Hacia mundos fantásticos

[artículo publicado originalmente el 30 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


¿Te gustaría acercarte conmigo a los mundos imaginarios que pueblan la literatura juvenil española escrita por mujeres? He planificado un viaje para recorrer algunos de ellos. Para internarnos en esos parajes misteriosos debemos atravesar el mar de bruma. El mar de bruma es la frontera entre la realidad y la fantasía, y hoy, aquí y ahora, voy a cruzarlo en mi vieja e imaginaria barca de remos hasta llegar a la orilla española. Empiezo el viaje de mano del emblema de la fantasía juvenil del país: la escritora Laura Gallego García. ¿Quieres venir conmigo?

Primera parada: Idhún, con Laura Gallego García

Lo primero que me sorprende al llegar es observar las tres lunas y tres soles que cruzan los cielos de Idhún a lo largo de la noche y el día, y descubro un gran mundo de rica geografía poblado por seres fabulosos: Nanhai, la región helada del Norte, protegida por la cordillera conocida como El Anillo de Hielo; el Reino Oceánico, donde moran inteligentes criaturas anfibias; Derhbad, cubierto de grandes bosques, como el de Awa o Trak-ban, y las lagunas Ojos de Neliam; Nandelt, la tierra de los cinco reinos humanos y de los bárbaros Shur-Ikail; Celestia, sembrada de bellas ciudades; Drackwen, un territorio misterioso en cuyo corazón, Alis Lithban, viven criaturas mágicas; Raden, zona pantanosa; Awinor, un lugar muy ligado al gran desierto de Kash-Tar… Y además de eso visitamos Torres de Magos, casas en el límite de mundos, y un mundo oscuro, Umadhun, habitado por las poderosas serpientes aladas…

(Descúbrelo en la saga Memorias de Idhún, cuyo primer libro es La Resistencia)

Segunda parada: Draguilia, con Lucía González Lavado

Llegamos al planeta Draguilia, que está ubicado dentro de la galaxia de Meira. Sus habitantes han caído en las garras de la oscuridad, pero saben que la esperanza está en camino cuando, durante el año del dragón, se alzan en el cielo nocturno las cuatro lunas que lo orbitan, incluida la más especial de todas: La Oculta.

(Descúbrelo en la saga Hijos del dragón, cuyo primer libro es Revelación)

Tercera parada: Nueva Esmeralda, con Carmen Pacheco

Desembarcamos en Nueva Esmeralda, que es una colonia de Oz (fuera ambigüedades: no nos referimos al fantástico mundo de Dorothy, el espantapájaros, el león, el hombre de hojalata, el mago y la bruja del Oeste, sino al Planeta Oz), donde se han restaurado las relaciones sociales y el modo de vida victorianos, llena de mansiones e invitaciones para tomar el té y resolver asesinatos.

(Descúbrelo en el libro Misterioso asesinato en Oz)

Cuarta parada: La Linde, con Isabel Hierro (y Javi Araguz)

¡Qué mareo sentimos! Resulta que el lugar en el que estamos ahora, La Linde, es un planeta convulso y hostil, donde fuera de los límites seguros montañas y valles cambian de sitio a diario. Tan sólo los errantes conocen y transitan los caminos inmutables conocidos como La Quietud.

(Descúbrelo en el libro La estrella)

Quinta parada: If, con Ana Alonso (y Javier Pelegrín)

Nos adentramos en el misterioso reino de If, un lugar donde conviven seres humanos y mágicos, lo que le confiere un poderoso e importante estatus respecto al resto de los reinos, de los que está separado por el Mar de las Visiones y con los cuales no mantiene relaciones diplomáticas, por lo que no se conoce mucho de If, excepto algún detalle, como que en él se erige una invisible torre laberíntica. Por eso todos se asombran del compromiso entre el heredero de If, niño todavía, con la princesa del humilde y empobrecido reino de Kildar.

(Descúbrelo en el libro El secreto de If)

Sexta parada: Aldaria y Erigia, con Susana Eevee

Pisamos un territorio en conflicto: Aldaria y Erigia son dos reinos vecinos y antagónicos (podrían simbolizarse con el yin-yang: en el primero el bien es moneda de cambio, mientras que en el segundo la maldad alimenta a sus habitantes); naturalmente, están enfrentados en una guerra interminable.

(Descúbrelo en el libro Dos coronas)

Séptima parada: Ïalanthilïan, con Bárbara G. Rivero

Como si una corriente misteriosa hubiera guiado nuestra barquita, hemos llegado a Ïalanthilïan, más conocido entre los humanos como Faerïe: es un universo poblado por modernas hadas dividido en varios reinos, como Solarïe, el reino de los cinco soles, con ciudades de arquitectura fantástica recubierta de brillos y oros, donde se oculta la cordillera de las shilayas; Lunarïe, el reino de la noche, envuelto en brumas, misterios e intrigas, además de albergar el animado bosque de los duendes; Aerïe, el reino etéreo del aire, donde los vientos campan a sus anchas levantando flotas de barcos voladores; Aquarïe, el reino acuático, cerrado desde hace milenios al resto de Ïalanthilïan; y el reino blanco, donde siempre es invierno, que gobierna sobre todos los demás bajo la mano de la implacable reina Maeve, que ama el orden y se altera ante cambios como el que produciría el retorno de antiguos reinos de hadas que, al parecer, según se cotillea, en un pasado muy muy lejano acabaron sepultados como castigo por una gran traición.

Ïalanthilïan2.png

Emblema de Ïalanthilïan, más conocido como Reino de Faerïe. [Fuente]

(Descúbrelo en la saga Laila Winter, cuyo primer libro es Laila Winter y las arenas de Solarïe)

Reconozco que ya me duelen los brazos de tanto remar de mundo en mundo. ¿No os apetece tomarme el relevo? Mientras, me voy a sentar un rato en Deseos de Nur, la mejor pastelería de Solandis, capital de Solarïe, que sirve exquisitos pasteles de hojas doradas y deliciosos batidos de bayas azules y margaritas. Mmm… Ya me contaréis qué os ha parecido el viaje. ¡Buen regreso!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

El juego de la poesía

[artículo publicado originalmente el 23 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Imagina un género literario que descuartice palabras, que les haga masticar nuevos significados, que vista las letras de luto o que les ponga alas y las eche a volar como si fueran gorriones. Imagina un vacío enorme donde las frases se estrellan, y un tazón rebosante de sopa de letras donde en cada cucharada descubrimos oraciones sin sentido que acaban alimentándonos. Y ahora viene lo mejor: ¡ese género ya existe! Se llama poesía.

Ya en alguna otra ocasión hemos hablado aquí de poesía, en aquel caso como vehículo para hacer rodar juntos el amor y el desamor, a pocos días del 14 de febrero. Esta semana retomamos el arte de hacer vibrar versos en el papel para recordar que este 21 de marzo se conmemoró el Día de la Poesía.

