Leña al fuego

[artículo publicado originalmente el 3 de febrero de 2012 en el extinto blog Lecturas en femenino dependiente de la plataforma Libros.com. Pincha aquí si quieres consultarlo completo]


Con esto de la ola de frío siberiana se nota bastante rasca en el ambiente. No es que en la Península alcancemos los menos treinta y bajando de algunas zonas de Europa pero la bata en casa y la bufanda en la calle no hay quien nos la quite. Así que he pensado que para estos días heladores necesitamos echarle mucha leña al fuego para caldear, si no el cuerpo, al menos nuestra imaginación. ¿Qué escritoras, me pregunto, nos pueden ofrecer la leña (o las lecturas) que más calor produzcan? No, no estoy pensando en esas novelas pícaras y subidas de tono; pienso en algo más decididamente erótico, sutil e incluso violento en según qué casos. No unas chispillas: quiero el fuego más abrasador.

Vamos a ir subiendo la temperatura con la mejor pastilla inflamable, que avive unas llamas incipientes: La almendra, de Nedjma, donde se nos relatan las memorias de una mujer árabe que huye de su casa harta de las vejaciones de su esposo y descubre el placer sexual en manos de su amante.

Removemos las brasas para atizar el fuego con Ligeros libertinajes sabáticos, de Mercedes Abad, una colección de relatos de alto voltaje que satiriza el género galante y libertino.

Por si no tuviéramos todavía un gran fuego, añadiré otro leño: Las edades de Lulú, de Almudena Grandes, que va describiendo una larga, compleja y contradictoria historia de amor cargada de pasión que, al fragmentarse, hace caer a la protagonista en un infierno de deseos prohibidos y peligrosos.

Las llamas, ya imparables, nos hacen caer en un sopor febril, desde donde vislumbramos la obra más conocida (y en parte autobiográfica) de Marguerite Duras, El amante, en la que evoca su pasado en Indochina a través de historia de amor adolescente (15 años) con un comerciante chino once años mayor que ella, relación que desgarra a su familia y la obliga a despertar a la madurez antes de tiempo.

No sé cómo vais vosotr@s, pero el frío que calaba mis huesos se ha visto suplantado por la fiebre salvaje y gamberra del erotismo literario escrito por mujeres, la mejor solución para que nunca más paséis frío.

¡Saludos!

Referencias:

Anuncios
Etiquetado ,

3 pensamientos en “Leña al fuego

  1. patriciacaro dice:

    Las edades de Lulú abrigan muchísimo en cualquier noche. ¡Acertadísimxs!

  2. […] Si lo que buscáis es un libro que os caldee por dentro, en el blog Maleducadas tenéis recomendaciones mejores: Leña al fuego. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: