Archivo de la etiqueta: escritoras gallegas

Breve análise maleducada da colección “Mulleres bravas da nosa historia”

Mulleres bravas da nosa historia” é unha colección de libros orientados ao público infantil que recompilan recensións biográficas de mulleres senlleiras de Galicia, e, sen dúbida, con intención de convertelos en ferramentas da ensinanza dada a súa maquetación colorida, repleta de cadros explicativos, textos sinxelos e entretidas actividades, sendo o primeiro libro do proxecto, como non podía ser doutro xeito, o dedicado a Rosalía de Castro.

Os libros están encadrados dentro da política de Urco editora de apostar por unha concepción feminista da realidade -entre os obxectivos da cooperativa na que a empresa se encadra está o da “emancipaçom da mulher”-, denunciando o machismo asentado ou mesmo incrustado placidamente na sociedade, que podemos descubrir noutras novelas do seu catálogo, como A teoría do tempo imaxinario, de Eduardo Santiago ou Despois do Cataclismo, de María Alonso, e o seu intento de visibilizar as voces literarias femininas en volumes como Verbas de Atenea, editado por Contos Estraños, daquela editorial independente e hoxe selo de seu. Precisamente, o Verbas de Atenea ten en común cos libros de “Mulleres bravas…” que a autoría tanto de textos como de ilustracións queda completamente en mans de mulleres, e neste último caso súmase a iso o equipo editorial ao completo.

Así, a coordinación editorial (cando menos nos primeiros dous volumes da colección) corre a cargo de Andrea Jamardo Seijo, a revisión lingüística é responsabilidade de Raquel Vila Amado, e conforman o comité asesor Patricia Porto Paderne e Mariám Mariño. As ilustracións son da autoría de Eva Agra, unha ilustradora profesional coñecida nas redes, segundo nos contan as lapelas dos libros, co alcume de Komorebi. A redacción, pola súa banda, depende de cada libro. A Rosalía de Castro, a icona por excelencia da literatura galega, ponlle voz María Lado, empregando como transmisora unha simpática lucecú, mentres que o segundo número, dedicado a María Victoria Moreno, profesora e escritora, homenaxeada no II Día das Galegas nas Letras, asínao Eli Ríos, que escolle como narradora á afouta nena Navia. Na miña opinión, ese estilo de abordar as anécdotas biográficas pouco coñecidas das devanditas mulleres bravas, a carón de fragmentos da súa obra, e completar o perfil con fotos e ilustracións, a través do fío condutor de distintas narradoras, é un xeito orixinal de facer cómplices ás crianzas daquilo que nos libros se lles conta.

photo_0170551309aufbph

Eis a imaxe dos dous libros publicados ata agora da colección, “Rosalía de Castro” e “María Victoria Moreno”. A piques xa de entrar no prelo o terceiro volume, dedicado á pintora Xulia Minguillón e escrito por María Reimóndez.

A publicación desta colección foi posible grazas a unha campaña de mecenado virtual, e os nomes das persoas que colaboraron nelas aparecen reflectidas en cada número, figurando como librarías colaboradores, ademais, a Lila de Lilith, de Compostela, e a Suévia, da Coruña.

Obrigada tanto a Urco como a todas as persoas que participaron no micromecenado destas publicacións, desde Maleducadas, por axudar nesta labor de traer á luz o traballo de tantas mulleres que, habitualmente, queda na sombra, e aproveito para recomendarvos estes volumes como un bo agasallo neste día de hoxe, no que en Galicia vense celebrando nos últimos anos o aniversario de Rosalía coa suxestión de agasallar ás nosas amizades cun libro en galego e unha flor.

Etiquetado , , , , , ,

No bico un cantar: día de Rosalía

[artículo publicado originalmente el 24 de febrero de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Decía Curros Enríquez que Rosalía de Castro llevaba “no bico un cantar” (un cantar en los labios). Y ese cantar llega hasta nosotr@s con toda su luminosa sonoridad: hoy se conmemora el 175 aniversario del nacimiento de Rosalía de Castro [2012] (y en Maleducadas lo recordamos a través de todos nuestros espacios activos). Por ese motivo, se han organizado diversas iniciativas, entre otras un concurso de “haikus” al estilo japonés dedicados a la poeta de Galicia por antonomasia. Sin embargo, la iniciativa que ha cobrado más relevancia ha surgido del seno de la Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega: su propuesta invita a convertir el 24 de febrero en el Día de Rosalía, donde, al estilo del Sant Jordi catalán, se regalen libros (en gallego) y flores.

dia-rosalia

Fuente: Asociación de Escritoras/es en Lingua Galega

Mucho se ha hablado sobre Rosalía de Castro, pero al final, como ocurre siempre con las grandes escritoras, lo que se hable es una nimiedad en comparación con lo que ellas han escrito. La moraleja es que lo que vamos a contar aquí no servirá de nada si al final no conseguimos que abráis la página de ese libro y leáis lo que cuenta, lo que canta y lo que grita Rosalía. ¿Qué tal si os acercamos un poquito a su vida a ver si picamos vuestra curiosidad?

Rosalía de Castro nace en Santiago de Compostela el 24 de febrero de 1837, y de todos es sabido sus orígenes escandalosos para la época, ya que era hija de una mujer de ascendencia hidalga y de un sacerdote, así que en el registro de nacimiento figura como “hija de padres incógnitos”. En los primeros tiempos fue criada por sus tías paternas en Ortoño (Ames), y por fin, siendo todavía una niña (de 5 años), su madre se hace cargo de ella y van a vivir juntas a Padrón. A pesar de haber ido a vivir con ella varios años después de nacer, Rosalía guarda un profundo cariño hacia su madre, que dejará un gran vacío en ella tras su muerte (cuando Rosalía ya estaba casada) y a la que consideraba valiente por enfrentarse a la sociedad para poder estar con su hija tras el engaño del varón (y sacerdote, para más inri). No parece caber duda sobre que estos hechos la marcaron como un estigma o cicatriz vital imborrable y tuvieron eco en el desarrollo de su personalidad y de su obra.

El 10 de octubre de 1958, Rosalía de Castro contrae matrimonio con Manuel Murguía. Poco se sabe con certeza de la relación amorosa que ambos mantuvieron, y suponemos que sería de luces y sombras, en parte porque el propio Murguía destruyó la correspondencia de su mujer tras la muerte de ésta (de ahí que hablemos de suposiciones). Sí es verdad que, con sus más y sus menos, su marido fue un gran apoyo para Rosalía y su trabajo literario.

Fruto del matrimonio nacieron siete hijos, de los cuales uno falleció antes de que lo hiciera su madre, con apenas un año de vida, a causa de un accidente, otra pena que habría de clavarse en su corazón.

El 15 de julio de 1885, desde su cama sintió llegar a la dama negra y pidió a su hija Alejandra, que la acompañaba, lo que parecía imposible desde aquel dormitorio: “Abre esa ventana, que quiero ver el mar“. Luego, expiró, para reposar al fin en la anchura de ese mar donde desemboca la vida y que buscaba con la mirada desde su lecho.

Empapada de su tierra y de sus gentes tanto como de sus circunstancias personales, Rosalía aportó su aguda visión sobre todo lo que la rodeaba y conmovía, y permanece vibrante todavía en su obra, de la que os presentamos un listado de sus títulos más conocidos. Escucha a Rosalía: léela:

  1. La flor. 1857 [castellano]
  2. Cantares gallegos. 1863 [galego]
  3. A mi madre. 1863 [castellano]
  4. El caballero de las botas azules. 1867 [castellano]
  5. Follas novas. 1880 [galego]
  6. En las orillas del Sar. 1884 [castellano]

Referencias:

Etiquetado , , , , ,

“Non hai luz sen escuridade”: todo o que sempre quixeches saber

Por obra e graza da súa autora, a quen estarei eternamente agradecida, caeu nas miñas mans un libro ao que lle tiña botado o ollo dende a súa publicación hai uns poucos meses: Non hai luz sen escuridade. O libro relata a historia de Lea, unha bruxa das tebras que, acompañada dunha loba e dun corvo, emprende a busca do seu dragón. Ao longo do seu periplo, coñecerá meigas e fadas, seres fantásticos, bandidos e xentes vilegas das que aprenderá (ou aprenderano dela?) que non todo pode dividirse en luz ou escuridade.

luz-escuridade

Unha casa de meigas, única luz no profundo do bosque escuro. Por cortesía de Pixabay

A maleducada que imaxinou esta historia fantástica, publicada por Urco na súa liña xuvenil, é Andrea Barreira Freije, galega de A Fonsagrada residente en Compostela que, con menos de 30 anos (é da xeración de 1986), ven deleitándonos dende hai tempo cos seus relatos, que podemos ler, entre outros, nalgunha das revistas (de formato libro) Contos Estraños publicadas pola editora homónima, que ven de integrarse como selo especializado, precisamente, dentro da xa mencionada Urco Editora.

abf

Andrea Barreira Freije tentou usurpar o trono feérico. Fotografía de Analía G. Alonso.

Unha vez lida e gozada a obra, coa que confeso que me divertín léndoa, quixen saber máis, que a curiosidade é un defecto que teño, e contactei con Andrea para atacala cos meus interrogantes. Como é moi boa xente, non tardou en responder ás miñas preguntas, e velaquí volas traslado para poñer luz (e tamén algo de escuridade, que de toda pregunta sempre sae outra) sobre todo o que sempre  quixeches (ou quererás) saber desta historia:

non-hai-luz-sen-escuridade

  • Por que me recomendarías ler a novela?

Porque todo o mundo, nalgún momento da súa vida, atopouse na mesma situación que Lea. Nese cruce de camiños entre quen somos, que queremos ser e o que cremos que os demais agardan de nós, todo isto, ademais, enleado coa percepción que os demais teñen de nós e que, de certo modo, tamén nos describe. É entón cando precisamos definirnos e buscar ese apoio tanto en nós mesmas como na xente que nos acompaña no camiño. Porque ao final o libro é iso, un camiño cara a aceptación dunha mesma, tanto coas nosas cousas boas, as luces, como as malas, as sombras. Un camiño no que o comprensión e a incomprensión mestúranse, no que as cousas non son o que aparentan… Entón, abrir a mente e enfrontarse e superar os medos son a mellores bazas que temos. Por iso creo que é recomendable Non hai luz sen escuridade, porque pode ser un espello no que verse reflectidas.

  • Son moitos os detalles que poderiamos destacar dela mais, o máis salientable, é Lea, a súa protagonista. Que nos podes contar dela e que ten de especial?

Curiosamente o que fai especial a Lea é a súa escuridade, as súas sombras. Trazos da súa personalidade que a definen e que, porén, tenlles medo porque neles está a súa forza. Pero Lea é demasiado orgullosa para deixarse levar por temores, ou quizais podería dicir testana porque cando se pon unha meta camiña decidida cara ela, inda que teña que parar a tomar folgos, inda que o mundo lle diga que non pode. É un ser forte, non polo seu poder máxico, senón polo xeito de afrontar cada reto que ten diante. Mais esa fortaleza non lle impide ter momentos nos que se sinte desbordada pola situación, impotente, cansa… Mais a súa afouteza empúrraa a seguir adiante, diría cun sorriso, pero Lea non sorrí demasiado. Outra parte da súa personalidade que a fai especial é a súa capacidade para ver nos demais cousas que pasan desapercibidas pero que definen ás personaxes que a rodean; calidades que só se ven se se deixan atrás os prexuízos. Lea acepta aos demais como son, tal cal, quizais porque agarda que suceda o mesmo con ela. Estas son algunhas das cousas que a fan especial para min, mais supoño que cadaquén verá nela outras características que destacar, ou iso espero.

luna-escuridade

Cómpre levar unha luz para atravesar a escuridade? Cortesía de Pixabay

  • Obviando os seus poderes, cres que Lea podería ser unha adolescente máis de hoxe en día, ou destacaría?

Inda que só sexa polo seu escepticismo e a súa capacidade para protestar e cuestionarse o establecido, creo que destacaría. Está no mesmo momento vital que as adolescentes, facéndose a si mesma, definíndose, rebelándose ao mundo, procurando a súa identidade. Pero é unha rebeldía visible, palpable, orgullosa que pecharía bocas a adultos, quizais, inda que sexa contraditorio, porque é unha rebeldía controlada aínda que veña de impulsos. O curioso de Lea é que apenas se deixa levar polas emocións, contrólaas para que os demais non atopen unha soa fisura no que se supón que é: unha rapaza escura, fría, imperturbable, que non debe sorrir, nin permitirse agarimos nin sentir cousas boas, fendas que poderían considerarse debilidades. Toda unha máscara. Chegados a este punto pregúntome se na adolescencia construímos a nosa máscara ou loitamos contra ela…

  • Acompañando a Lea hai dous animais que eu consideraría totémicos: un lobo e un corvo. Que papel xogan na novela?

Os seus papeis son fundamentais, porque son dous dos piares de Lea inda que cada un asuma un rol ben diferenciado. Son os seus mellores amigos, en quen deposita toda a súa confianza e cariño, os que completan a súa visión do mundo dende ben pequena. Completan e amplían, porque inda que Lea descoñece como é o mundo alén do seu fogar, estes animais non, polo que se conforman como resposta ante as múltiples dúbidas que a atacan nada máis poñer un pé fóra do castelo no que vive. Pero o máis importante é que son os que lle dan luz nas súas sombras. Isto en canto aos dous no conxunto. Agora por separado.

O corvo representa a conciencia. Como un Pepiño Grilo. Non deixa de ser, en certo modo, a voz familia, dos pais, que lle lembra o que ten e deber ser, o que lle recorda o que non debe facer. O que marca o que, no seu mundo, se considera correcto e incorrecto. É o amigo rosmón que di as verdades que moitas veces non se queren oír porque nos levan a contraria ou porque non nos conveñen, pero que precisamos escoitar. E malia todo, as discusións, as desconfianzas… quérense e respéctanse.

Sombra, a loba, representa a emoción e poderíase dicir que é a súa sombra literal. É a definición de amizade en si mesma. Está sempre, no bo e no malo. Acompaña a Lea en cada un dos pasos que dá e, como tal, deposita nela todos as inseguridades e anhelos. Ademais a loba representa o seu poder como ser da noite, como a proba irrefutable do seu lugar, do que é e do que chegará a ser, de aí que xa a acompañe dende o seu nacemento. Un aspecto importante en canto a Sombra é que cando está coa loba Lea é ela mesma, non hai aparencias que finxir. É a aceptación plena.

  • Como describirías a relación de Lea cos seus pais e, máis especialmente, co seu pai?

Complicada? Conflitiva? Os pais de Lea son os Señores da Escuridade, os máximos representantes das sombras no seu tempo, polo que tamén teñen o seu rol que cumprir, a súa máscara. Na familia de Lea non hai espazo para rir, nin para os agarimos. Ollo! Iso non significan que non se queiran, só cambia a súa forma de expresar ese afecto. Converten cariño en expectativa, en ansias de poder. Na medida en que Lea demostre o seu valor, desmesurado, quedará demostrado o bos pais que foron. Na medida en que a filla supere aos pais, estes cren que os vínculos se volverán máis fortes. Pero precisamente aí nace o conflito na súa relación. A esixencias afogan a Lea que non está moi segura de querer ir polo camiño que marcan os seus pais, sobre todo o pai. É unha loita interna moi forte, porque por un lado teme a decepción que lles pode causar se non atopa o dragón, se non se converte na feiticeira que agarda, pero por outro quere que lle deixen ser ela mesma sen xustillos do que ten que ser una dama escura. Todas as sombras que se atopará Lea na súa procura non deixan de ser a ollada do pai, o recordatorio de quen é, de quen será e todas as dúbidas que ela ten dentro dela. As relacións familiares non son doadas para ningunha das personaxes do libro…

  • Hai moitos elementos recoñecibles para os amantes dos libros de fantasía: as runas gravadas na pel, medallóns máxicos, libros de feitizos… Cal deles che gustaría posuír (aínda que non estea na relación que acabo de apuntar)?

Só podo escoller un? Neste caso supoño que as runas por todo o que significan. No libro son moito máis que unha mostra de maxia ou poder, son un símbolo de identidade. E como a identidade vai mutando, as runas tamén cambian en función do seu posuidor. Ademais protexen e amplían os poderes. Se entendemos que a forza, de certo xeito, parte de coñecerse a unha mesma, que é algo que nos axudará a enfrontarnos ao día a día, non é un mal elemento. Ademais as runas, sobre todo aquí en Galicia, teñen ese vínculo á terra, ás raíces, á nosa cultura… Inda que non lle faría feos a ningún.

  • Tiveches en conta os contos e lendas tradicionais para crear os seres que poboan a novela, como as fadas ou as harpías? Son seres que poderías topar na Fonsagrada?

Si, de feito están sacados do imaxinario colectivo e tradicional. Nunha primeira versión había inda máis, pero xa me parecía un pouco excesivo polo que a lista reduciuse a aqueles que máis poderían influír en Lea. Por exemplo, as meigas e bruxas, brancas e negras, que atoparedes no libro teñen as características “de manual”, máis ou menos, porque nada é o que aparenta, pero as súas funcións, o que fan, como o fan… están extraídos de como a tradición as definiu. Acontece o mesmo coas fadas e as harpías, seres luminosos e escuros, caprichosas unhas, vingativas as outras, alegres as primeiras, castigadoras as segundas, ás brillantes case de insecto, ás escuras de ave… Logo teredes que descubrir ata que punto se asemellan a contos e lendas… E se se poderían atopar na Fonsagrada…? Moléstame que o dubides… (risas), a quen non vexa os seres máxicos que hai nas montañas préstolle as miñas gafas, iso si, segundo como sexa cadaquén verá uns ou outros, non se pode ter todo, inda que crer neles é un primeiro paso importante. Pero tede coidado… mouros, trasnos, meigas, ánimas… nin tan sequera os animais que poboan as fragas son o que parecen (risas).

  • Dende o meu punto de vista, hai un elemento oriental que funciona case como base da novela e está presenta ata no título, Non hai luz sen escuridade: o yin e o yang. Non pensas o mesmo?

Moi ben visto! De feito é un dos fíos que tece todo o libro. As personaxes divídense en seres de luz e seres escuros, esa diferenza está moi marcada. O yin yang divídese en branco e negro. En cada “gota” hai un núcleo oposto, e as personaxes, como o título indica, teñen os seus matices… que non desvelarei. Ademais este símbolo é un círculo, sen principio e sen fin, que se repite unha e outra vez. As luces e as sombras son as dúas cara dunha mesma moeda e aliméntanse. O título, precisamente, marca a liña, a visión do libro no seu conxunto, o que simboliza o yin yang. É curioso porque o título e a historia xurde dunha idea que tiven: “Pintarei o Arco da Vella de sombras, porque non hai luz sen escuridade” e logo decateime de que era o mesmo concepto que o yin yang.

“Pintarei o Arco da Vella de sombras, porque non hai luz sen escuridade”

  • O final, malia ser digno e dar por concluídas as principais directrices da novela, da pe a imaxinar segundas partes. Supoño que o pensaches…

(risas) Máis que pensalo eu pensárono por min. Xente que leu o libro preguntoume para cando a segunda parte… Resúltame curioso porque para min é unha historia pechada porque fala dun momento moi concreto da vida de Lea, dunha situación emocional bastante delimitada (inda que o final aparente aberto). De feito non estaba pensado para ter continuidade. Podería? Si… O que pasa é que non sei se unha segunda parte, inda que profundaría na historia de aventuras, por así dicilo, perdería a parte emocional… A porta non está pechada, a idea está aí, de feito a estas alturas coñezo tanto a Lea que sei por onde podería tirar o argumento, pero todo o está moi no ar. Así que nun principio non contedes cunha segunda parte. Así se a hai sorpréndovos (risas)

  • Que libros e películas de fantasía coidas que puideron influírche e/ou recomendarías?

Ademais das lendas e contos tradicionais que comentamos antes (hai un príncipe azul como representante dos segundos), declárome fan incondicional das historias de Michael Ende e Roald Dahl polos xiros que teñen as súas personaxes, polas viaxes que fan ao final para atopar o seu oco no mundo… Considérome influída por eles, opinión que comparten algunha das miñas amigas. Sen ir máis lonxe, hai pouco comentando cunha delas o libro dicíame que a personaxe que tece, da que non direi máis para evitar spoilers e que está inspirada na figura das Moiras, recordáballe a personaxes sabios e especiais e púxome de exemplo a Morla (A Historia Interminable de Michael Ende). Eu engadiría que O espello tras o espello, tamén de Ende, se axusta á miña visión de procura e camiño.

Outra influencia inconsciente e que me pillou por sorpresa cando ma sinalou David Cortizo, o editor do libro, xa no ámbito da animación, son as películas do Studio Ghibli, os animes de Miyazaki. Dicíame que se notaba polo peso que ten a propia natureza na historia e na relación das personaxes con ela. Eu recomendo calquera das historias: “Nausicaä del Valle del Viento”, “El viaje de Chihiro”, “El castillo ambulante”, “La princesa Mononoke”…

  • Faltoume falar de labirintos, de cervos, de príncipes…. Non sei se botas en falta algunha pregunta ou queres dicir algo máis alá das cuestións previas.

Labirintos… no fondo todo o libro é un gran labirinto, cada decisión tomada por Lea abre, ou pecha, un camiño novo e as opcións cambian e axústanse a elas. Nese labirinto unha das primeiras probas é o cervo, ser luminoso que, porén, reflicte escuridade… Outro ser que caeu nel é o príncipe, azul, valente, rescatador de princesas en apuros… O exemplo da perfección, mais, iso existe? Poderiamos falar de cada encrucillada, de cada elemento que empurra ou atranca, mais para iso mellor agardar a ler o libro.

Quen se atreve a atravesar as portas do labirinto? Cortesía de Pixabay

Quen se atreve a atravesar as portas do labirinto? Cortesía de Pixabay

  • Unha última cousa, por que o nome de Eume para unha das personaxes principais?

(risas) Cústame poñerlles nomes ás personaxes. Paréceme un aspecto tan definitorio, que marca tanto e… polo que me protestan tanto as personaxes que ás veces remato unha historia e as personaxes seguen sen un. No despacho de meu pai hai tres mapas: un da Fonsagrada, un de Lugo e un de Galicia. Ás veces pérdome entre os nomes de distintos puntos xeográficos e neles aparecen os nomes. Lea e máis Eume son dous ríos. Pero é por Eume por quen preguntas. Ben, que é un río xa está dito, mais non é un río calquera. É parte da cultura e do imaxinario galego porque baña as Fragas máxicas, e Eume, a personaxe, habita nunha desas fragas. Non só é o seu fogar é parte de si mesmo e el é parte dela. Ademais, foi caer nese recuncho e saber que sería o seu nome.

Coma runas de poder, os fungos tatúan a pétrea pel dun penedo do río. Cortesía de Pixabay

Coma runas de poder, os fungos tatúan a pétrea pel dun penedo do río. Cortesía de Pixabay

Pois xa sen máis preguntas, e agradecendo novamente a Andrea a súa boa disposición para falarnos do universo de Lea, sabede que, coma sempre, podedes acceder a un pequeno anexo de referencias para completar a información sobre a súa obra e sobre as cuestións que as preguntas abriron.

DESCARGA AQUÍ

NON HAI LUZ SEN ESCURIDADE:

TODO O QUE SEMPRE QUIXECHES SABER.

ANEXO DE REFERENCIAS

Etiquetado , , , , , , , , , ,

As escritoras e os premios da editorial Xerais

Os premios literarios que convoca a editorial Xerais de Galicia son, pola súa contía e continuidade, dos de maior proxección da lingua galega na actualidade, quizais só superados, mediaticamente, polo galardón das Letras Galegas que, á fin, dedícase a unha persoa e non a un traballo literario concreto coma ven sendo no caso dos Xerais.

Nestes días, en que veñen de fallarse os premios da editora nas tres categorías en liza (un premio de novela e outros dous que se orientan á literatura infantil e máis á xuvenil respectivamente), déuseme por facer uns poucos números sobre o tema.

O Premio Xerais, ao que concorren novelas previsiblemente orientadas a público adulto, leva no seu haber trinta e unha edicións (1984-2015), e chama a atención que ata a súa edición número dezaoito (ano 2001), en que aparece o nome gañador de Marilar Aleixandre, non se lle concedeu a ningunha muller, quedando deserta entre medias a edición do ano 1993.

Dende 2001, concedéuselle a un total de 8 mulleres, grazas ao que as porcentaxes de mulleres premiadas ascenden ao 22’5% do total, unha das cales (María Lorenzo Miguens) foi covencedora xunto co seu pai, Manuel Lorenzo Baleirón, e a última premiada escritora foino en 2014 (María Reimóndez).

Onde as mulleres si conseguiron maior trascendencia nestes premios é no eido da literatura infantil e xuvenil, xa que nos Premios Merlín (nome co que se bautizou a categoría de premios dirixidos aos lectores e lectoras máis novos) atopamos unha presenza feminina que pode considerarse significativa, cando menos ata que aparece unha etapa de baldío feminino, onde todos os galardoados son homes, que discorre entre 1996 (cando resulta premiada An Alfaya) ata 2008, no que Mar Guerra Cid se alza co galardón.

Este Premio Merlín conta con 29 edicións (1986-2015) divididas en dúas etapas: infantil e xuvenil (1986-2005) e só infantil (2006-actualidade), o que é debido a que a partir de 2006 a editorial convoca un premio específico de novela orientada a público xuvenil, por convenio con Caixa Galicia (actualmente fusionada en A Banca), polo que o Premio Merlín propiamente dito queda restrinxido a literatura infantil.

Cómpre reseñar que xa na primeira edición dos Merlín resulta premiada unha muller: Úrsula Heinze. Dende entón, foron premiadas 11 mulleres, a última este mesmo ano 2015 (Érica Esmoris), o que significa case o 38% do total de persoas premiadas, unha porcentaxe que non está nada mal se temos en conta as cifras do Premio Xerais de novela que non chegaban nin ao 23%.

O premio específico de novela orientada a público xuvenil, bautizado nunha primeira etapa (2006-2011) co nome da entidade patrocinadora (Premio Fundación Caixa Galicia de Literatura Xuvenil) e nunha segunda como Premio Jules Verne (2014-2015), con parón de 2 anos (2012-2013) probablemente debido a vicisitudes externas relacionadas co patrocinador, malia levar pouco tempo de percorrido, fai que nos congratulemos porque a porcentaxe de mulleres premiadas, das 8 edición convocadas e resoltas, ascende ao 50%, recaendo en 3 edicións seguidas (dato tristemente salientable) en mentes femininas, do 2007 ao 2009, e volvendo de novo a mans dunha muller (Andrea Maceiras) nesta última edición (2015) recentemente resolta.

Dende aquí, parécenos positivo que a visibilidade das mulleres neste tipo de galardóns literarios aumente co paso dos anos, dado o eco que alcanzan nos medios de comunicación, co que contribúen a normalizar unha situación (a de que as mulleres escribimos, sen etiquetas nin prexuízos) que, para min, estatísticas por diante, dista moito de ser a desexable.

Parabéns, pois, a Andrea Maceiras e a súa obra Europa Express polo Premio Jules Verne e a Érica Esmoris e Nena e o mar polo Merlín.

Sobre os premios da editorial Xerais na Galipedia (Wikipedia en galego):

Premio Xerais (de novela)

Premio Merlín (de literatura infantil e xuvenil, 1986-2005, e literatura infantil, 2006-actualidade)

Premio Fundación Caixa Galicia (de literatura xuvenil, 2006-2011) e Premio Jules Verne (de literatura xuvenil, 2014-actualidade)

Etiquetado , , , , , , , , ,

2014: Año Maleducado “Luísa Villalta”

Para quien no la conozca, Luísa Villalta (A Coruña, 1957-2004) fue una maleducada extraordinaria: su forma de vivir se ajustó a lo que el corazón, y no la sociedad, le dictaba. Y le dictó, entre otras muchas cosas, dirigir su aliento a sus congéneres, a su tierra natal y su lengua materna, a su música, a sus palabras, a sus versos…

Queda, pues, inaugurado oficialmente este 2014, Año Maleducado “Luísa Villalta”, dedicado a todos los acordes que una vez frotó con el arco de su violín, a todas las historias y metáforas que una vez imaginó sobre el papel. Y lo inauguramos, como no podía ser de otra manera, en la galaica lengua, en el cubículo más netamente descarriado de nuestro hogar: 100% Maleducadas.

He aquí el enlace a tan magnífico y señalado evento:

INAUGURACIÓN DO ANO MALEDUCADO “LUÍSA VILLALTA”

ano-luisa

Etiquetado , , ,

Memoria de la guerra a través de las mujeres gallegas

El segundo de los 12 días de Navidad de Maleducadas nos acerca a una novela histórica de hondo estilo poético y evocador que habla de Galicia, de mujeres, de Guerra Civil, y de exilio. Estamos hablando de As horas rotas, de Chelo Suárez Muíños, que en 2010 ganó el Premio de novela corta Manuel Lueiro Rey.

Día 2: novela histórica: As horas rotas

En As horas rotas la autora traza un recorrido que nos conduce de la mano de varias generaciones de mujeres por los caminos de la memoria y los paisajes de una guerra cruel e interminable que cruza y en ocasiones apisona los destinos de las personas, donde el exilio como marco y como espina nunca deja de acecharnos.

As horas rotas

Algunas opiniones sobre la novela:

Etiquetado , , , ,

Convocamos a una pegada de literatura gallega este 17 de mayo

Faltan 4 días para que Galicia conmemore el 49º Día das Letras Galegas, y desde Maleducadas nos sumamos a los actos previstos convocándoos a una pegada de fragmentos de textos firmados por alguna de las únicas 3 mujeres homenajeadas en fecha tan significativa (frente a 49 varones; el último este mismo año, Valentín Paz-Andrade): Rosalía de Castro (a la que se le dedicó la primera edición de este día, en 1963), Francisca Herrera (homenajeada en 1987) y María Mariño (recordada en 2007).

Y no será nuestra única campaña para celebrar las letras gallegas… Os reservamos una sorpresa para el mismo 17 de mayo…

Pero por ahora dejemos esa sorpresa: es el momento de concretar la pegada de literatura gallega escrita por mujeres.

¿Quieres participar? ¡Es muy sencillo! Descárgate los modelos que adjuntamos, imprime el que más te gusta (si te gustan todos, pues todos) y este 17 de mayo pégalo en algún lugar público (y donde esté permitido hacerlo, que no tenemos presupuesto para multas…). Luego, hazle una foto y envíanosla al correo maleducadas@gmail.com. ¡Visibiliza la literatura escrita por mujeres! ¡Difunde lectura!

¡Nos seguimos, maleducad@s!


Modelos para descargar:

Modelo 1: Rosalía de Castro

Modelo 2: Francisca Herrero

Modelo 3: María Mariño

Modelo 4: todas las anteriores + Valentín Paz Andrade

Etiquetado , , , , , , , , ,

A musa dos pobos: día de Rosalía

A musa dos pobos (“la musa de los pueblos”), como cantaba Curros Enríquez refiriéndose a Rosalía de Castro, nació tal día como hoy, un 24 de febrero de 1837, hace justo 175 años, y la Asociación Galega de Editores anima a celebrar este día, en Galicia al menos, regalando un libro (en gallego) y una flor.

Dejando al margen nuestras dudas sobre la conveniencia de bifurcar esfuerzos en la promoción de la literatura gallega (el 17 de maio, Día das Letras Galegas, está perfectamente asentado y por si fuera poco en origen está relacionado con Rosalía y la publicación de su Cantares Gallegos, con lo que humildemente creemos que debería reavivarse el fuego del 17 de maio y no dividir las brasas), desde Maleducadas nos sumamos al acto para tributarle nuestro rendido homenaje a la poeta (y escritora) de Galicia por antonomasia.

Añadimos la flor solicitada (con cariño para tod@s vosotr@s, nuestr@s maleducad@s lector@s) .

morgueFile free license

Y una vez añadida nuestra camelia, falta el libro. Pero eso sí, ya es cosa vuestra, así que os preguntamos: ¿qué libros en gallego (y escritos por una mujer, faltaría más) regalaríais?

Os pasamos nuestro listado (compuesto casi al azar, porque es imposible decidirse), donde conviven en alegre algarabía obras de distintos géneros, estilos y épocas (aunque priorizamos los publicados hace aproximadamente 10 años o menos para que sean más fáciles de localizar si los deseáis):

  1. Cantares gallegos. Rosalía de Castro. 1863
  2. Adiós María. Xohana Torres. 1971
  3. Unha árbore, un adeus. Marina Mayoral. 1988
  4. Dubido se matei a Lena. Medos Romero. 2000
  5. As chaves do tempo. Luisa Villalta. 2001
  6. As arpas de Iwerddon. Luz Pozo Garza. 2005
  7. Herba moura. Teresa Moure. 2005
  8. Areaquente. An Alfaya. 2009
  9. Dragal: a herdanza do dragón. Elena Gallego Abad. 2010
  10. Meu pai vaite matar. María Xosé Queizán. 2011

Y con esto nos despedimos para que podáis ir corriendo a elegir vuestra/s lectura/s. Nosotras ya comenzamos a recitar “Cantarte hei Galicia teus doces cantares“…

¡Nos seguimos, maleducad@s! ¡Feliz día de Rosalía!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

Preguntas entre los claros del bosque: entrevistamos a Arantxa Serantes

De vez en cuando, resulta reconfortante hacer una pausa, respirar, y mirar al horizonte (¿Entenderán las generaciones venideras qué significa horizonte cuando al alzar la mirada desde su ventana no vean más que ladrillos?), y no hace falta ser filósof@ para darse cuenta de cuántas preguntas de esas que no tienen respuesta vamos dejando atrás en nuestro deambular. A veces, no nos preocupa que no la tengan. Otras, en cambio, nos producen vértigo. Preguntas sin respuesta, y respuestas que nos formulan nuevas preguntas: ecos de palabras que acaban fructificando en diferentes ramas del árbol del pensamiento humano, como la filosofía o la literatura.

¿Por qué hoy nos hemos levantado maleducamente enrevesadas? A esta pregunta sí podemos responderos: nuestro ánimo hunde sus raíces en un libro (qué maleducados, siempre obligándonos a pensar): María entre los claros del bosque, un relato a modo de viaje iniciático que comienza en el instante en que la niña María (¿Zambrano?) cae a un pozo. Su autora, Arantxa Serantes (que es licenciada en Humanidades y actualmente investiga sobre las figuras de Rosalía de Castro y María Zambrano), ha tenido a bien responder a toda la batería de preguntas que esa historia nos inspiró.

P. Comencemos por lo fundamental: el argumento de María entre los claros entre los claros del bosque, ¿qué les puedes desvelar a nuestr@s lector@s sobre él, cómo lo resumirías?

R. Es un libro que pretende recuperar el estilo de una Alicia en el país de las maravillas o de El Principito, porque admite diferentes tipos de lectores y de lecturas. El lector/a se encontrará con un sencillo y original homenaje a la figura de María Zambrano desde la visión metafórica de Claros del bosque que ésta escribió y podrá viajar con la pequeña María al centro de sí mismo, que busca “aquello que vive y no se ve”.

P. Escribes el relato basándote en retazos de la biografía de María Zambrano. ¿Hasta qué punto la filosofía está presente en él? Si la función de la filosofía, como yo lo veo, es cuestionarnos a nosotros mismos y a lo que nos rodea, ¿crees que tal vez la literatura se adjudica hoy ese papel, o debería adjudicárselo?

R. Filosofía y literatura no deben suponer una dicotomía. Entre ellas debe haber una relación amorosa, de mutua pertenencia, porque ambas se  nutren de una misma raíz: la palabra. La primera, pretende dominarla y la segunda, comprender su esencia. La filosofía sin la literatura se desnaturalizaría, y al contrario, carecería de sentido. En mi libro la presencia de la filosofía y de la poesía es absoluta, porque la protagonista parte de la pregunta, que es lo que caracteriza a la filosofía y recibe una respuesta, totalmente poética, por parte de los personajes, para cerrar el círculo hermenéutico, mediante el cual la pregunta encierra en sí misma la propia respuesta. Detrás de este relato no hay sistemas filosóficos rígidos ni ensayos, sólo reflexión y contemplación de la existencia a través del entorno, verdadero sentido de la razón poética.

P. ¿Existen hoy buenas y buenos pensadores o la velocidad a la que vivimos impide pararse a pensar? ¿Tendríamos que pararnos de vez en cuando y dar un paseo por el bosque?

R. El paseo por el bosque es irrenunciable, porque el bosque no siempre es el mismo. Éste es un reflejo de la acción humana y de la relación del hombre con su propio ser. Decía Zambrano, que cuando el bosque detecta un intruso, sus criaturas enmudecen y cuando encuentran que alguien afín a su espíritu se acerca, se muestran como son y revelan su secreto.

Hoy en día no podría haber pensadores como Sócrates o Kant, porque en el primer caso, no serían tan “institucionalistas” sino librepensadores con un método propio, no marcado por terceros, lo que les convertiría en maestros y en el segundo caso, no se dejarían llevar por el ansia de publicar de forma sistemática y mecánica, realizarían una verdadera obra original aunque esta le llevara años conseguirla y sería recordado por generaciones venideras y no olvidado, como pasará en nuestra época, donde una publicación es efímera y pasados unos años, perderá interés y actualidad.

“El paseo por el bosque es irrenunciable”

P. He de confesar que, aunque no me era desconocido el nombre de María Zambrano, nunca me había sentido tentada a profundizar en su obra hasta conocer tu libro. ¿Crees que es una autora accesible para lector@s que, como yo, tenemos la filosofía algo oxidada? ¿Cuál debería ser el libro o libros de referencia de María Zambrano para principiantes?

R. Creo que la filosofía de Zambrano es accesible para todo aquel que tenga un mínimo de sensibilidad, porque ella vincula lo artístico con lo filosófico (estética filosófica) y lo eleva al ámbito metafísico como una forma de búsqueda y de respuesta a las grandes incógnitas universales: el ser, la vida, la muerte, el exilio…Los primeros libros que leí fueron El hombre y lo divino, Hacia un saber sobre el alma y Claros del bosque. Para aquellos no iniciados en la filosofía, les recomendaría una Introducción al pensamiento de María Zambrano de la autoría de Juan Fernando Ortega, quien conocía bien a la autora. A partir de ahí, todo depende de los intereses del lector/a, aunque creo que los títulos que cité con anterioridad, serían validos para comprender la estructura fundamental de su pensamiento.

P. En la reseña del libro en Meubook mencionas la conexión de María Zambrano con Galicia y con ciertos autores galaicos. ¿Esta relación se refleja de algún modo en sus obras?

R. Sí. Sobre todo en sus correspondencias, las cuales publiqué en el Boletín gallego de literatura de la USC [Universidade de Santiago de Compostela] y alguna que otra cita en sus libros y artículos, pero de forma más aislada. La relación más importante está entre Valente y Zambrano, porque corrigió su obra Claros del bosque, en particular, y le ayudó en múltiples ocasiones en la redacción y corrección de sus escritos y la adentró en la literatura galaica (gracias a él leyó a Rosalía de Castro), durante una etapa importante de su vida. También Camilo J. Cela le ayudó a conseguir el Premio Príncipe de Asturias o Rafael Dieste, un importante intelectual que le acompañó, en su juventud, en las Misiones Pedagógicas, son algunos ejemplos.

P. ¿En qué se parecen la María Zambrano real a la María de tu libro? (O en qué se diferencian, si lo prefieres).

R. La María de mi libro es una niña y representa la leyenda (no sé si real o ficticia) de su caída a un pozo y lo que allí pudo pasar, pues a raíz de este “rito iniciático” que supone una metafórica la caída a los ínferos revelaría su posterior vocación filosófica. A partir de una serie de detalles biográficos compongo una historia fantástica en base a un libro real de la autora. Yo, como autora, hago una simbiosis de María con mi propia persona, permitiéndole descubrir a otros su magia, tamizada por mi propia interpretación, diferenciando claramente lo real y lo ficticio, para animar a otros a seguir su camino.

P. ¿Te parece que la figura de María Zambrano se ha visto relegada a la sombra de otros filósofos y pensadores varones del siglo pasado por el hecho de ser mujer?

R. Lamentablemente, sí. La situación histórica que le tocó vivir, privilegió a otros pensadores de su generación y eso le restó brillo. Además, ser mujer, también supuso un problema. Muy pocas mujeres elegían esta profesión y su exilio provocó, aún más si cabe, el desconocimiento de su pensamiento en España y en Europa, que iba abocada a un saber más enciclopédico, hermenéutico y realista.

P. Para finalizar, en una entrevista admites que te hubiera gustado tomar un té con María Zambrano. ¿Con qué otras filósofas o escritoras te hubiera gustado compartir unas pastas, una infusión caliente y una conversación?

R. Con Lou Andreas Salomé, porque me gustaría compartir su conocimiento sobre Nietzsche y con Simone Weil, porque Zambrano llegó a conocerla en algún momento, además de la afinidad que siento hacia su forma de interpretar el mundo. También hubiera querido entablar conversación con Rosalía de Castro, porque en ella se encierra toda una cosmovisión de la tierra muy interesante y por supuesto, con Jane Austen, porque era una mujer que eligió la libertad en lugar de las apariencias, para construir un mundo propio y eso despierta mi admiración. Te preguntarás por qué no elijo a alguien más contemporáneo y tengo una razón para ello. Gracias a mujeres así, nosotras vemos el mundo de otra manera y gozamos de las oportunidades que ellas tuvieron que obtener con esfuerzo.

Tras un momento de reflexión para asimilar las últimas palabras de Arantxa, creo que debemos darle las gracias por acercarnos la figura de María Zambrano a través de este relato, y por satisfacer nuestra curiosidad sobre la pensadora y sobre su propio libro respondiendo amablemente a nuestras preguntas. Supongo que es el momento en que apagamos el ordenador y nos vamos a dar un paseo entre los claros del bosque más cercano. Desde aquí, os invito a probarlo. Y si queréis hacerlo en compañía de María, lo tenéis fácil: no hay más que entrar en el apartado de librería de Arantxa Serantes en Meubook e informaros allí sobre los sencillos pasos a seguir para haceros con un ejemplar de María entre los claros del bosque.