No toda la gente aprecia la poesía, posiblemente porque se acercan a ella con prejuicios y precauciones. Es algo demasiado libre y demasiado múltiple para entenderla. Pero, ¿quién ha dicho que hay que entenderla? Si ni siquiera puedo entender los discursos de Nochebuena del rey, no voy a pretender entender los versos que buscan hurgar en lo hondo y caminar siempre un paso más allá (algo que pese a la opinión de algunos críticos –como José Luis García Martín, que afirma detestar “la poesía femenina”– sí puedes encontrar en la buena poesía escrita por mujeres). Pero aunque no la entienda sí puedo dejarme acompañar por su sonoridad, envolver por su ritmo y embrujar por sus palabras. Y quizá tras pasearme por los versos de algunas poetas descubriré que yo también he hurgado en lo hondo y caminado un paso más allá. No infravaloréis la poesía antes de haberos perdido en ella. En este juego gana quien antes (se) pierde. ¿Quieres jugar con la poesía?

En la partida de hoy tenemos tres invitadas de lujo: ¿eres capaz de adivinar de qué hablan sus versos?

1. Matilde Camus

En el azul sereno de tus ojos,

con ocho años de luz y de inocencia,

tu profunda sorpresa se hizo Ciencia

al creer eran bueyes pelirrojos.

(…)

La sinrazón, puesta en razón, os niega

este prodigio vivo, que ha nacido,

de escultura y color. Arte curtido

en la capilla de esa gruta ciega.

2. Rosa Lentini

En el interior de la montaña de arena, y tras subir los escalones de la escalera de metal, se obtiene una visión de la gran cúpula sobre el contorno posterior del templo.

Afuera, agobiado por el calor del mediodía, el corazón empezó a latirme con una nueva y descompensada fuerza.

Ya en la sombra, cuento el bombeo de la sangre y observo la inmensa ingeniería que soporta la montaña y guarda el templo de Ramsés.

3. Amalia Bautista

Llevo casi mil noches fabulando,

me duele la cabeza, tengo seca

la lengua y agotados los recursos

y la imaginación. Y ni siquiera

sé si me salvaré con mis mentiras.

¿Crees que has acertado? ¡Descúbrelo a continuación y sigue jugando a la poesía todo el año!

poesia-alegoria

Alegoría de la Poesía. Autores: Raffaello Morghen (printer) and Bernardinus Nocchi (drawer). Fuente: Wikimedia Commons

Respuestas:

1. El descubrimiento de las Cuevas de Altamira en España

2. El templo de Abu Simbel, en Egipto

3. Sherezade, la narradora protagonista de Las mil y una noches

 

Etiquetado , , , , , ,

Libros escritos por mujeres en “Di amigo y entra”

He creado un nuevo blog para cuando me aburro en mis ratos libres. Se llama “Di amigo y entra” en honor de las puertas de Moria. Es mi cajón de sastre, donde llevo cuenta de pasadas lecturas y añado foto-composiciones y textos propios de vez en cuando. También hay  opiniones de películas de Navidad, porque soy un poco friki. Os invito a que lo visitéis y a que opinéis. He creado una etiqueta especial para poder visualizar de una tacada los libros escritos por mujeres -o cuya autoría es en gran parte femenina- que he leído. Aunque no me sorprende, sí me mosqueó que las entradas sin esa etiqueta son más que aquellas que la ostentan. También empleo la etiqueta “Galego” para quienes busquéis lecturas en mi lengua materna. Hala, ¡corred a verlo, insensat@s!

–> DI AMIGO Y ENTRA: outro sitio de Dúas Lúas.

Por cierto, podéis haceros seguidor@s del blog por correo-e introduciendo vuestra dirección en la casilla correspondiente dentro del propio blog, justo donde pone “Clic aquí para seguir”.

¡Saludos maleducados!

diamigo

Captura de pantalla de los libros escritos por mujeres en mi blog “Di amigo y entra”.

“Tom, Huck e o misterio da trabe de ouro”: aventuras do Mississippi á Costa da Morte

“Tom, Huck e o misterio da trabe de ouro” é un relato longo que podemos ler grazas á imaxinación da súa autora, Alex Bayorti, cántabra de nacemento e afincada en Galicia dende hai uns anos que, polo que semella, apaixonada dos retos, presentou a historia nun idioma -o galego- que xa fixo seu, á última edición do premio Antón Avilés de Taramancos, resultando gañadora. Grazas a ese feito, a editorial Toxosoutos publicou o libro, que ven de ser publicado tamén por Urco editora na súa liña xuvenil, nunha versión cunha atractiva capa, como ven sendo habitual, de José Ángel Ares. Esa foi a versión que lin, e quedáronme moitas ganas de comentala coa autora, cousa que foi posible porque dende o primeiro momento se puxo a disposición da curiosidade de Maleducadas.

capa-tom-huck-promo-471x710

Capa do libro, con ilustración de José Ángel Ares. Fonte: Urco.

Dela sabíamos o que aparece na solapa do libro: que naceu en Santander, pero ben puido ser outro lugar, xa que a mudanza foi algo recorrente na súa vida dende que era cativa. Que fose onde for, a lectura e a escrita acompañárona, sendo boas amigas dela. Que neste camiño foi dando a luz relatos varios publicados en volumes colectivos e revistas e colaborando na fundación da asociación editorial Nanas Ediciones Clandestinas, en 2012. E que traballa actualmente como redactora de contidos para diversos medios. Ademais, ao pouco de chegar a terras galegas, non quedou parada e, amén de aprender a lingua, converteuse en parte integrante e entusiasta da cultura do país, sendo cofundadora do portal de literatura Lermos.gal e participando en diversas iniciativas culturais.

foto-alex-700x700

Alex Bayorti, gozando da pesca o mesmo ca Tom e Huck. Fonte: Urco.

Antes de dar pé á entrevista que lle fixen, sinalar que estamos ante unha obra na que os protagonistas son as personaxes de Mark Twain, Tom Sawyer e Huck Finn, trasladadas de época e lugar e con outras características que as fan distintas das orixinais. Neste caso, andan por terras galegas, durante os pasados anos oitenta, e xa medradiños, buscando un tesouro.

Mais, que conta a sinopse oficial? Conta que…

… “Houbo un tempo en que a herba era máis verde, a luz máis clara e viviamos rodeados de amigos. Do mesmo xeito, Tom soñaba cada noite con aquel lugar sen horas onde era eternamente feliz coa súa benquerida Becky… e con Huck… que pasou con Huck?

A miles de quilómetros do seu fogar, nalgún lugar onde bate o nordés e sempre chove, o eco dunha lenda fai espertar arelas esquecidas no maxín de Tom, deprimido e abandonado de si mesmo. Se cadra esa é a oportunidade para abrir unha porta de volta cara a aquel mundo de tanto tempo atrás, na ribeira dun río sen fin.

A fin de contas, nada ten que perder.”

A partir de aquí, xa non garanto que o artigo estea libre de spoilers, así que abandonádeo quen desexedes ler esta historia sen ter máis información da debida…


D.L. [Dúas Lúas] Alex Bayorti non tiña nada que perder para decidirse a escribir este relato e presentalo máis tarde a un premio?

A.B. [Alex Bayorti] Absolutamente nada. De feito, gañar o certame foi pouco menos que un milagre. Escribo dende que teño uso de razón. Comecei a enviar manuscritos a concursos con vinte e cinco anos, cando aprendín a fracasar. Porén, por moito que aprendamos a fracasar, sempre hai un punto de non retorno, un intre en que decidimos darnos por vencidos. O premio Avilés de Taramancos era o meu punto de non retorno. Parece ser que o ser humano necesita dun final para que teña sentido o comezo de calquera cousa. Este comezo, por certo, encantoume.

premio-aviles-taramancos

Alex Bayorti recibe o premio Avilés de Taramancos 2016 en Noia. Fonte: La Voz de Galicia.

D.L. Non respondas se non queres mais,segundo vin, o teu apelido real é Martínez. O Bayorti ten algo especial?

A.B. Pois a verdade é cun acrónimo dos apelidos das miñas avoas. Eu non coñecín os meus avós e, realmente, foron elas as que tiveron peso na miña familia dende sempre. Decidín cambialo cando empecei a traballar como redactora. Alexandra Martínez Martínez é moi longo!

D.L. As aventuras do relato transcorren nos anos oitenta. É casualidade que no meu maxín, grazas ao cinema, os anos oitenta sexan esa época fabulosa onde parecía posible atopar tesouros?

A.B. Steven Spielberg fixo moitisimo dano e eu tamén fun vítima dos Goonies ou de Indiana Jones. Quen non buscou tesouros na súa aldea cando era cativo, a finais dos oitenta ou principios dos noventa? Realmente, a herba era máis verde por aquel tempo (ou iso o estarei a me facer vella “para estas merdas”). O que si que é verdade é que a xeración na que nacín (1985) foi a primeira que conviviu realmente coa tecnoloxía dos videoxogos e dos ordenadores ao mesmo tempo que pasaba horas e horas buscando tesouros en casas vellas, “explorando” os montes veciños ou indo á ría a pescar. Fomos, sen dúbida, unha xeración afortunada por podelo vivir todo.

goonies-fratelli

Mamá Fratelli quería o tesouro para ela. Por sorte, aí estaban os Goonies para opoñérselle! Fonte: PlayBuzz.

D.L. Os protagonistas da historia van detrás dun tesouro moi vinculado cos lendas míticas de Galicia: a trabe de Ouro, as Mouras das Covas, a raíña Lupa… Por que elixilas? Estaban aí cando as precisabas ou coñecíchelas e a partir de aí xurdiu o conto?

A.B. Coñecía as historias da raíña Lupa e a trabe de Ouro, das mouras e ese pasado mítico, dende que cheguei aquí. Gústame viaxar así que me movín bastante nestes dous anos por Galiza. Durante ese tempo namorei do Monte Pindo (mesmo quedei a durmir na ermida de San Guillerme no equinoccio de primavera un ano para poder ver amañecer dende ela e presenciar como o sol saía xusto por detrás do Pindo). Foi aí cando empecei a crear toda a historia, como pezas dun crebacabezas que ía encaixar despois de semanas seguindo as aventuras de Tom e Huck.

Lupa-1-225x300.jpg

A raíña Lupa. Fonte: Concello de Boqueixón

D.L. É imposible desligar a aventura deste recanto do mundo, á marxe de polos elementos lendarios, polos puntos de referencia xeográficos: Santiago de Compostela, Noia, Fisterra… como é posible que imaxinaches a Tom e Huck tan lonxe do seu espazo natural, que serían as veigas do Mississippi?

A.B. Seica aos Tom e Huck ideados por Mark Twain lles encantaría vivir nun lugar así, onde en ocasións o tempo se detén. Ese lugar é a Costa da Morte. Tiven a sorte de vivir nunha tenda de campaña no Cámping de Estorde, en Fisterra, durante todo un verán e descubrir que o tempo na fin do mundo é diferente, cunha cadencia fermosa. Por suposto, o punto de partida non podía ser outro que a miña querida Compostela e pasando pola entrada natural á terra prometida: Noia.

Mirador-de-O-Ézaro.jpg

Privilexiada panorámica da Costa da Morte dende o mirador do Ézaro. Fonte: A Costa da Morte.

D.L. Pola túa biografía sabemos que o galego non é a túa lingua materna, mais, como os protagonistas, aprendiches a defenderte nela. Foi decisión persoal ou aprendéronche bos amigos, como a Branca da túa historia?

A.B. Dende o primeiro momento que cheguei a Galiza (concretamente a Lugo), souben que quería falar en galego. Ao comezo non era nada  persoal. Tamén estivera antes en Budapest durante seis meses e aprendera a me defender o xusto en húngaro. Seica o idioma é riqueza e non se pode perder esa riqueza. O galego é a pegada dactilar deste pobo e que se perda significaría perder a identidade dunha cultura. É unha traxedia! A medida que fun coñecendo conceptos como o auto-odio e demais o asunto si que comezou a ser persoal. Tiven a gran sorte de que parte do meu contorno me falaba en galego e de que tiñan centos de libros nesta lingua. Se queres aprender un idioma, escoita falar a xente, le como se che fose a vida niso e ármate de valor para comezar a falar. E voilá!

D.L. A relación de amizade entre as mulleres é moi importante na novela, Tom abráiase do grao de confianza que existía entre un Huck que neste libro asimilamos como muller e outras personaxes como Branca –que sufrira maltrato- ou Becky –que buscaba protagonizar a súa propia vida-, facendo que Tom se sinta un pouco perdido. As mulleres deberamos estar máis unidas para defender os espazos que nos corresponden coma persoas?

A.B. Sen dúbida. As mulleres deberían, primeiro, facer un grande esforzo de desaprendizaxe (unha especie de desintoxicación) de todo o que lles ensinaron. É moi complicado borrar o que é aprendido durante anos e anos pero non imposíbel (nin moito menos). E despois? Poñelo en práctica. Coñezo demasiados casos de mulleres que, na teoría, se desenvolven como verdadeiras pasionarias pero que non saben tomar os seus espazos. Non estou moi de acordo co feito de defender un espazo que debería ser teu por dereito propio. Son máis de tomalo directamente. Sen máis explicacións. Na historia de Huck e Tom quería deixar claro isto mesmo.

D.L. A mocidade dos protagonistas escápaselles entre os dedos. Hai algo de morriña cara esa idade, ao tempo que parece exhortársenos a non deixar morrer por completo os rapaces e rapazas que somos ou fomos?

A.B. Algo? Hai todo de morriña, polo menos cando o escribín. De feito, foi unha especie de terapia porque cando o escribín estaba en plena crise existencial (teño unha cada dous anos así que o raro en min é non telas). O certo é que non hai mellor momento que este, que o agora. Tanto ten a idade. Nunca imos estar mellor que agora e é ridículo pensar no pasado con nostalxia o no futuro con ansiedade. Efectivamente, esta historia é para todas esas persoas que cren que agora xa non poden facer algo porque “o momento pasou”. O intre non pasa até que non morremos. Iso é o que pensan Tom e Huck. Iso é do que eu estou segura.

“Esta historia é para todas esas persoas que cren que agora xa non poden facer algo porque “o momento pasou”. O intre non pasa até que non morremos.”

D.L. Por que Mark Twain?

A.B. Porque sempre foi o escritor máis equilibrado dos meus andeis. Ese perfecto equilibrio entre acción e reflexión. Teño que confesar, non obstante, que del sempre me gustou máis o relato para o público adulto do tipo de “O home que corrompeu unha cidade” pero sinto un agarimo especial por Huck e Tom. Son unha nostálxica da amizade infantil, cando unha casa en risco de destrución era una casa encantada e baixo os nosos pés nadando no mar había baleas e bestas abisais. Que lle vou facer?

Mark-Twain.jpg

Mark Twain coa súa máquina de escribir. Fonte: Librópatas.com.

D.L. Unha última cousa: Algunha vez atopaches un pastor que estivera un anaco contándoche historias?

A.B. Non. Por desgraza. Dende pequena foi un deses oficios que me chamaban a atención. Pensaba – inxenua de min – que seguro que tiñan moito tempo para ler e escribir, e mentres estaban no monte rodeados de natureza! Máis bucólico, imposíbel.

4 R

E velaquí bucólica imaxe de pastores durante os anos 20 no porto de Palombera, en Cantabria, dedicada especialmente a Alex Bayorti. Fonte: Trashumando.


Coa curiosidade satisfeita, cando menos, polo momento, agradezo a Alex Bayorti a súa amabilidade para connosco, e, por se vós aínda quedastes con ganas de saber máis, tedes ao voso dispor, coma en cada entrevista maleducada, un pequeno anexo de referencias listo para descargar.

DESCARGA AQUÍ

“TOM, HUCK E O MISTERIO DA TRABE DE OURO”:

AVENTURAS DO MISSISSIPPI Á COSTA DA MORTE:

ANEXO DE REFERENCIAS

Etiquetado , , , , ,

El gran debate

[artículo publicado originalmente el 16 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


El 8 de marzo trajo a los titulares impresos y digitales un sinfín de entrevistas a escritoras de lo más variopinto, desde las que comenzaban su andadura literaria hasta las más avezadas exploradoras en este campo. Pues bien: a pesar de ese abanico amplio de experiencia, en esas entrevistas casi invariablemente todas las mujeres han tenido que responder a una cuestión recurrente, tan recurrente y falta de originalidad que ha comenzado a escamarme y a preocuparme por no haberla estimado yo suficientemente interesante para tratarla hasta ahora: ¿existe (oh pregunta trascendental e imprescindible, de respuesta incierta y terrible), EXISTE, repito, la LITERATURA FEMENINA? ¿Cómo he podido vivir sin reparar en una cuestión tan importante e insondable, una cuestión a la que todas las escritoras deben hacer frente? ¡Oh, indigna de mí, que flotaba ligera en el descreimiento! Pues bien: hoy os traigo la respuesta a ese enigma universal que trasciende lenguas y fronteras:

¿Existe la LITERATURA FEMENINA? Aquí está mi respuesta, alta y valiente: SÍ, EXISTE, por supuesto, y es SUPERIOR a la LITERATURA MASCULINA.

Bueno, si no os habéis indignado al leer lo anterior, deberíais hacerlo: la literatura no admite todas las etiquetas que le pongamos: por ejemplo, no admite la etiqueta de “femenina” lo mismo que no admite la de “masculina”. Y, si las admitiera, habría que admitir que naturalmente tanto los hombres como las mujeres podrían escribir literatura de uno u otro tipo, dado que nuestra creatividad, nuestra capacidad de ir más allá de una misma o de uno mismo, de trascendernos, está por encima de nuestro género, está en lo que nos hace ser humanas y humanos, y algo así parecen intentar hacerle comprender nuestras escritoras a quien les pregunta, que la cuestión carece de sentido ya que lo fundamental es el contenido y no “la mano que mueve la pluma” (parafraseando un conocido título de película).

Pero ¿qué responden exactamente nuestras escritoras cuando llega la inevitable pregunta (el gran debate) acerca de si existe la literatura femenina (o similar)? (debate que no surge, por cierto, ni en masculino ni en femenino cuando el escritor entrevistado es varón). Veamos algunas opiniones:

ANA MARÍA MATUTE: A lo mejor la mujer tiene una mirada diferente, pero no acabo de ver muy claro ese asunto, porque también la literatura es una, me da igual que esté escrita por un hombre que por una mujer. Hay libros buenos y libros malos, punto. Lo cierto es que buenos libros escritos por mujeres no faltan. [ver aquí]

LAURA FREIXAS: Si, creo que existe una literatura femenina o de mujeres con características propias, aunque está desvalorizada como todo lo femenino. (…) Pero las características históricas propias de la literatura femenina se diluyen a medida que hay más mujeres que escriben. (…) y ahora sé de dónde viene esa sensación vaga de incomodidad que tenemos todas cuando nos hablan de literatura de mujeres. Tengo muchos ejemplos concretos sacados de los periódicos con nombre y apellidos de críticas o columnas de opinión en las que se dice explícitamente que lo que es femenino no puede ser universal, que la literatura de mujeres no es gran literatura o literatura de verdad. [ver aquí (1) y aquí (2)]

MARÍA VICTORIA ATENCIA: Lo de la literatura masculina o femenina es una tontería. El poeta es poeta independientemente de que sea hombre o mujer. Es igual. [ver aquí]

CARMEN POSADAS: Se puede afirmar tanto que existe como que no. (…) Yo creo que los hombres y las mujeres pueden escribir igual de bien, pero también es cierto que todo influye a la hora de escribir: tu edad, tu religión, tu raza… y también tu sexo. (…) Yo no hago bandera de ser mujer, no hago una literatura femenina, ni feminista, pero que mi visión es la de una mujer, eso es algo evidente. (…) No intento hacer una novela femenina y creo, como decía Virginia Woolf, que hasta que empezaron a escribir las mujeres, todos los personajes de la literatura, Madame Bovary o Helena de Troya o Lady Macbeth, en realidad no eran mujeres, sino hombres travestidos. (…) No hay literatura femenina y masculina, lo que hay son temas masculinos y femeninos. [ver aquí (1) y aquí (2)]

ROSA MONTERO: [pregunta: Leí que te opones a hablar de una categoría de literatura feminista…] No sólo feminista sino también a la llamada literatura femenina. No hay una literatura femenina como no hay una literatura masculina. Es imposible adjetivar así. [ver aquí]

ISABEL ALLENDE: Creo que existe una perspectiva que la da el sexo, la edad, la raza y las circunstancias en que uno nace. Todo determina una perspectiva para ver la vida que, naturalmente, determina lo que uno escribe. Pero la literatura misma tiene como única materia prima la palabra, y esa no tiene sexo. A nosotras, como mujeres, no nos conviene segregarnos, porque ya nos segregan bastante, así que no creo necesario establecer un género que se llame literatura femenina. [ver aquí]

Vistas las opiniones, y en general, las escritoras se oponen férreamente a que se hable de una ―literatura femenina‖, pero yo creo que si fuera escritora y en una entrevista tras otra no dejasen de insistirme una y otra vez para que opinase sobre si existe la literatura femenina (algo que no hay constancia que le ocurra a los escritores), llegaría un momento donde el propio aburrimiento me haría ser maleducada y respondería como ya hice unos párrafos más arriba: Sí, existe la literatura femenina: es la que yo escribo y la considero mejor que la masculina. Parece que estén esperando esa respuesta con PAVOR y, la verdad, ¡se lo tendrían merecido! Tal vez nuestras escritoras deberían plantearse cambiar radicalmente sus respuestas ante el “gran debate”, ¿no creéis?, aunque no fuera más que para recrearse con la reacción de su interlocutor/a.

Reflexiones al respecto:

Etiquetado , , , , , ,

Feministas y escritoras

[artículo publicado originalmente el 9 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Ayer, 8 de marzo, celebramos el Día de la Mujer (o Mujer Trabajadora según versiones).Por ese motivo, queremos rendir homenaje a todas aquellas escritoras que con su vida y/o con su obra lucharon por la dignidad de la mujer. La verdad es que las mujeres escritoras son grandes feministas en general, y no podría ser de otro modo ya que para triunfar en el mundo de la literatura una debe ser capaz de luchar para ser escuchada, y ¿no es esa acaso la esencia (o parte) de la lucha feminista, el que seamos escuchadas y, al cabo, atendidas, en iguales o mejores condiciones (dependiendo de la mujer o teoría feminista en cuestión) que el varón? Sin embargo, ciertas mujeres, aún escribiendo, son feministas en primer lugar (de ahí que en el título de esta entrada el adjetivo “feministas” ocupe la primera posición), con mayor concreción y ahínco que el común de las escritoras, y a ellas va dirigida nuestra entrada actual. Podría decirse que son escritoras casi por casualidad, y que se acercan a la escritura por el deseo de dejar testimonio de su lucha a favor de la mujer.

Es difícil hacer una selección ecuánime, y muchas quedarán fuera, pero entre todas las feministas y escritoras que nos han cautivado destacaremos tres: Simone de Beauvoir, Mary Astell y Virginia Woolf.

Simone de Beauvoir (1908-1986) fue una escritora y filósofa francesa, pareja del también filósofo Jean-Paul Sartre. Su obra “El segundo sexo” (1949) es considerada por algunas personas como la biblia del feminismo.

simone_de_beauvoir

Simone de Beauvoir, autora de “El segundo sexo” Autor/a: desconocid@. Fuente: Wikimedia Commons.

Mary Astell (1666-1731), por su parte, escritora y retórica, es considerada la “primera feminista inglesa” y una de las figuras clave en cualquier aproximación histórica al pensamiento femenino sobre la educación de las mujeres por su defensa de la igualdad de oportunidades con los varones manifestada en su obra “Una propuesta seria para las damas, en beneficio de sus verdaderos y más altos intereses. Por una amante de su sexo” (1694).

Virginia Woolf (1882-1941), finalmente, fue una escritora y editora inglesa. Su largo ensayo “Un cuarto propio” -o “Una habitación propia“- (1929) fue redescubierto en 1970 convirtiéndose en un texto de referencia para los movimientos feministas.

–> Además, en Maleducadas: Quién lee a Virginia Woolf: el debate de “Una habitación propia”.

Más allá de esta tríada excepcional, la corriente feminista, amplificada en el mundo desde finales del siglo XIX y principios del XX gracias, entre otras razones, al auge imparable del movimiento sufragista anglosajón, que reivindicó el derecho a voto de la mujer, se extiende hoy día a lo ancho y largo del planeta. Como ejemplo, adjuntamos un listado de escritoras feministas de ayer y hoy de todos los continentes (o casi) clasificadas por ámbito geográfico:

  1. Península ibérica:
  1. Mundo anglosajón:
  1. Otros países:

Para saber más sobre feminismo y sufragismo:

Etiquetado , , , , ,

Club 100%: Desartellando Mundoespello

[artigo publicado orixinalmente o 13 de febrero de 2013 no blog en galego 100% Maleducadas, actualmente inactivo. Pica aquí se desexas consultalo completo]


Na nosa segunda entrega do club de lectura en galego (o primeiro que pasou por aquí foi O segredo da pedra figueira, de María Xosé Queizán) seguimos con fantasía, só que desta vez dunha autora de alén das nosas fronteiras: a escritora alemá Cornelia Funke, traducida á nosa lingua pola tamén muller Chus Bello, con quen por certo mantivemos unha maleducada conversa falando do seu traballo como tradutora.

O libro a debatir é o primeiro dunha saga, Reckless. Carne de pedra. Conta Cornelia que cando Will Reckless segue ao seu irmán Jacob  ao mundo tras o espello, habitado por seres máxicos, cae baixo a maldición da carne de pedra, e sobre esta historia que principia de xeito tan suxestivo non podemos deixar de imaxinar.

Coma saberedes quen sigades o club de lectura paralelo que facemos con libros en castelán, o esquema a seguir é un pouco libre; non pretendemos xulgar a lectura senón facernos preguntas deixándonos levar polo vento da escrita dun lado a outro como abellas pousándose de flor en flor: a nosa mel é a reflexión. Nesta ocasión, a nosa atención foise centrando en distintas áreas temáticas da novela, por así dicir, principalmente nas que nos levaban a outras historias como unha arañeira metaliteraria ou metaficticia, pois non só de libros falaremos senón tamén de fábulas e de cinema. Poderemos aguilloar, cal abellas, a vosa teimuda curiosidade? Acompañádenos nesta viaxe a través do espello e cruzade connosco ao outro lado, onde os contos se converten perigosamente en realidade, a través dun sexteto interrogante.

