinatos.

(Descúbrelo en el libro Misterioso asesinato en Oz)

Cuarta parada: La Linde, con Isabel Hierro (y Javi Araguz)

¡Qué mareo sentimos! Resulta que el lugar en el que estamos ahora, La Linde, es un planeta convulso y hostil, donde fuera de los límites seguros montañas y valles cambian de sitio a diario. Tan sólo los errantes conocen y transitan los caminos inmutables conocidos como La Quietud.

(Descúbrelo en el libro La estrella)

Quinta parada: If, con Ana Alonso (y Javier Pelegrín)

Nos adentramos en el misterioso reino de If, un lugar donde conviven seres humanos y mágicos, lo que le confiere un poderoso e importante estatus respecto al resto de los reinos, de los que está separado por el Mar de las Visiones y con los cuales no mantiene relaciones diplomáticas, por lo que no se conoce mucho de If, excepto algún detalle, como que en él se erige una invisible torre laberíntica. Por eso todos se asombran del compromiso entre el heredero de If, niño todavía, con la princesa del humilde y empobrecido reino de Kildar.

(Descúbrelo en el libro El secreto de If)

Sexta parada: Aldaria y Erigia, con Susana Eevee

Pisamos un territorio en conflicto: Aldaria y Erigia son dos reinos vecinos y antagónicos (podrían simbolizarse con el yin-yang: en el primero el bien es moneda de cambio, mientras que en el segundo la maldad alimenta a sus habitantes); naturalmente, están enfrentados en una guerra interminable.

(Descúbrelo en el libro Dos coronas)

Séptima parada: Ïalanthilïan, con Bárbara G. Rivero

Como si una corriente misteriosa hubiera guiado nuestra barquita, hemos llegado a Ïalanthilïan, más conocido entre los humanos como Faerïe: es un universo poblado por modernas hadas dividido en varios reinos, como Solarïe, el reino de los cinco soles, con ciudades de arquitectura fantástica recubierta de brillos y oros, donde se oculta la cordillera de las shilayas; Lunarïe, el reino de la noche, envuelto en brumas, misterios e intrigas, además de albergar el animado bosque de los duendes; Aerïe, el reino etéreo del aire, donde los vientos campan a sus anchas levantando flotas de barcos voladores; Aquarïe, el reino acuático, cerrado desde hace milenios al resto de Ïalanthilïan; y el reino blanco, donde siempre es invierno, que gobierna sobre todos los demás bajo la mano de la implacable reina Maeve, que ama el orden y se altera ante cambios como el que produciría el retorno de antiguos reinos de hadas que, al parecer, según se cotillea, en un pasado muy muy lejano acabaron sepultados como castigo por una gran traición.

Ïalanthilïan2.png

Emblema de Ïalanthilïan, más conocido como Reino de Faerïe. [Fuente]

(Descúbrelo en la saga Laila Winter, cuyo primer libro es Laila Winter y las arenas de Solarïe)

Reconozco que ya me duelen los brazos de tanto remar de mundo en mundo. ¿No os apetece tomarme el relevo? Mientras, me voy a sentar un rato en Deseos de Nur, la mejor pastelería de Solandis, capital de Solarïe, que sirve exquisitos pasteles de hojas doradas y deliciosos batidos de bayas azules y margaritas. Mmm… Ya me contaréis qué os ha parecido el viaje. ¡Buen regreso!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

El juego de la poesía

[artículo publicado originalmente el 23 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Imagina un género literario que descuartice palabras, que les haga masticar nuevos significados, que vista las letras de luto o que les ponga alas y las eche a volar como si fueran gorriones. Imagina un vacío enorme donde las frases se estrellan, y un tazón rebosante de sopa de letras donde en cada cucharada descubrimos oraciones sin sentido que acaban alimentándonos. Y ahora viene lo mejor: ¡ese género ya existe! Se llama poesía.

Ya en alguna otra ocasión hemos hablado aquí de poesía, en aquel caso como vehículo para hacer rodar juntos el amor y el desamor, a pocos días del 14 de febrero. Esta semana retomamos el arte de hacer vibrar versos en el papel para recordar que este 21 de marzo se conmemoró el Día de la Poesía.

No toda la gente aprecia la poesía, posiblemente porque se acercan a ella con prejuicios y precauciones. Es algo demasiado libre y demasiado múltiple para entenderla. Pero, ¿quién ha dicho que hay que entenderla? Si ni siquiera puedo entender los discursos de Nochebuena del rey, no voy a pretender entender los versos que buscan hurgar en lo hondo y caminar siempre un paso más allá (algo que pese a la opinión de algunos críticos –como José Luis García Martín, que afirma detestar “la poesía femenina”– sí puedes encontrar en la buena poesía escrita por mujeres). Pero aunque no la entienda sí puedo dejarme acompañar por su sonoridad, envolver por su ritmo y embrujar por sus palabras. Y quizá tras pasearme por los versos de algunas poetas descubriré que yo también he hurgado en lo hondo y caminado un paso más allá. No infravaloréis la poesía antes de haberos perdido en ella. En este juego gana quien antes (se) pierde. ¿Quieres jugar con la poesía?

En la partida de hoy tenemos tres invitadas de lujo: ¿eres capaz de adivinar de qué hablan sus versos?

1. Matilde Camus

En el azul sereno de tus ojos,

con ocho años de luz y de inocencia,

tu profunda sorpresa se hizo Ciencia

al creer eran bueyes pelirrojos.

(…)

La sinrazón, puesta en razón, os niega

este prodigio vivo, que ha nacido,

de escultura y color. Arte curtido

en la capilla de esa gruta ciega.

2. Rosa Lentini

En el interior de la montaña de arena, y tras subir los escalones de la escalera de metal, se obtiene una visión de la gran cúpula sobre el contorno posterior del templo.

Afuera, agobiado por el calor del mediodía, el corazón empezó a latirme con una nueva y descompensada fuerza.

Ya en la sombra, cuento el bombeo de la sangre y observo la inmensa ingeniería que soporta la montaña y guarda el templo de Ramsés.

3. Amalia Bautista

Llevo casi mil noches fabulando,

me duele la cabeza, tengo seca

la lengua y agotados los recursos

y la imaginación. Y ni siquiera

sé si me salvaré con mis mentiras.

¿Crees que has acertado? ¡Descúbrelo a continuación y sigue jugando a la poesía todo el año!

poesia-alegoria

Alegoría de la Poesía. Autores: Raffaello Morghen (printer) and Bernardinus Nocchi (drawer). Fuente: Wikimedia Commons

Respuestas:

1. El descubrimiento de las Cuevas de Altamira en España

2. El templo de Abu Simbel, en Egipto

3. Sherezade, la narradora protagonista de Las mil y una noches

 

Etiquetado , , , , , ,

Libros escritos por mujeres en “Di amigo y entra”

He creado un nuevo blog para cuando me aburro en mis ratos libres. Se llama “Di amigo y entra” en honor de las puertas de Moria. Es mi cajón de sastre, donde llevo cuenta de pasadas lecturas y añado foto-composiciones y textos propios de vez en cuando. También hay  opiniones de películas de Navidad, porque soy un poco friki. Os invito a que lo visitéis y a que opinéis. He creado una etiqueta especial para poder visualizar de una tacada los libros escritos por mujeres -o cuya autoría es en gran parte femenina- que he leído. Aunque no me sorprende, sí me mosqueó que las entradas sin esa etiqueta son más que aquellas que la ostentan. También empleo la etiqueta “Galego” para quienes busquéis lecturas en mi lengua materna. Hala, ¡corred a verlo, insensat@s!

–> DI AMIGO Y ENTRA: outro sitio de Dúas Lúas.

Por cierto, podéis haceros seguidor@s del blog por correo-e introduciendo vuestra dirección en la casilla correspondiente dentro del propio blog, justo donde pone “Clic aquí para seguir”.

¡Saludos maleducados!

diamigo

Captura de pantalla de los libros escritos por mujeres en mi blog “Di amigo y entra”.

“Tom, Huck e o misterio da trabe de ouro”: aventuras do Mississippi á Costa da Morte

“Tom, Huck e o misterio da trabe de ouro” é un relato longo que podemos ler grazas á imaxinación da súa autora, Alex Bayorti, cántabra de nacemento e afincada en Galicia dende hai uns anos que, polo que semella, apaixonada dos retos, presentou a historia nun idioma -o galego- que xa fixo seu, á última edición do premio Antón Avilés de Taramancos, resultando gañadora. Grazas a ese feito, a editorial Toxosoutos publicou o libro, que ven de ser publicado tamén por Urco editora na súa liña xuvenil, nunha versión cunha atractiva capa, como ven sendo habitual, de José Ángel Ares. Esa foi a versión que lin, e quedáronme moitas ganas de comentala coa autora, cousa que foi posible porque dende o primeiro momento se puxo a disposición da curiosidade de Maleducadas.

capa-tom-huck-promo-471x710

Capa do libro, con ilustración de José Ángel Ares. Fonte: Urco.

Dela sabíamos o que aparece na solapa do libro: que naceu en Santander, pero ben puido ser outro lugar, xa que a mudanza foi algo recorrente na súa vida dende que era cativa. Que fose onde for, a lectura e a escrita acompañárona, sendo boas amigas dela. Que neste camiño foi dando a luz relatos varios publicados en volumes colectivos e revistas e colaborando na fundación da asociación editorial Nanas Ediciones Clandestinas, en 2012. E que traballa actualmente como redactora de contidos para diversos medios. Ademais, ao pouco de chegar a terras galegas, non quedou parada e, amén de aprender a lingua, converteuse en parte integrante e entusiasta da cultura do país, sendo cofundadora do portal de literatura Lermos.gal e participando en diversas iniciativas culturais.

foto-alex-700x700

Alex Bayorti, gozando da pesca o mesmo ca Tom e Huck. Fonte: Urco.

Antes de dar pé á entrevista que lle fixen, sinalar que estamos ante unha obra na que os protagonistas son as personaxes de Mark Twain, Tom Sawyer e Huck Finn, trasladadas de época e lugar e con outras características que as fan distintas das orixinais. Neste caso, andan por terras galegas, durante os pasados anos oitenta, e xa medradiños, buscando un tesouro.

Mais, que conta a sinopse oficial? Conta que…

… “Houbo un tempo en que a herba era máis verde, a luz máis clara e viviamos rodeados de amigos. Do mesmo xeito, Tom soñaba cada noite con aquel lugar sen horas onde era eternamente feliz coa súa benquerida Becky… e con Huck… que pasou con Huck?

A miles de quilómetros do seu fogar, nalgún lugar onde bate o nordés e sempre chove, o eco dunha lenda fai espertar arelas esquecidas no maxín de Tom, deprimido e abandonado de si mesmo. Se cadra esa é a oportunidade para abrir unha porta de volta cara a aquel mundo de tanto tempo atrás, na ribeira dun río sen fin.

A fin de contas, nada ten que perder.”

A partir de aquí, xa non garanto que o artigo estea libre de spoilers, así que abandonádeo quen desexedes ler esta historia sen ter máis información da debida…


D.L. [Dúas Lúas] Alex Bayorti non tiña nada que perder para decidirse a escribir este relato e presentalo máis tarde a un premio?

A.B. [Alex Bayorti] Absolutamente nada. De feito, gañar o certame foi pouco menos que un milagre. Escribo dende que teño uso de razón. Comecei a enviar manuscritos a concursos con vinte e cinco anos, cando aprendín a fracasar. Porén, por moito que aprendamos a fracasar, sempre hai un punto de non retorno, un intre en que decidimos darnos por vencidos. O premio Avilés de Taramancos era o meu punto de non retorno. Parece ser que o ser humano necesita dun final para que teña sentido o comezo de calquera cousa. Este comezo, por certo, encantoume.

premio-aviles-taramancos

Alex Bayorti recibe o premio Avilés de Taramancos 2016 en Noia. Fonte: La Voz de Galicia.

D.L. Non respondas se non queres mais,segundo vin, o teu apelido real é Martínez. O Bayorti ten algo especial?

A.B. Pois a verdade é cun acrónimo dos apelidos das miñas avoas. Eu non coñecín os meus avós e, realmente, foron elas as que tiveron peso na miña familia dende sempre. Decidín cambialo cando empecei a traballar como redactora. Alexandra Martínez Martínez é moi longo!

D.L. As aventuras do relato transcorren nos anos oitenta. É casualidade que no meu maxín, grazas ao cinema, os anos oitenta sexan esa época fabulosa onde parecía posible atopar tesouros?

A.B. Steven Spielberg fixo moitisimo dano e eu tamén fun vítima dos Goonies ou de Indiana Jones. Quen non buscou tesouros na súa aldea cando era cativo, a finais dos oitenta ou principios dos noventa? Realmente, a herba era máis verde por aquel tempo (ou iso o estarei a me facer vella “para estas merdas”). O que si que é verdade é que a xeración na que nacín (1985) foi a primeira que conviviu realmente coa tecnoloxía dos videoxogos e dos ordenadores ao mesmo tempo que pasaba horas e horas buscando tesouros en casas vellas, “explorando” os montes veciños ou indo á ría a pescar. Fomos, sen dúbida, unha xeración afortunada por podelo vivir todo.

goonies-fratelli

Mamá Fratelli quería o tesouro para ela. Por sorte, aí estaban os Goonies para opoñérselle! Fonte: PlayBuzz.