L@s lector@s más maleducad@s, si no la conocéis ya, os estaréis preguntando (lo que nos parece muy bien) quién es la autora. Ya os hemos dado una breve indicación, pero podéis leer una nota biográfica más completa en sus perfiles de Meubook o Redelibros; además, queremos resaltar que es autora del blog Pensamientos a duermevela, encuadrado dentro del grupo de El Correo Gallego, y os recomendamos encarecidamente que no dejéis de visitarlo.

[Para aquell@s que deseeis saber más, adjuntamos un anexo de referencias mencionadas en la entrevista, con enlaces relacionados con cada una.]

Etiquetado , , , , , , , , ,

Olimpiadas de Inverno: el debate sobre “Sol de Inverno”

Como una Olimpiada de preguntas: así imaginé para vosotr@s, queridas y queridos lectores, el debate del primer libro leído en nuestro club de lectura: Sol de Inverno, de Rosa Aneiros (Premio Xerais de Novela 2009).

Confesaré que nunca había gestionado un club de lectura virtual, así que lo primero que hice fue buscar ideas para hacerlo lo mejor posible intentando ser fiel a mi propio estilo pero dejándome inspirar por los que ya están en marcha, como el Club Virtual de Lectura de las Bibliotecas Municipais de A Coruña. Basándonos en él, tal vez algunas de nuestras próximas lecturas irán fragmentadas en varias entradas parciales relacionadas con el libro elegido en lugar de la entrada concentrada que presento ahora.

Como digo, lo tendremos en cuenta para próximos objetivos lecturiles, pero hoy ya brilla el Sol de Inverno y no queremos retrasarnos más, así que damos el pistoletazo de salida a las pruebas de las Olimpiadas de Inverno y comenzamos a plantearnos preguntas maleducadas sobre el libro. Podéis responder una, todas, ninguna, o las que queráis, y advertimos ya que en los comentarios aceptamos SPOILERS, así que si no habéis leído la novela no leáis los comentarios… ni lo que viene a continuación:

  1. Personajes:
    • Inverno es la protagonista. ¿Qué te ha gustado de ella, o qué destacarías?
    • Inverno aparece rodeada de numerosos personajes secundarios. ¿Con cuál te quedarías?
  2. Lugares:
    • Antes es el lugar donde nace y se cría Inverno. ¿Se parece a alguno que tú conozcas?
    • En su peripecia vital, Inverno debe abandonar Antes. De todos los sitios que aparecen en la novela, ¿cuál te gustaría conocer o conoces, o cuál, llegado el caso, elegirías tú para vivir?
  3. Conflictos y hechos históricos:
    • La Guerra Civil Española: Alfredo, el padre de Inverno, asevera que “Nós, os que marchamos somos a mellor xeración que houbo neste país” (p. 178), como un eco del fúnebre pensamiento de que siempre se van los mejores. ¿Estás de acuerdo?
    • La emigración y el exilio: El Ipanema y su travesía a través del Atlántico aparecen en el relato como símbolo de quienes se fueron. ¿Tienes familia o amigos emigrados, o tú mism@ estás lejos de tu tierra o tienes pensado emigrar con la que está cayendo? Tal vez te interese saber que España vuelve a ser un país de emigrantes.
    • La dictadura de Batista y la revolución castrista: ¿Cómo hubiera sido Cuba hoy si no hubiera estallado, o hubiera fracasado, la revolución? ¿Es posible imaginarlo? ¿Es posible imaginar, por ejemplo, a una Venezuela chavista sin el ejemplo castrista? Un pasito más allá: ¿es posible imaginar cómo sería la historia universal si tan sólo uno de los hechos históricos registrados hubiera sido diferente? Existe un género literario que trata de presentar una historia alternativa: la ucronía. ¿Lo conocías?
    • Mayo del 68 en París: Mayo del 68 se asocia hoy en día a un movimiento juvenil que en el momento de producirse se creyó e hizo creer la ilusión de poder cambiar el mundo hacia mejor. ¿Crees que hoy siguen vigentes esos ideales? ¿Podrían relacionarse, por ejemplo, Mayo del 68 y el 15M, o son movimientos demasiado alejados en el tiempo?
  4. ¿Ficción o realidad?
    • Rosa Aneiros, en un vídeo, cuenta que su padrino, un emigrante retornado, le hablaba de Cuba, de La Habana, y que para ella se convirtió en un lugar que, sin haberlo visitado, conocía como la palma de la mano. ¿Te parece que conoces ya los lugares descritos en el libro aunque no los hayas visitado?
    • Castelao, Rafael Dieste y Carmen Muñoz y las misiones pedagógicas, Fidel Castro y el Che, Ian (representante de las Brigadas Internacionales), se pasean por las páginas del libro. ¿Ha sabido la autora fusionarlos con el resto del texto?
  5. Narrador: Aunque ya se nos va introduciendo a lo largo del libro en la crudeza del alzheimer, es al final cuando nos damos cuenta de su invisible importancia a lo largo de todas las páginas, y entendemos que el empleo de un narrador en segunda persona no es fruto de la casualidad sino que es la voz de una Inverno decidida a luchar contra el olvido. ¿Qué recuerdos te gustaría a ti rescatar del olvido?
  6. Final: retorno a Antes. ¿Qué quedaba del Antes que recordaba Inverno? ¿El Antes que recordaba Inverno existió alguna vez, o siempre fue un locus amoenus, su paraíso perdido? ¿Podremos encontrar el paraíso al final de nuestra vida o tendremos que seguir luchando, siempre, hasta caer exhaustos por el esfuerzo, como el propio padre de la protagonista, que no dejó de luchar en todas las guerras? ¿Acaso no es esa una metáfora de una vida plena, no dejar nunca de luchar?
El Ipanema de las preguntas ha zarpado. ¿Llegará a buen puerto?
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,