1. Espellos: por que nos fascinan?

Jacob ten un espello, mais non é un espello calquera: é a porta ao universo máxico dos contos. Quen pense que os espellos ou calquera das súas variantes (refírome a calquera superficie con propiedades reflectantes) son obxectos anódinos, que o volva a pensar despois de ler a nosa historia:

  • Narciso vólvese tolo tras namorarse do seu reflexo nunha lagoa.
  • Harry Potter atopa o Espello de Oxesed que provoca unha forte atracción en quen o mira.
  • A bruxa de Brancaneves escoita do espello que a rapaza é máis belida ca ela, e decide matala.
  • Os vampiros evítanos pois eles revelan a súa condición (non poden reflectirse neles)
  • As Charmed (traducible por Embruxadas), protagonistas dunha serie de televisión, son meigas boas que poden facer uso de espellos para conectar coa versión escura delas mesmas, como pode verse por exemplo no último capítulo (e dobre) da sexta tempada.
  • Noutra coñecida serie televisiva, Lost (Perdidos) non falta o seu respectivo espello; nesta ocasión trátase dunha estación submariña da misteriosa Iniciativa Dharma bautizada The Mirror (literalmente, O Espello).
  • Segundo a lenda urbana da Verónica (en España) ou Bloody Mary (mundo anglosaxón), o espírito do mesmo nome matará a quen a invoque diante dun espello.
  • Conta o mito grego de Perseo que este heroe venceu á mortífera gorgona Medusa grazas á axuda dun espello improvisado.
  • Algunhas versións do tradicional conto de fadas europeo A bela e a besta mencionan un espello máxico que podería empregarse para ver o que ocorría máis alá das fronteiras do castelo que o gardaba, incluída a versión cinematográfica de Disney. Quizais niso se inspirou Google para montar a súa megaestrutura de cámaras de vídeo do Google Street View
  • Falando de cámaras, na película O show de Truman, protagonizada por un xenial (incrible!) Jim Carrey, estas gravan todas as parvadas que este protagoniza para si mesmo (e os millóns de espectadores do show que ignoraba protagonizar) diante do espello do baño.
  • En Alicia do outro lado do espello Lewis Carroll mergúllanos novamente nun mundo fantástico, mais a porta resulta ser un espello (como no noso libro de lectura) e non o tobo de Alicia no país das marabillas.
  • Tamén Michael Ende, autor de títulos inesquecibles como Momo ou A historia interminable, sente fascinación polos espellos, e unha das súas obras levará por nome Der Spiegel im Spiegel (O espello no espello).

Poderás volver mirarte no espello sen sentir un arreguizo? Por certo, sabías que as persoas que teñen fobia aos espellos padecen eisoptrofobia ou catoptrofobia? Es ti unha delas?

Máis sobre espellos

2. Carne de pedra: existen maldicións ou seres similares?

Pensando na carne de pedra que vai tomando pouco a pouco o corpo de Will, veume á mente a expresión “ter corazón de pedra”, que se emprega para referirse a persoas que non teñen ou non manifestan sentimentos e compaixón cara aos seus e ás súas semellantes. Con seres coa carne de pedra, refírese tamén Cornelia Funke a que o mesmo corazón se lles petrifica? Carecen de alma e mesmo de vontade? Pasan así ante a miña memoria o Golem das lendas xudeoxermánicas, aMedusa (que mencionei co asunto dos espellos) que petrificaba ás persoas co poder dos seus ollos, aos larpeiros comellóns de rocha de Fantasía (que cohabitan o mundo creado por Ende cos Xigantes de Coiraza controlados, como se fosen Golems, pola feiticeira Xallide), os xigantes de pedra que albisca Bilbo Bulseiro na súa aventura pola Terra media (relatada na noveliña O hobbit, de J.R. Tolkien) ou mesmo, xa nun plano xeográficamente real, nos misteriosos Moái, guerreiros pétreos e colosais da Illa de Pascua. Inspiraríase Cornelia Funke nalgúns destes exemplos para crear a eses fascinantes seres de pétrea pel, que se multiplican ao parecer coma unha praga, coma unha enfermidade contaxiosa, que avanza cal lepra polo corpo dos afectados?

Ficción e realidade de xigantes pétreos 

3. Expresión: “ter corazón de pedra”: que significa?

A carne de pedra, da que xa falamos, tróuxome ao maxín a preciosa e terrible expresión “ter corazón de pedra”. Pero, exactamente, que significa? Intentando afondar nese asunto, atopei algunhas ligazóns curiosas, como a que enlaza co Wikicristiano (¿?). Ao parecer, o significado da metafórica expresión aparece na mesma Biblia:

Un “Corazón de piedra” describe un estado de insensibilidad espiritual y de indiferencia moral (Ez. 11:19). 

Algo máis que unha aprende, señor@s…

A expresión como metáfora

4. Irmáns Grimm: quen foron en realidade?

Dúbidas fóra: este libro escríbese en homenaxe a dúas persoas: os irmáns Jakob e Wilhem Grimm, que escribirán unha das máis famosas recompilacións de contos tradicionais europeos (ao cabo, non son os protagonistas certos Jacob e Will, irmáns?). Sobre isto, hai tanto escrito que sobra o que maleducadamente poidamos aportar, e máis nos últimos meses nos que se veñen conmemorando os200 anos da publicación da primeira e hogano coñecida recompilación de contos dos irmáns alemáns.

Todo o mundo fala dos 200 anos de contos

5. Animais humanizados: canto hai de animal nun ser humano?

Gústanos a raposa, polo menos a min (isto é, Dúas Lúas), e coido que a Bibliotecaria Maleducada está de acordo comigo. É unha personaxe cambiante que se move e metamorfosea entre a súa forma e personalidades humana e animal. Algo teñen os animais humanizados que nos engaiolan cando somos cativos (para mostra, a sona dos contos da maleducada Beatrix Potter)… e de adultos aínda teñen o seu aquel se quen escribe consegue dotalos de certa complexidade.

Un par de apuntamentos sobre animais moi humanos…

e 6. Contos infantís: aptos para nen@s?

Mais hai algo escuro no Mundoespello que percorremos tras os pasos dos nosos protagonistas, Jakob e Will; algo que se agocha nas sombras. Non: non todos os contos infantís foron considerados aptos para nen@s (xa o adiantamos en ligazóns anteriores), ou, se o foron, alguén esqueceu escribir nas últimas liñas: “E foron felices para sempre xamais”.

Mais vós si, caros lector@s, vos sede felices. Felices e maleducados, abofé! E agora déixovos: chámame certo espello…

Falando sobre contos para pasalo de medo

Etiquetado , , ,

Club 100%: 2ª lectura: Reckless. Carne de pedra

[artigo publicado orixinalmente o 11 de decembro de 2012 no blog en galego 100% Maleducadas, actualmente inactivo. Pica aquí se desexas consultalo completo]

Tras un campionato longo e esforzado de literatura de aventuras e fantasía en galego, non abandondamos de momento a nao desta temática porque chega unha vez máis o noso club 100%, de lectura 100% maleducada e na lingua deste país de brumas, con máis brumas se cadra neste mes de decembro, propicio para quedar na casa, sentar no sofá cunha mantiña, e darse á lectura. Aproveitando tan idóneas condicións, convocámosvos á segunda lectura, Reckless. Carne de pedra, de Cornelia Funke, como xa dixemos na mesma liña de aventuras e fantasía que as que participaron no campionato porque a boa fortuna quixo que mantivesemos unha maleducada conversa con María Xesús Bello, a tradutora do libro. O debate ou actividade sobre a lectura publicarase dentro de aproximadamente un mes. Aquí mesmo podedes ler os datos da obra elixida, extraídos directamente da ficha da editorial:

FUNKE, Cornelia. Reckless. Carne de pedra / trad. María Xesús Bello Rivas. Vigo: Xerais, 2010.  Premio Fervenzas Literarias ao Mellor libro Xuvenil/Infantil traducido ao galego, 2010

Jacob Reckless cometeu un erro: despois de moitos anos de precaución, seu irmán Will cruzou o espello e foi tras el… a un mundo no que os contos máis tenebrosos se volven realidade e no que a maldición dunha fada sementa carne de pedra. Ese mundo foi fuxida e fogar para Jacob durante moitos anos e nel andou por fragas e outeiros na busca de obxetos máxicos para reis e emperadores.Pero cando a pel de Will se transformaen xade, Jacob marcha na procura dunha única cousa: a menciña que salve a seu irmán.
Etiquetado , , , ,

“En cuarentena” y el deshielo de la poesía

Por vez primera en la historia de Maleducadas, traigo a la palestra de nuestro club de lectura un libro de poesía, en lo que me embarco con ciertas reticencias no por no ser amiga de poetas y gente de mal vivir, sino porque, como lectora del género, lo considero muy personal, un cara a cara crudo con el texto, sin la distancia calculadora que puede aportar el enigma en una clásica novela negra o la temporal y saludable desconexión que aporta una buena novela de fantasía. Pero hay cosas que desgranar en el poemario que traigo ahora a la palestra, cosas que no quiero dejar pasar por alto porque me pregunto si las apreciaréis si un día tenéis el libro en vuestras manos; en concreto, siete claves que considero fundamentales acerca de esta fascinante obra literaria que aparece bajo el título En cuarentena.

Cubierta de "En cuarentena"

Cubierta de “En cuarentena”

1-AUTORA Y OBRAS. La autora de En cuarentena es Siracusa Bravo Guerrero (Sevilla, 1983), que tiene otros trabajos en el mercado como Indigestión (2009) o De cómo Peter Pan me quitó demasiado (2011). No estamos, por tanto, ante una novata.

Siracusa Bravo Guerrero. Foto de Vanessa Blanco Jiménez [Fuente: blog de la autora]

En su perfil de twitter se describe como “bióloga en potencia, poeta, perfopoeta y antipoeta, pero ante y sobre todo: creadora”, que engloba al conjunto de las anteriores. Seguro que la buena gente maleducada entiende a qué se refiere al referirse a sí misma como bióloga, poeta y creadora, pero, ¿sabríais explicar qué son la perfopoesía o la antopoesía?

2-PERFOPOESÍA Y ANTIPOESÍA. La perfopoesía, de la reconozco mi previa ignorancia al respecto, es, básicamente, ampliar el mensaje del poema gracias a las artes escénicas como la música o la interpretación… o el dibujo, como en el poemario presente.

¿Conocen ustedes la Perfopoesia? Cuando un poeta necesita que aquello que escribe, en el momento que es llevado a escena para ser representado, se le dé más vida, se produce una simbiosis entre la poesía escrita y podríamos decir los atrezos, de los cuales se acompañan.

Por esta razón sin temor a equivocarnos acuñamos la idea de que lo que se conoce hoy como Perfopoesia, no es ni más ni menos que: una manera de hacer que un poema se enriquezca y se llene de más significado si cabe, que el que le ha dado su autor. Hay ocasiones que un poema además de ser bien recitado necesita que se le de mas vida. Esto se puede lograr acompañándolo de: música, vídeo, interpretación, etc., y ahí es donde surge lo que se está conociendo como “Perfopoesia”, es decir, que este nuevo estilo que surge lo que está logrando es que se ame mas la poesía.

Algunos quizás piensen, ¿pero esto es necesario, con lo que esta cayendo?, todos los movimientos que surgen en torno a la Literatura siempre son necesarios, y ¿saben por qué?, porque la literatura da consuelo, da esperanza, nos pone los pies en la tierra, y lo bueno de todo es que además es gratis, si gratis, porque si nuestros medios económicos para adquirir libros, (ya que no son baratos en nuestro país), no nos permiten hacerlo con la frecuencia que quisiéramos, podemos disponer de ellos en las bibliotecas públicas, que se van surtiendo de una manera regular con las nuevas publicaciones que surgen.

Le animo a que investiguen en este nuevo concepto literario, de cual ya se ha desarrollado algunos festivales, parece que a la persona que se atribuye la acuñación del término es a un poeta y provocador artístico que se llama, Antonio García Villarán más conocido como: El cangrejo pistolero. Les dejo con este video del último festival de Perfopoesia que se celebro en Sevilla en Octubre pasado versionando El niño Yuntero de Miguel Hernández, y les animo que sigan de cerca este nuevo estilo poético.

[Fuente: Canal de Cultura Contemporánea de las Universidades Públicas de Andalucía]

Ejemplo de perfopoesía es la propia presentación de En cuarentena que tenemos en youtube, a la que acompañan, en el canal de la editora, una serie de poemas del libro recitados. Ahora que conozco el concepto, lo he asociado con iniciativas de Galicia como Poetas da Hostia o el tándem poético Aldao-Lado.

La antipoesía, por su parte, nace de la mano del poeta chileno Nicanor Parra, que reniega en un momento dado de la poesía tradicional y busca expresarse con un lenguaje directo y coloquial, huyendo de complicadas figuras retóricas y sin ceñirse a las estrictas reglas de la métrica clásica. Yo encuadraría dentro de la antipoesía, verbigracia, el siguiente verso:

Y dar un vuelta y que todo siga igual, menos tú.

Siracusa Bravo Guerrero, “En cuarentena”

3-EDICIÓN Y SORPRESAS. Con En cuarentena se estrena en la colección de textos ilustrados Clemátide, de la editorial andaluza Maclein y Parker. Y sí, estamos ante un texto ilustrado. De hecho, el libro, tanto por su formato como por las pequeñas sorpresas que alberga, entra dentro de la categoría de “libros objeto”, por lo que su continente, además del contenido, es un tesoro en sí mismo. Es una tendencia que ahora mismo muchas editoriales están explorando, sobre todo en el ámbito poético (ahí está Apiario en Galicia; y pienso, por ejemplo, en su Auga a través, de Dores Tembrás), y juegan a entretejer el texto puro con solapas, grandes espacios en blanco, páginas en negro e ilustraciones, que en este caso corren por cargo de la propia Siracusa. Es una edición muy cuidada, preciosista, protegida por una camisa de cartulina que, anticipándose a la tentación de dejar el libro en la estantería como un bello adorno, nos pide en su contraportada que lo leamos, lo manoseemos y, llegado el caso, lo abandonemos en manos de una nueva lectora (o lector), y nos descubre en su interior una repetitiva letanía que enlaza con el mensaje que lanza Bravo Guerrero: “Sé que no lo soñé”, evocador fragmento de una canción de Joaquín Sabina que podemos ver en el siguiente vídeo.

4.SIMILITUDES Y FILATELIA. Tanto en ese estilo que podríamos denominar poesía visual como en el poco habitual formato apaisado que lo envuelve, me recordó al cuidado volumen Remontar o río, un poemario de edición limitada y autoría de Helena Villar Janeiro cuyas páginas se despliegan, al abrirlo, en abanico, como metáfora del viaje por el propio río al que se hace referencia, el Danubio. A todas esas sorpresas he de añadir que, como filatélica, me hizo sonreír encontrar un guiño a susodicho tipo de coleccionismo entre las páginas. (Para no arruinar la sorpresa, explico con texto en blanco de qué se trata). El guiño es encontrar dentro de un pequeño plástico un sello de curso legal emitido en julio de 2015 y que forma parte de la serie valores cívicos. ¿El valor destacado? No podía ser otro que la creatividad.

5-COMPLICIDAD E INTERACCIÓN. Llama la atención también que se busca continuamente la complicidad de la lectora o lector a través de pequeños detalles, como un sobre vacío al final del libro en el que está escrito un apartado de correos bajo el nombre de la autora, promoviendo la interacción de la lectora o lector con ella.

"Ahora te toca a ti..."

Invitación en toda regla: “Ahora te toca a ti…”

6-MENCIONES Y RETROALIMENTACIÓN. Al hilo de esa intereacción, son curiosas también las continuas menciones -con citas- a otros autores -músicos, escritores y poetas*- (en masculino; lástima, nos hubiera gustado saber las referencias femeninas de la autora), como espejo de la constante retroalimentación del arte poético.

7-TEMAS Y FORMAS. Finalmente, el poemario, pese a tratar los temas habituales en la poesía lírica e intimista (las emociones, la soledad, el amor, el miedo, la libertad…) y de un modo habitual, en este caso, empleando la primera persona del femenino (la propia autora), se vale para transmitirlos de la libertad de la poesía contemporánea, de vanguardia, sin ataduras.

No intentes rescatarme,

a menos que vayas a quedarte conmigo

y con el dragón que habita en mí.

Siracusa Bravo Guerrero, “En cuarentena”

Contiene lo que la autora consideró necesario para expresarse en cada momento: poemas compuestos por un único verso, a imitación de la actividad urbana de “Acción poética”, como poesía de guerrilla, lo que permite remarcar el mensaje; párrafos de prosa poética desnuda; estrofas de rima libérrima, con acuse de ritmo y cierto eco que no llegaría a denominar ni siquiera rima asonante; poemas que no se entenderían igual sin las ilustraciones que los acompañan. Esbozos de caligramas. Antipoemas. En sus cuatro grandes partes diferenciadas encontramos más de medio centenar de poemas a veces fechados, a veces titulados, a veces nada. Y siempre el frío, el blanco, el invierno, detrás de todo. Poemas heridos por el hielo que reposan, en cuarentena, esperando que el calor los despierte.

Si quieres saber más:


*Como maniática que soy, he tomado nota de todos los nombres, en orden de aparición (y espero no haberme saltado a nadie): Paul Valéry, Augusto Monterroso, Joaquín Sabina, Antonio Cubelos Marqués, Mario Barranco, Jesús Donaire Segura, José Luis Sampedro, Alejandro Diaz Castaño, Carlos Ann, Benjamín Prado, José Ángel Valente, Antoine de Saint-Exupéry.

Etiquetado , , , , , , , ,

¿Escribes o trabajas?

[artículo publicado originalmente el 2 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


A veces me he preguntado cómo harán todas esas escritoras anónimas a las que la fortuna de ver vista su obra publicada, premiada, vendida o ensalzada no les ha sonreído todavía. Está claro que todo el mundo tiene que buscar sus habichuelas, y aun cuando arda en sus frentes la fiebre de la inspiración deben tomarse un antipirético cualquiera mientras no llegue el momento de desatar 24 horas al día su genio sobre el papel (o la pantalla), y siguen soñando con el instante en que puedan permitirse el lujo de hacer de su vocación oficio.

Por supuesto, incluso escritoras reconocidas deben seguir manteniendo un empleo al margen de la escritura para ganarse la vida, y son muy pocas las que se dedican exclusivamente a escribir, aunque la mayoría de las escritoras pluriempleadas (por así decirlo) ejercen profesiones ligadas en cierta medida con las letras, como la enseñanza o el periodismo.

Con esa idea en la mente, he tropezado en internet con el libro Trabajos forzados: los otros oficios de los escritores, una curiosa guía que recoge precisamente los ―otros‖ trabajos que famosos escritores han tenido o han querido desenvolver, y muchos de ellos son realmente interesantes, como Jack London, reputado cazador de ballenas además de famoso escritor. El inconveniente es que, no teniendo el citado libro sobre la mesa, y pudiendo husmear solamente las sinopsis y reseñas que he leído por internet, no se cita más que a una única mujer: la irreverente Colette, feliz propietaria de un salón de belleza.

¿Es que no hay entre mis congéneres, me pregunto, exceptuando a Colette, quienes hayan mantenido su vida por obra y gracia de un segundo empleo? ¿O quienes hayan alcanzado lo bajo o lo alto del escalafón laboral en otras artes? ¿Quiénes han desarrollado una segunda faceta por necesidad o simple afición? ¿Las escritoras, en general, no pueden protagonizar una guía sobre curiosidades extra-literarias, no se salen del guión establecido? Así que me he puesto manos a la obra y he investigado el tema, y aquí os traigo los resultados de mi pequeño estudio, encontrándome con estas otras tareas realizadas por conocidas (y no tan conocidas) escritoras:

¿Cuál de estas ocupaciones os ha llamado más la atención? De entre los listados, ¿qué oficio no hubierais aceptado vosotr@s, de ser virtuos@s de la literatura, para manteneros y sacar tiempo para escribir simultáneamente?

Referencias:

Etiquetado