¿Escribes o trabajas?

[artículo publicado originalmente el 2 de marzo de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


A veces me he preguntado cómo harán todas esas escritoras anónimas a las que la fortuna de ver vista su obra publicada, premiada, vendida o ensalzada no les ha sonreído todavía. Está claro que todo el mundo tiene que buscar sus habichuelas, y aun cuando arda en sus frentes la fiebre de la inspiración deben tomarse un antipirético cualquiera mientras no llegue el momento de desatar 24 horas al día su genio sobre el papel (o la pantalla), y siguen soñando con el instante en que puedan permitirse el lujo de hacer de su vocación oficio.

Por supuesto, incluso escritoras reconocidas deben seguir manteniendo un empleo al margen de la escritura para ganarse la vida, y son muy pocas las que se dedican exclusivamente a escribir, aunque la mayoría de las escritoras pluriempleadas (por así decirlo) ejercen profesiones ligadas en cierta medida con las letras, como la enseñanza o el periodismo.

Con esa idea en la mente, he tropezado en internet con el libro Trabajos forzados: los otros oficios de los escritores, una curiosa guía que recoge precisamente los ―otros‖ trabajos que famosos escritores han tenido o han querido desenvolver, y muchos de ellos son realmente interesantes, como Jack London, reputado cazador de ballenas además de famoso escritor. El inconveniente es que, no teniendo el citado libro sobre la mesa, y pudiendo husmear solamente las sinopsis y reseñas que he leído por internet, no se cita más que a una única mujer: la irreverente Colette, feliz propietaria de un salón de belleza.

¿Es que no hay entre mis congéneres, me pregunto, exceptuando a Colette, quienes hayan mantenido su vida por obra y gracia de un segundo empleo? ¿O quienes hayan alcanzado lo bajo o lo alto del escalafón laboral en otras artes? ¿Quiénes han desarrollado una segunda faceta por necesidad o simple afición? ¿Las escritoras, en general, no pueden protagonizar una guía sobre curiosidades extra-literarias, no se salen del guión establecido? Así que me he puesto manos a la obra y he investigado el tema, y aquí os traigo los resultados de mi pequeño estudio, encontrándome con estas otras tareas realizadas por conocidas (y no tan conocidas) escritoras:

¿Cuál de estas ocupaciones os ha llamado más la atención? De entre los listados, ¿qué oficio no hubierais aceptado vosotr@s, de ser virtuos@s de la literatura, para manteneros y sacar tiempo para escribir simultáneamente?

Referencias:

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: