Archivo de la etiqueta: Mujeres poetas

Canta Rosalía

[artigo publicado orixinalmente o 24 de febrero de 2013 no blog en galego 100% Maleducadas, actualmente inactivo. Pica aquí se desexas consultalo completo]


Entre o 24 de febreiro e o 17 de maio os días medran, as flores comezan a alegrar os campos, nace a primavera, e as maleducadas do mundo inauguramos o noso trimestre rosaliano Canta Rosalía. Como unha primavera para Galicia e para o mundo das letras nace un 24 de febreiro de 1837 a nena Rosalía de Castro, e como camelias ábrense os seus Cantares Gallegos un 17 de maio de hai xa 150 anos, conmemoración que moitos anticipan ao día do seu aniversario co son das gaitas chorando a súa figura, pois como ela mesma declarou:

anque mimosa gaitiña

toque alborada de groria,

eu podo decirche:

Non canta, que chora.

Van medrando os días, e medran tamén os actos e xestos en memoria da escritora que desdeñaba que a chamasen poetisa por consideralo despectivo. Poeta, pois, es para nosoutras, que te upamos ao máis alto do podio maleducado polos versos e escritos que nos legaches, e pola túa defensa da lingua falada polo pobo e a túa denuncia contra o menosprezo xeneralizado cara as mulleres e as maleducadas literatas en particular. Descansa en paz: outras continuamos a túa loita.

Por iso, para non esquecer o camiño galaico e feminista desarborado pola nosa musa favorita, principiamos unha axenda en paralelo galego-castelá á que denominamos Canta Rosalía para espallar a súa obra, e que a poeta volva cantar as súas verdades ao vento. Esta semana que entra: rebentemos as caixas de correos con fragmentos da súa Carta a Eduarda! DESCARGA AQUÍ MESMIÑO UN MODELO PARA IMPRIMIR

portadafbrosalia1c

Non a coñeces? Pois deberías, porque se trata dunha epístola simulada onde se reflicte en toda su crueza a imaxe, cargada de prexuizos, que padecían as escritoras do século XIX (tal e como a sentía Rosalía en propia pel), a medio camiño entre soberbias e maleducadas, incluindo o selo de farsantes. Ante iso, e perante o mare magnum de xente de toda ralea que se lanzaran á aventura de escribir créndose homeros (situacións que, en maior ou menor medida seguen a ter vixencia hogano, sabendo que o documento se publica en 1865), quen asina a misiva, unha tal Nicanora, recoméndalle a outra, unha tal Eduarda, que, con obxecto de vivir sen presións nin preocupacións extraordinarias, escriba só para si mesma e que ao remate destrúa os papeis empregados no choio, dura penitencia para quen verte neles a súa existencia.

portadafbrosalia2b1

Descarga o documento con fragmentos de Carta a Eduarda, imprímeo, recórtao e espállao! –> DOCUMENTO

Etiquetado , , , , , , ,

El juego de la poesía

[artículo publicado originalmente el 23 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Imagina un género literario que descuartice palabras, que les haga masticar nuevos significados, que vista las letras de luto o que les ponga alas y las eche a volar como si fueran gorriones. Imagina un vacío enorme donde las frases se estrellan, y un tazón rebosante de sopa de letras donde en cada cucharada descubrimos oraciones sin sentido que acaban alimentándonos. Y ahora viene lo mejor: ¡ese género ya existe! Se llama poesía.

Ya en alguna otra ocasión hemos hablado aquí de poesía, en aquel caso como vehículo para hacer rodar juntos el amor y el desamor, a pocos días del 14 de febrero. Esta semana retomamos el arte de hacer vibrar versos en el papel para recordar que este 21 de marzo se conmemoró el Día de la Poesía.

No toda la gente aprecia la poesía, posiblemente porque se acercan a ella con prejuicios y precauciones. Es algo demasiado libre y demasiado múltiple para entenderla. Pero, ¿quién ha dicho que hay que entenderla? Si ni siquiera puedo entender los discursos de Nochebuena del rey, no voy a pretender entender los versos que buscan hurgar en lo hondo y caminar siempre un paso más allá (algo que pese a la opinión de algunos críticos –como José Luis García Martín, que afirma detestar “la poesía femenina”– sí puedes encontrar en la buena poesía escrita por mujeres). Pero aunque no la entienda sí puedo dejarme acompañar por su sonoridad, envolver por su ritmo y embrujar por sus palabras. Y quizá tras pasearme por los versos de algunas poetas descubriré que yo también he hurgado en lo hondo y caminado un paso más allá. No infravaloréis la poesía antes de haberos perdido en ella. En este juego gana quien antes (se) pierde. ¿Quieres jugar con la poesía?

En la partida de hoy tenemos tres invitadas de lujo: ¿eres capaz de adivinar de qué hablan sus versos?

1. Matilde Camus

En el azul sereno de tus ojos,

con ocho años de luz y de inocencia,

tu profunda sorpresa se hizo Ciencia

al creer eran bueyes pelirrojos.

(…)

La sinrazón, puesta en razón, os niega

este prodigio vivo, que ha nacido,

de escultura y color. Arte curtido

en la capilla de esa gruta ciega.

2. Rosa Lentini

En el interior de la montaña de arena, y tras subir los escalones de la escalera de metal, se obtiene una visión de la gran cúpula sobre el contorno posterior del templo.

Afuera, agobiado por el calor del mediodía, el corazón empezó a latirme con una nueva y descompensada fuerza.

Ya en la sombra, cuento el bombeo de la sangre y observo la inmensa ingeniería que soporta la montaña y guarda el templo de Ramsés.

3. Amalia Bautista

Llevo casi mil noches fabulando,

me duele la cabeza, tengo seca

la lengua y agotados los recursos

y la imaginación. Y ni siquiera

sé si me salvaré con mis mentiras.

¿Crees que has acertado? ¡Descúbrelo a continuación y sigue jugando a la poesía todo el año!

poesia-alegoria

Alegoría de la Poesía. Autores: Raffaello Morghen (printer) and Bernardinus Nocchi (drawer). Fuente: Wikimedia Commons

Respuestas:

1. El descubrimiento de las Cuevas de Altamira en España

2. El templo de Abu Simbel, en Egipto

3. Sherezade, la narradora protagonista de Las mil y una noches

 

Etiquetado , , , , , ,

“En cuarentena” y el deshielo de la poesía

Por vez primera en la historia de Maleducadas, traigo a la palestra de nuestro club de lectura un libro de poesía, en lo que me embarco con ciertas reticencias no por no ser amiga de poetas y gente de mal vivir, sino porque, como lectora del género, lo considero muy personal, un cara a cara crudo con el texto, sin la distancia calculadora que puede aportar el enigma en una clásica novela negra o la temporal y saludable desconexión que aporta una buena novela de fantasía. Pero hay cosas que desgranar en el poemario que traigo ahora a la palestra, cosas que no quiero dejar pasar por alto porque me pregunto si las apreciaréis si un día tenéis el libro en vuestras manos; en concreto, siete claves que considero fundamentales acerca de esta fascinante obra literaria que aparece bajo el título En cuarentena.

Cubierta de "En cuarentena"

Cubierta de “En cuarentena”

1-AUTORA Y OBRAS. La autora de En cuarentena es Siracusa Bravo Guerrero (Sevilla, 1983), que tiene otros trabajos en el mercado como Indigestión (2009) o De cómo Peter Pan me quitó demasiado (2011). No estamos, por tanto, ante una novata.

Siracusa Bravo Guerrero. Foto de Vanessa Blanco Jiménez [Fuente: blog de la autora]

En su perfil de twitter se describe como “bióloga en potencia, poeta, perfopoeta y antipoeta, pero ante y sobre todo: creadora”, que engloba al conjunto de las anteriores. Seguro que la buena gente maleducada entiende a qué se refiere al referirse a sí misma como bióloga, poeta y creadora, pero, ¿sabríais explicar qué son la perfopoesía o la antopoesía?

2-PERFOPOESÍA Y ANTIPOESÍA. La perfopoesía, de la reconozco mi previa ignorancia al respecto, es, básicamente, ampliar el mensaje del poema gracias a las artes escénicas como la música o la interpretación… o el dibujo, como en el poemario presente.

¿Conocen ustedes la Perfopoesia? Cuando un poeta necesita que aquello que escribe, en el momento que es llevado a escena para ser representado, se le dé más vida, se produce una simbiosis entre la poesía escrita y podríamos decir los atrezos, de los cuales se acompañan.

Por esta razón sin temor a equivocarnos acuñamos la idea de que lo que se conoce hoy como Perfopoesia, no es ni más ni menos que: una manera de hacer que un poema se enriquezca y se llene de más significado si cabe, que el que le ha dado su autor. Hay ocasiones que un poema además de ser bien recitado necesita que se le de mas vida. Esto se puede lograr acompañándolo de: música, vídeo, interpretación, etc., y ahí es donde surge lo que se está conociendo como “Perfopoesia”, es decir, que este nuevo estilo que surge lo que está logrando es que se ame mas la poesía.

Algunos quizás piensen, ¿pero esto es necesario, con lo que esta cayendo?, todos los movimientos que surgen en torno a la Literatura siempre son necesarios, y ¿saben por qué?, porque la literatura da consuelo, da esperanza, nos pone los pies en la tierra, y lo bueno de todo es que además es gratis, si gratis, porque si nuestros medios económicos para adquirir libros, (ya que no son baratos en nuestro país), no nos permiten hacerlo con la frecuencia que quisiéramos, podemos disponer de ellos en las bibliotecas públicas, que se van surtiendo de una manera regular con las nuevas publicaciones que surgen.