D.L. Os protagonistas da historia van detrás dun tesouro moi vinculado cos lendas míticas de Galicia: a trabe de Ouro, as Mouras das Covas, a raíña Lupa… Por que elixilas? Estaban aí cando as precisabas ou coñecíchelas e a partir de aí xurdiu o conto?

A.B. Coñecía as historias da raíña Lupa e a trabe de Ouro, das mouras e ese pasado mítico, dende que cheguei aquí. Gústame viaxar así que me movín bastante nestes dous anos por Galiza. Durante ese tempo namorei do Monte Pindo (mesmo quedei a durmir na ermida de San Guillerme no equinoccio de primavera un ano para poder ver amañecer dende ela e presenciar como o sol saía xusto por detrás do Pindo). Foi aí cando empecei a crear toda a historia, como pezas dun crebacabezas que ía encaixar despois de semanas seguindo as aventuras de Tom e Huck.

Lupa-1-225x300.jpg

A raíña Lupa. Fonte: Concello de Boqueixón

D.L. É imposible desligar a aventura deste recanto do mundo, á marxe de polos elementos lendarios, polos puntos de referencia xeográficos: Santiago de Compostela, Noia, Fisterra… como é posible que imaxinaches a Tom e Huck tan lonxe do seu espazo natural, que serían as veigas do Mississippi?

A.B. Seica aos Tom e Huck ideados por Mark Twain lles encantaría vivir nun lugar así, onde en ocasións o tempo se detén. Ese lugar é a Costa da Morte. Tiven a sorte de vivir nunha tenda de campaña no Cámping de Estorde, en Fisterra, durante todo un verán e descubrir que o tempo na fin do mundo é diferente, cunha cadencia fermosa. Por suposto, o punto de partida non podía ser outro que a miña querida Compostela e pasando pola entrada natural á terra prometida: Noia.

Mirador-de-O-Ézaro.jpg

Privilexiada panorámica da Costa da Morte dende o mirador do Ézaro. Fonte: A Costa da Morte.

D.L. Pola túa biografía sabemos que o galego non é a túa lingua materna, mais, como os protagonistas, aprendiches a defenderte nela. Foi decisión persoal ou aprendéronche bos amigos, como a Branca da túa historia?

A.B. Dende o primeiro momento que cheguei a Galiza (concretamente a Lugo), souben que quería falar en galego. Ao comezo non era nada  persoal. Tamén estivera antes en Budapest durante seis meses e aprendera a me defender o xusto en húngaro. Seica o idioma é riqueza e non se pode perder esa riqueza. O galego é a pegada dactilar deste pobo e que se perda significaría perder a identidade dunha cultura. É unha traxedia! A medida que fun coñecendo conceptos como o auto-odio e demais o asunto si que comezou a ser persoal. Tiven a gran sorte de que parte do meu contorno me falaba en galego e de que tiñan centos de libros nesta lingua. Se queres aprender un idioma, escoita falar a xente, le como se che fose a vida niso e ármate de valor para comezar a falar. E voilá!

D.L. A relación de amizade entre as mulleres é moi importante na novela, Tom abráiase do grao de confianza que existía entre un Huck que neste libro asimilamos como muller e outras personaxes como Branca –que sufrira maltrato- ou Becky –que buscaba protagonizar a súa propia vida-, facendo que Tom se sinta un pouco perdido. As mulleres deberamos estar máis unidas para defender os espazos que nos corresponden coma persoas?

A.B. Sen dúbida. As mulleres deberían, primeiro, facer un grande esforzo de desaprendizaxe (unha especie de desintoxicación) de todo o que lles ensinaron. É moi complicado borrar o que é aprendido durante anos e anos pero non imposíbel (nin moito menos). E despois? Poñelo en práctica. Coñezo demasiados casos de mulleres que, na teoría, se desenvolven como verdadeiras pasionarias pero que non saben tomar os seus espazos. Non estou moi de acordo co feito de defender un espazo que debería ser teu por dereito propio. Son máis de tomalo directamente. Sen máis explicacións. Na historia de Huck e Tom quería deixar claro isto mesmo.

D.L. A mocidade dos protagonistas escápaselles entre os dedos. Hai algo de morriña cara esa idade, ao tempo que parece exhortársenos a non deixar morrer por completo os rapaces e rapazas que somos ou fomos?

A.B. Algo? Hai todo de morriña, polo menos cando o escribín. De feito, foi unha especie de terapia porque cando o escribín estaba en plena crise existencial (teño unha cada dous anos así que o raro en min é non telas). O certo é que non hai mellor momento que este, que o agora. Tanto ten a idade. Nunca imos estar mellor que agora e é ridículo pensar no pasado con nostalxia o no futuro con ansiedade. Efectivamente, esta historia é para todas esas persoas que cren que agora xa non poden facer algo porque “o momento pasou”. O intre non pasa até que non morremos. Iso é o que pensan Tom e Huck. Iso é do que eu estou segura.

“Esta historia é para todas esas persoas que cren que agora xa non poden facer algo porque “o momento pasou”. O intre non pasa até que non morremos.”

D.L. Por que Mark Twain?

A.B. Porque sempre foi o escritor máis equilibrado dos meus andeis. Ese perfecto equilibrio entre acción e reflexión. Teño que confesar, non obstante, que del sempre me gustou máis o relato para o público adulto do tipo de “O home que corrompeu unha cidade” pero sinto un agarimo especial por Huck e Tom. Son unha nostálxica da amizade infantil, cando unha casa en risco de destrución era una casa encantada e baixo os nosos pés nadando no mar había baleas e bestas abisais. Que lle vou facer?

Mark-Twain.jpg

Mark Twain coa súa máquina de escribir. Fonte: Librópatas.com.

D.L. Unha última cousa: Algunha vez atopaches un pastor que estivera un anaco contándoche historias?

A.B. Non. Por desgraza. Dende pequena foi un deses oficios que me chamaban a atención. Pensaba – inxenua de min – que seguro que tiñan moito tempo para ler e escribir, e mentres estaban no monte rodeados de natureza! Máis bucólico, imposíbel.

4 R

E velaquí bucólica imaxe de pastores durante os anos 20 no porto de Palombera, en Cantabria, dedicada especialmente a Alex Bayorti. Fonte: Trashumando.


Coa curiosidade satisfeita, cando menos, polo momento, agradezo a Alex Bayorti a súa amabilidade para connosco, e, por se vós aínda quedastes con ganas de saber máis, tedes ao voso dispor, coma en cada entrevista maleducada, un pequeno anexo de referencias listo para descargar.

DESCARGA AQUÍ

“TOM, HUCK E O MISTERIO DA TRABE DE OURO”:

AVENTURAS DO MISSISSIPPI Á COSTA DA MORTE:

ANEXO DE REFERENCIAS

Etiquetado , , , , ,

El gran debate

[artículo publicado originalmente el 16 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


El 8 de marzo trajo a los titulares impresos y digitales un sinfín de entrevistas a escritoras de lo más variopinto, desde las que comenzaban su andadura literaria hasta las más avezadas exploradoras en este campo. Pues bien: a pesar de ese abanico amplio de experiencia, en esas entrevistas casi invariablemente todas las mujeres han tenido que responder a una cuestión recurrente, tan recurrente y falta de originalidad que ha comenzado a escamarme y a preocuparme por no haberla estimado yo suficientemente interesante para tratarla hasta ahora: ¿existe (oh pregunta trascendental e imprescindible, de respuesta incierta y terrible), EXISTE, repito, la LITERATURA FEMENINA? ¿Cómo he podido vivir sin reparar en una cuestión tan importante e insondable, una cuestión a la que todas las escritoras deben hacer frente? ¡Oh, indigna de mí, que flotaba ligera en el descreimiento! Pues bien: hoy os traigo la respuesta a ese enigma universal que trasciende lenguas y fronteras:

¿Existe la LITERATURA FEMENINA? Aquí está mi respuesta, alta y valiente: SÍ, EXISTE, por supuesto, y es SUPERIOR a la LITERATURA MASCULINA.

Bueno, si no os habéis indignado al leer lo anterior, deberíais hacerlo: la literatura no admite todas las etiquetas que le pongamos: por ejemplo, no admite la etiqueta de “femenina” lo mismo que no admite la de “masculina”. Y, si las admitiera, habría que admitir que naturalmente tanto los hombres como las mujeres podrían escribir literatura de uno u otro tipo, dado que nuestra creatividad, nuestra capacidad de ir más allá de una misma o de uno mismo, de trascendernos, está por encima de nuestro género, está en lo que nos hace ser humanas y humanos, y algo así parecen intentar hacerle comprender nuestras escritoras a quien les pregunta, que la cuestión carece de sentido ya que lo fundamental es el contenido y no “la mano que mueve la pluma” (parafraseando un conocido título de película).

Pero ¿qué responden exactamente nuestras escritoras cuando llega la inevitable pregunta (el gran debate) acerca de si existe la literatura femenina (o similar)? (debate que no surge, por cierto, ni en masculino ni en femenino cuando el escritor entrevistado es varón). Veamos algunas opiniones:

ANA MARÍA MATUTE: A lo mejor la mujer tiene una mirada diferente, pero no acabo de ver muy claro ese asunto, porque también la literatura es una, me da igual que esté escrita por un hombre que por una mujer. Hay libros buenos y libros malos, punto. Lo cierto es que buenos libros escritos por mujeres no faltan. [ver aquí]

LAURA FREIXAS: Si, creo que existe una literatura femenina o de mujeres con características propias, aunque está desvalorizada como todo lo femenino. (…) Pero las características históricas propias de la literatura femenina se diluyen a medida que hay más mujeres que escriben. (…) y ahora sé de dónde viene esa sensación vaga de incomodidad que tenemos todas cuando nos hablan de literatura de mujeres. Tengo muchos ejemplos concretos sacados de los periódicos con nombre y apellidos de críticas o columnas de opinión en las que se dice explícitamente que lo que es femenino no puede ser universal, que la literatura de mujeres no es gran literatura o literatura de verdad. [ver aquí (1) y aquí (2)]

MARÍA VICTORIA ATENCIA: Lo de la literatura masculina o femenina es una tontería. El poeta es poeta independientemente de que sea hombre o mujer. Es igual. [ver aquí]

CARMEN POSADAS: Se puede afirmar tanto que existe como que no. (…) Yo creo que los hombres y las mujeres pueden escribir igual de bien, pero también es cierto que todo influye a la hora de escribir: tu edad, tu religión, tu raza… y también tu sexo. (…) Yo no hago bandera de ser mujer, no hago una literatura femenina, ni feminista, pero que mi visión es la de una mujer, eso es algo evidente. (…) No intento hacer una novela femenina y creo, como decía Virginia Woolf, que hasta que empezaron a escribir las mujeres, todos los personajes de la literatura, Madame Bovary o Helena de Troya o Lady Macbeth, en realidad no eran mujeres, sino hombres travestidos. (…) No hay literatura femenina y masculina, lo que hay son temas masculinos y femeninos. [ver aquí (1) y aquí (2)]

ROSA MONTERO: [pregunta: Leí que te opones a hablar de una categoría de literatura feminista…] No sólo feminista sino también a la llamada literatura femenina. No hay una literatura femenina como no hay una literatura masculina. Es imposible adjetivar así. [ver aquí]

ISABEL ALLENDE: Creo que existe una perspectiva que la da el sexo, la edad, la raza y las circunstancias en que uno nace. Todo determina una perspectiva para ver la vida que, naturalmente, determina lo que uno escribe. Pero la literatura misma tiene como única materia prima la palabra, y esa no tiene sexo. A nosotras, como mujeres, no nos conviene segregarnos, porque ya nos segregan bastante, así que no creo necesario establecer un género que se llame literatura femenina. [ver aquí]

Vistas las opiniones, y en general, las escritoras se oponen férreamente a que se hable de una ―literatura femenina‖, pero yo creo que si fuera escritora y en una entrevista tras otra no dejasen de insistirme una y otra vez para que opinase sobre si existe la literatura femenina (algo que no hay constancia que le ocurra a los escritores), llegaría un momento donde el propio aburrimiento me haría ser maleducada y respondería como ya hice unos párrafos más arriba: Sí, existe la literatura femenina: es la que yo escribo y la considero mejor que la masculina. Parece que estén esperando esa respuesta con PAVOR y, la verdad, ¡se lo tendrían merecido! Tal vez nuestras escritoras deberían plantearse cambiar radicalmente sus respuestas ante el “gran debate”, ¿no creéis?, aunque no fuera más que para recrearse con la reacción de su interlocutor/a.

Reflexiones al respecto:

Etiquetado , , , , , ,