Le animo a que investiguen en este nuevo concepto literario, de cual ya se ha desarrollado algunos festivales, parece que a la persona que se atribuye la acuñación del término es a un poeta y provocador artístico que se llama, Antonio García Villarán más conocido como: El cangrejo pistolero. Les dejo con este video del último festival de Perfopoesia que se celebro en Sevilla en Octubre pasado versionando El niño Yuntero de Miguel Hernández, y les animo que sigan de cerca este nuevo estilo poético.

[Fuente: Canal de Cultura Contemporánea de las Universidades Públicas de Andalucía]

Ejemplo de perfopoesía es la propia presentación de En cuarentena que tenemos en youtube, a la que acompañan, en el canal de la editora, una serie de poemas del libro recitados. Ahora que conozco el concepto, lo he asociado con iniciativas de Galicia como Poetas da Hostia o el tándem poético Aldao-Lado.

La antipoesía, por su parte, nace de la mano del poeta chileno Nicanor Parra, que reniega en un momento dado de la poesía tradicional y busca expresarse con un lenguaje directo y coloquial, huyendo de complicadas figuras retóricas y sin ceñirse a las estrictas reglas de la métrica clásica. Yo encuadraría dentro de la antipoesía, verbigracia, el siguiente verso:

Y dar un vuelta y que todo siga igual, menos tú.

Siracusa Bravo Guerrero, “En cuarentena”

3-EDICIÓN Y SORPRESAS. Con En cuarentena se estrena en la colección de textos ilustrados Clemátide, de la editorial andaluza Maclein y Parker. Y sí, estamos ante un texto ilustrado. De hecho, el libro, tanto por su formato como por las pequeñas sorpresas que alberga, entra dentro de la categoría de “libros objeto”, por lo que su continente, además del contenido, es un tesoro en sí mismo. Es una tendencia que ahora mismo muchas editoriales están explorando, sobre todo en el ámbito poético (ahí está Apiario en Galicia; y pienso, por ejemplo, en su Auga a través, de Dores Tembrás), y juegan a entretejer el texto puro con solapas, grandes espacios en blanco, páginas en negro e ilustraciones, que en este caso corren por cargo de la propia Siracusa. Es una edición muy cuidada, preciosista, protegida por una camisa de cartulina que, anticipándose a la tentación de dejar el libro en la estantería como un bello adorno, nos pide en su contraportada que lo leamos, lo manoseemos y, llegado el caso, lo abandonemos en manos de una nueva lectora (o lector), y nos descubre en su interior una repetitiva letanía que enlaza con el mensaje que lanza Bravo Guerrero: “Sé que no lo soñé”, evocador fragmento de una canción de Joaquín Sabina que podemos ver en el siguiente vídeo.

4.SIMILITUDES Y FILATELIA. Tanto en ese estilo que podríamos denominar poesía visual como en el poco habitual formato apaisado que lo envuelve, me recordó al cuidado volumen Remontar o río, un poemario de edición limitada y autoría de Helena Villar Janeiro cuyas páginas se despliegan, al abrirlo, en abanico, como metáfora del viaje por el propio río al que se hace referencia, el Danubio. A todas esas sorpresas he de añadir que, como filatélica, me hizo sonreír encontrar un guiño a susodicho tipo de coleccionismo entre las páginas. (Para no arruinar la sorpresa, explico con texto en blanco de qué se trata). El guiño es encontrar dentro de un pequeño plástico un sello de curso legal emitido en julio de 2015 y que forma parte de la serie valores cívicos. ¿El valor destacado? No podía ser otro que la creatividad.

5-COMPLICIDAD E INTERACCIÓN. Llama la atención también que se busca continuamente la complicidad de la lectora o lector a través de pequeños detalles, como un sobre vacío al final del libro en el que está escrito un apartado de correos bajo el nombre de la autora, promoviendo la interacción de la lectora o lector con ella.

"Ahora te toca a ti..."

Invitación en toda regla: “Ahora te toca a ti…”

6-MENCIONES Y RETROALIMENTACIÓN. Al hilo de esa intereacción, son curiosas también las continuas menciones -con citas- a otros autores -músicos, escritores y poetas*- (en masculino; lástima, nos hubiera gustado saber las referencias femeninas de la autora), como espejo de la constante retroalimentación del arte poético.

7-TEMAS Y FORMAS. Finalmente, el poemario, pese a tratar los temas habituales en la poesía lírica e intimista (las emociones, la soledad, el amor, el miedo, la libertad…) y de un modo habitual, en este caso, empleando la primera persona del femenino (la propia autora), se vale para transmitirlos de la libertad de la poesía contemporánea, de vanguardia, sin ataduras.

No intentes rescatarme,

a menos que vayas a quedarte conmigo

y con el dragón que habita en mí.

Siracusa Bravo Guerrero, “En cuarentena”

Contiene lo que la autora consideró necesario para expresarse en cada momento: poemas compuestos por un único verso, a imitación de la actividad urbana de “Acción poética”, como poesía de guerrilla, lo que permite remarcar el mensaje; párrafos de prosa poética desnuda; estrofas de rima libérrima, con acuse de ritmo y cierto eco que no llegaría a denominar ni siquiera rima asonante; poemas que no se entenderían igual sin las ilustraciones que los acompañan. Esbozos de caligramas. Antipoemas. En sus cuatro grandes partes diferenciadas encontramos más de medio centenar de poemas a veces fechados, a veces titulados, a veces nada. Y siempre el frío, el blanco, el invierno, detrás de todo. Poemas heridos por el hielo que reposan, en cuarentena, esperando que el calor los despierte.

Si quieres saber más:


*Como maniática que soy, he tomado nota de todos los nombres, en orden de aparición (y espero no haberme saltado a nadie): Paul Valéry, Augusto Monterroso, Joaquín Sabina, Antonio Cubelos Marqués, Mario Barranco, Jesús Donaire Segura, José Luis Sampedro, Alejandro Diaz Castaño, Carlos Ann, Benjamín Prado, José Ángel Valente, Antoine de Saint-Exupéry.

Etiquetado , , , , , , , ,

La locura camaleónica

[artículo publicado originalmente el 10 de febrero de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Todo el mundo anda como loco recordándonos, como decían en el gran clásico del cine Hércules (versión de Disney…), que por amor siempre se hacen grandes locuras. ¡Ah, el amor!, ese sentimiento que ha llenado tantas páginas en los libros, tantos fotogramas en las películas, tantas notas en las canciones, tantas pinceladas en los cuadros, tantos catálogos en los centros comerciales… Bueno, lo vais captando, ¿no? Que con la excusa del San Valentín, que visto lo que nos vienen bombardeando está muy cerca, nos hemos vuelto vulgares y predecibles (la bibliotecaria maleducada y yo misma); y, ansiosas por responder a cuestiones mundanas, queremos acotar lo indefinible: ¿quién nos explicará qué es el amor? Hemos preguntado por ahí, y nos han dicho que ciertas mujeres pueden ayudarnos a captar su esencia, alejándose de convencionalismos, aunque les será imposible ofrecernos una descripción cierta y veraz. Su herramienta para cincelar las raíces, el tronco, las ramas, las flores y los frutos del amor son los versos: solemos llamarlas poetas. Y, según su perspectiva, no siempre ese amor es tan idílico y halagüeño como los catálogos de los centros comerciales nos quieren hacer creer.

Así, Sylvia Plath, intrigada a partes iguales por el amor y por la muerte, roza la incredulidad hacia el primero como cauce hacia el compromiso social que es el matrimonio, y aunque en ocasiones exalta la pasión amorosa no duda en revelarse crítica y mordaz ante la visión de un amor mitificado, auscultar la violencia que puede esconderse tras ese sentimiento y los conflictos que ocasiona, y ello sin cejar en el empeño de defender la dignidad de la mujer en todo momento.

Gabriela Mistral, por su parte, en una serie de cartas dirigidas a Magallanes Moure, hasta 38, va desgranando su visión negativa del amor como cautiverio, como un erotismo atrapado por la atracción física, inexistente sin la proximidad de un cuerpo, y que teje una relación hiriente en la que la mujer siempre sale perdiendo.

Más recientemente, Gioconda Belli evoca el amor más sensual, el arte de los sentidos, el erotismo más volcánico, el que desde antiguo está presente en el mundo, entre los hombres y las mujeres, volando libre y apasionado.

Pero sería injusta si no mencionase más que estos nombres sin apostillar que, como bien supondréis, el que las poetas hablen de amor no es algo reciente, ni está ceñido a un ámbito geográfico o cultural concreto. Al fin y al cabo, el amor es Jerónimo, es lanzarse desde la azotea de un rascacielos gritando Jerónimo como un loco y no tener miedo de estrellarse contra el suelo porque… el amor te da alas (esa era la descripción aproximada que nos daba sobre el tema el excéntrico Jerry Fletcher –Mel Gibson– en Conspiración). Y con esas alas podemos surcar el mundo a través del tiempo y el espacio.

Así descubrimos que no todas las poetas creen que el amor sea conflictivo, que esclavice, o que sólo podamos aproximarnos a él a través del goce de los sentidos. Para la princesa andalusí Wallâda, por ejemplo, era además traicionero, y lo sentía así porque su amado la engañaba y abusaba de su condición masculina para serle infiel.

¡Oh, por Cupido! ¿Acaso ninguna poeta ha sentido en su pecho las tiernas mariposas, en sus labios una brisa embaucadora, en su frente el júbilo ardoroso, llano y simple, de amar y sentirse amada, la cálida caricia del amor?

Porque, en su complejidad, el amor es un camaleón que muda sus colores como el clima. No lo mitifiquemos, no lo adobemos de candor y romanticismo, no nos apresuremos a descalificarlo tampoco, ni lo fragmentemos. Tomémoslo tal y como venga, con toda su gama de grises, con toda su confusa camaleonidad:

¡Enamorémonos todos los días del año!

(Ya veis, hasta las peores maleducadas nos volvemos sentimentales de vez en cuando…).

Nuestras fuentes:

cuore

Pintando un corazón, símbolo del amor.
Autor: Wilmar .t.l.r. Licencia: CC BY-SA 3.0
Fuente: Wikimedia Commons

Etiquetado , , , , ,

2014: Año Maleducado “Luísa Villalta”

Para quien no la conozca, Luísa Villalta (A Coruña, 1957-2004) fue una maleducada extraordinaria: su forma de vivir se ajustó a lo que el corazón, y no la sociedad, le dictaba. Y le dictó, entre otras muchas cosas, dirigir su aliento a sus congéneres, a su tierra natal y su lengua materna, a su música, a sus palabras, a sus versos…

Queda, pues, inaugurado oficialmente este 2014, Año Maleducado “Luísa Villalta”, dedicado a todos los acordes que una vez frotó con el arco de su violín, a todas las historias y metáforas que una vez imaginó sobre el papel. Y lo inauguramos, como no podía ser de otra manera, en la galaica lengua, en el cubículo más netamente descarriado de nuestro hogar: 100% Maleducadas.

He aquí el enlace a tan magnífico y señalado evento:

INAUGURACIÓN DO ANO MALEDUCADO “LUÍSA VILLALTA”

ano-luisa

Etiquetado , , ,

Una vida de poesía en la ciudad

Este año se cumplirán diez desde que nos dejó la violinista y poeta coruñesa Luísa Villalta, en marzo de 2004. En su haber maleducado encontramos, además de poesía, ensayos y narrativa, pero sin duda concentraba en los versos su poderosa mirada al mundo y al centro de sí misma. Es por eso que decidimos elegirla como recomendación poética del octavo de los 12 días de Navidad de Maleducadas, empezando un año en el que, como iréis viendo, sobre todo si seguís también nuestro espacio 100% Maleducadas, tendremos a Luísa Villalta muy presente, y lo hacemos con su obra galardonada con el Premio Espiral Maior de Poesía, En concreto, publicada póstumamente.

Día 8: poemario: En concreto

Poemario tremendamente personal que juega con variadas fórmulas expresivas para acercarnos de los paisajes externos que rodean a la autora, en rotundo homenaje a su ciudad natal, A Coruña, a otras más sutiles evocaciones de paisajes interiores.

en-concreto

Algunos apuntes sobre Luísa Villalta y En cconcreto:

Etiquetado , , , , ,

Nefoé: la huida de Perséfone

Habla, que tu voz se escuche, que resuene en lo alto de los montes y en lo profundo de los valles. Y la maleducada dijo así:

Tengo 37 años y vivo en Erandio, Vizcaya. Desde niña he sido muy tímida y no tenía confianza en mí misma así que no me adapté al colegio. Mi único pensamiento era terminar cuanto antes los estudios e hice formación profesional, trabajo de auxiliar de enfermería en el Hospital de Cruces. Como no me llevo bien con la educación tradicional desde adolescente me he formado yo sola en cuanto a literatura, arte, relaciones humanas con el medio ambiente y derechos humanos. La poesía apareció ante mí como una necesidad incontestable que no podía eludir y me ha guiado por los caminos de la escritura. La única desventaja de esta elección es que a veces la soledad es demasiada aunque gracias a los talleres literarios de Skolastika he tenido la oportunidad de compartir mi poesía y aprender mucho más de literatura.

Hasta aquí, querid@s maleducad@s, os presentamos a nuestro peculiar modo a Mariluz Secilla Souto, quien se sintió un día llamada por las voces maleducadas de la historia, por aquellas que, pudiendo callar, no lo hicieron, y las escuchó. Desde entonces, canta la grandeza y la pequeñez de la mujer en sus versos, exhortándola, cual Perséfone atada al inframundo, a huir de las prisiones que le construyen y que la constriñen:

corre, que el aliento termina

la longevidad acecha, la vejez te encomina

corre antes de empezar el día

No es fácil para una poeta ser escuchada. No era fácil ayer, como dejó testimoniado Rosalía de Castro en su Carta a Eduarda, ni lo es hoy, en la que a la condición femenina se suma la vorágine de nuestro tiempo, que nos arrastra a una espiral informe de creaciones. Debemos caminar con cuidado, escoger aquello que nos llena, y llevarlo con nosotras, sin dejarlo atrás. Mariluz escogió Nefoé como antes escogiera Rastrojos de mí misma, e intenta que otras escojan también las palabras que lo componen (¿o es “la componen”?), poniendo luz sobre

la porción de seres sin reconocer

esa mitad que no existe

Y aquí sabemos todas de qué seres habla…

Nefoé es un poemario breve, ilustrado, femenino y feminista, que aboga por la denuncia del patriarcado por el que acaban aplastadas mujer y naturaleza, como dos caras de la misma moneda. Pero el límite se ha sobrepasado y mujer y naturaleza se revelan. Aunque para vencer el surco en que siglos de patriarcalismo han ido encauzando a las mujeres no siempre es suficiente, porque, como mala hierba,

Los hombres la cortan

a destajo la machacan,

mas vuelve a surgir

a desafiar las manos rudas.”

La constancia, entonces, ha de ser fundamental, pues de otro modo se corre el riesgo de no alcanzar la plenitud y darnos cuenta de que, cansada de luchar, la mujer

antes de ponerse el sol

se puso las costuras en sus labios.

Por favor, maleducadas, : no os cosáis nunca los labios.

Los poemas están precedidos por una elogiosa introducción de la crítica literaria Josune Muñoz, una de las cabezas pensantes de Skolástika (proyecto maleducado del que más bajo haremos mención), que afirma cosas como que “la mayoría de las mujeres sabemos de qué espacios se hablan en NEFOÉ.”

Habéis degustado entre líneas unos pocos versos del total de los que dan forma a Nefoé, que la autora ha decidido autoeditar para deleite de las maleducadas del mundo. Escribiendo a nuestra dirección de correo electrónico maleducadas@gmail.com os diremos cómo conseguirlo completo.

REFERENCIAS:

ACERCA DE SKOLÁSTIKA

Skolastika es una ambicioso proyecto cultural con sede en Bilbao que nace con intención de divulgar la literatura y la cultura creada por las mujeres. Entre sus actividades, ofertan exposiciones, charlas y seminarios sobre la historia y la cultura de las mujeres, gestionan una escuela de literatura y crítica literaria de mujeres para mujeres, ofrecen talleres para preservar canciones y juegos tradicionales, mantienen una biblioteca especializada con una excelente aportación de cómic femenino, sostienen una colección de arte feminista, y, en fin, disponen como mejor pueden un espacio de encuentro y reflexión acerca de lo que mejor saben: la relación entre mujer y literatura.

SKOLASTIKA-CAPTURA-DE-PANTALLA

Captura de pantalla de la intro a la página web de Skolástika

Etiquetado , , , , ,

Dos narradoras y una poeta con laureles en la frente

La semana pasada llegaban a nuestro buzón de alertas informativas tres noticias distintas sobre la concesión de premios literarios de diferentes calibres a creadoras que expresan su literatura en español. Las afortunadas, en este caso, han sido Rosa Regás (que se alza con el Premio Biblioteca Breve), Zoé Valdés (ganadora del Azorín de novela) y Olalla Castro Hernández (galardonada con el Premio Nacional de Poesía “Miguel Hernández”).

Como siempre, lo que buscamos ante esta información es averiguar qué tal se llevan los premios con la mitad femenina de la humanidad, de lo que ha resultado lo siguiente:

El Premio Biblioteca Breve lo convoca la editorial Seix Barral entre 1958-1972 y desde 1999 renace por segunda vez hasta el presente, y a día de hoy está dotado con 30.000 euros de premio. Durante su primera etapa, se conceden 13 premios de los cuáles sólo uno, en 1971, recae en manos de una escritora, Nivaria Tejera (y su obra Sonámbulo del sol), en un auténtico rosario de desigualdades. A partir de su segunda etapa, sin embargo, la equidad comienza a ser una realidad y, de las 15 ediciones que en esta nueva época se fallaron, nos encontramos con 7 mujeres premiadas, la última Rosa Regás, en este mismo año, 2013, con su obra Música de cámara, una historia que repasa el amor truncado de unos amantes en el marco de la posguerra.

Rosa Regás (Barcelona, 1933) tiene bajo sus espaldas una sólida carrera en el mundo de la cultura y la literatura, con diferentes cargos asociados al mismo (llegando a directora de la Biblioteca Nacional Española entre 2004 y 2007) y alrededor de una veintena de obras publicadas.

Respecto al Premio Azorín de Novela, como el anterior, ve reflejadas sus convocatorias a lo largo de dos etapas, cuyo inicio según la más antigua de las cuales data de 1970. Resurgirá en una segunda oportunidad en 1994, mediante un acuerdo entre la Diputación Provincial de Alicante y la Editorial Planeta. Desde ese año, 1994, hasta el presente, se han fallado 20 ediciones, y actualmente quien obtiene el Azorín se ve recompensado con un premio en metálico de 68.000 euros. Si bien, hasta su 5º edición, la de 1998, el premio no recayó en una escritora (la primera en romper el maleficio sería la cubana Daína Chaviano con El hombre, la hembra y el hambre), el listado a día de hoy se haya técnicamente igualado gracias a que en las últimas 5 ediciones (incluida la de 2013) alzaron el galardón manos femeninas; hace apenas unos días sabíamos que se unía a la lista Zoé Valdés con La mujer que llora, que aborda la historia de una de las ex-amantes de Picasso.

Zoé Valdés (La Habana, 1959), compatriota casualmente de Daína Chaviano, tiene además la nacionalidad española desde 1997, aunque actualmente vive en Francia, expatriaciones debidas seguramente a su oposición al régimen castrista. Poeta y narradora, ha ganado un sinfín de premios y colabora en diferentes periódicos y revistas.

Más complicado ha resultado investigar el Premio Nacional de Poesía “Miguel Hernández” (que convoca la Fundación Miguel Hernández) debido a las hídricas ramificaciones en las que tiene origen, ya que además de éste, que al parecer está dirigido a poetas menores de 35 años, existe una edición internacional con la única limitación de presentar una obra en castellano, y un premio homónimo (Premio Nacional de Poesía Joven “Miguel Hernández”), para menores de 30, que convoca el ministerio español de cultura. De todas formas, no tenemos la certeza de que las cribas se correspondan exactamente con esos criterios. Desechando, pues, jóvenes e internacionales, centramos nuestros esfuerzos en localizar a los ganadores o ganadoras del certamen nacional, dotado en la actualidad con 3.000 euros. Completando datos de uno y otro lado hemos llegado a discernir que el premio se otorga desde 1982 (lo que deducimos porque la edición de 1987 es la VI) y, aunque han quedado muchos huecos vacíos, podemos dar nombre ininterrumpidamente a l@s premiad@s entre 2003 y 2013, década en la que la balanza se había inclinado un 70% a favor de los poetas; no obstante, gracias al premio de este mismo año, fallado en la persona de Olalla Castro con su poemario La vida en los ramajes, los porcentajes han subido a favor del genio poético femenino.

Olalla Castro Hernández (Granada, 1979) estudió periodismo y teoría de la literatura, trabajó como columnista en La Opinión de Granada, ganó varios premios literarios, y tiene una pasión oculta: la música. De hecho, nos despedimos escuchando a Nour, banda en la que es cantante y letrista.

¡Nos seguimos, maleducad@s!

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Se buscan invisibles elevadas al cubo

Ya hemos visto que las escritoras están estadísticamente mucho menos presentes que los escritores en la primera línea de la literatura. Dentro de esa literatura, un porcentaje de quienes escriben son poetas. Siendo la poesía un género menos leído que el narrativo, quienes lo escriben sin duda son mucho más desconocidos. Sumemos a ser mujer y poeta (invisible dentro de invisible), el haber decidido emplear como vehículo de tu talento tu lengua vernácula, y que esa lengua precisamente no sea la que ha gozado de la protección de la administración de tu país durante siglos. ¡Vaya!

Entonces, si hablamos de mujeres poetas que escriben en lenguas históricamente minorizadas estamos hablando de las invisibles que están en lo invisible dentro de lo invisible. ¡Qué mareo! ¿Y es posible entonces que lo invisible invisible invisible acabe saliendo a la luz? ¡Sí! Para eso los bibliotecarios han inventado las guías bibliográficas como la que Maleducadas, con la ayuda de su particular Bibliotecaria Maleducada, pone a vuestra disposición, como tributo a las mujeres poetas que en España se han decantado por expresarse en su lengua materna, para agradecerles su contribución en favor de hacer florecer el rico vergel lingüístico que respiramos.

¿Quieres conocer a las jóvenes poetas del gallego, catalán, euskera, asturleonés, aragonés, valenciano, extremeño o aranés? ¡Descárgate nuestra guía El vergel lingüístico busca poetAs! ¡Es toda tuya!

¡Nos seguimos, maleducad@s!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

Un solo día para la poesía

Hermoso y soleado amanece este marzo.

No podéis entender que llueve la sequía

y caminos sin vida pisan los pies descalzos:

la tierra se nos muere un poco cada día.

.

Mas hoy claman los libros, los cielos, la voz mía,

Que liberemos versos de tormenta y riada,

Que alce el puño la pluma y el grito la poesía

cuestionando sin miedos nuestra arrogancia humana.

.

¿Sólo un día para la poesía? ¿Sólo un día para hablar de tantas mujeres que la cultivaron ignorando los vientos varoniles que intentaban arruinarles la cosecha, y recogieron versos tempestuosos cargados de dinamita y fuego? Pues bien: queremos conmemorarlo con nuestra mascletá particular: os traemos un decálogo de fragmentos poéticos escritos por mujeres ¡de la Edad Media! ¡Que exploten los cañones, que Maleducadas los ha colmado de pólvora!

.

Decálogo de fragmentos de poetas medievales

.

Tras la separación, ¿habrá medio de unirnos?

¡Ay! Los amantes, todos de sus penas se quejan.

Paso las horas de la cita en el invierno

sobre las ascuas ardientes del deseo,

y cómo no, si estamos separados.

¡Qué pronto me ha traído mi destino lo que temía!

Más las noches pasan, y la separación no se termina,

ni la paciencia me libera, de los grilletes de la añoranza.

¡Que Dios riegue la tierra que sea tu morada,

con lluvias abundantes y copiosas!

Wâllada

.

Veo un vergel adonde ya ha llegado

el tiempo de la cosecha,

más no veo jardinero

que extienda hacia sus frutos una mano.

Pasa la juventud, perdiéndose,

y sólo queda algo que no quiero nombrar.

Qasmuna bat Ismail

.

Por vestirme de luto me amenazan

por un amado que me han muerto con la espada.

¡Que Dios tenga clemencia con quien sea liberal con sus lágrimas,

o con quien llore por aquél que mataron sus rivales,

y que las nubes de la tarde,

con generosidad como la suya,

rieguen las tierras donde quiera que vaya.

Hafsa bint al-Hayy al-Rakuniyya

.

¡Desgraciado que al verme

cree que se cumple su deseo

de encender a mi costa el fuego del combate!,

vete a comer por ahí y buen provecho,

que yo he sido creada

para vestir sedas y lino.

Nazhun bint al-Qalaai al-Garnatiyya

.

Aleja de la aguada de sus labios

a cuantos la desean,

igual que la frontera se defiende de cuantos la asedian,

a una la defienden los sables y las lanzas,

y a aquéllos los protege la magia de sus ojos.

Muhya bint al-Tayyani

.

Tú que cabalgas en pos de tu deseo,

detente y te dirá lo que padezco.

Los hombres no disputan sobre el amor que sienten,

mas mi pasión por ellos sobrepasa la suya.

Me basta ver alegre a mi amado

y por su amor y su alegría

me afanaré hasta el fin de los tiempos.

Zaynab al-Mariyya

.

Cuando los intrigantes quisieron separarnos

y no podíamos pedir venganza de ellos,

cuando al asalto se lanzaron de nuestra buena fama

y al verlo escasearon mis defensores y aliados,

contestaste a su ataque con tus ojos

y con mis lágrimas y aliento

que eran espada, torrentes y fuego.

Muhya bint Ibn Abd ar-Razzaq

(o tal vez Hamda bint Ziyād)

.

Iglesia, inconmensurable,

ceñida de armadura divina

y con jacinto ornada,

eres la fragancia

de las heridas de naciones

y la ciudad de las ciencias.

Oh, estás también ungida

en el sonido en lo alto,

y eres gema coruscante.

Hidelgarda de Bingen

.

Cómo querría una tarde tener

a mi caballero, desnudo, entre los brazos,

y que él se considerase feliz

con que sólo lo hiciese de almohada;

lo que me deja más encantada

que Floris de Blancaflor:

yo le dono mi corazón y mi amor,

mi razón, mis ojos y mi vida.

.

Bello amigo, amable y bueno,

¿cuándo os tendré en mi poder?

¡podría yacer a vuestro lado un atardecer

y podría daros un beso apasionado!

Sabed que tendría gran deseo

de teneros en el lugar del marido,

con la condición de que me concedierais

hacer lo que quisiera.

Beatriz de Día (Condesa de Día)

.

A ellos dos les fue a ocurrir

como a la madreselva que se une al avellano:

una vez que se ha prendido y adherido,

y que alrededor del tronco se ha enredado,

pueden vivir mucho tiempo unidos,

pero si se les quiere separar, el avellano

y la madreselva mueren rápidamente:

“Bella amiga, así nos sucede:

ni tu sin mí, ni yo sin ti”

María de Francia

(adaptación libre)

.

Para saber más sobre las poetas y las escritoras medievales:

Safe Creative #1203211343860

Etiquetado , , , ,