Pregúntale a Acuario

¡Ay ay ay, querid@s maleducad@s, pero qué abandonados os tenemos! Casi casi os tenemos sin noticias de Maleducadas. Menos mal que todavía podéis saber de nosotras a través de Facebook, Twitter, o Lecturas en femenino (Libros.com). Pero el caso es que esta semana no hemos actualizado nuestro lugar en el mundo (virtual) porque hemos estado ocupadísimas tanto yo como la Bibliotecaria Maleducada, que es el cerebro en la sombra de este maleducado entramado… Pero ¿qué sería del cerebro sin el corazón apasionado y un poquito atolondrado con que mi menda adereza este espacio, eh?

Disquisiciones al margen, hoy queremos que conozcáis a una nueva amiga que hemos encontrado mientras surcábamos los mares internéticos. Se llama Reyes García-Doncel, es andaluza (de Sevilla), profesora, licenciada en Farmacia, escritora… y yo qué sé cuántas cosas más, pero por encima de todo es una maleducada de las que ya quedan pocas.

Pues bien, Reyes publicó hace poco una novela que habla de una época (histórica) que no tod@s vivimos, el final del franquismo, a través de otra época (vital) que a tod@s nos dejó huella: la adolescencia. En ella conocemos a Isabel, una chica que, fascinada por la idea de la Nueva Era (una era termina y otra llena de posibilidades, la era de Acuario, comienza), vive los últimos años del franquismo aprendiendo a conocerse mejor a ella misma y a quienes la rodean. ¿Qué ha sido de esa nueva era llena de anhelos y esperanzas? El título del libro nos lo desvela: Sin noticias de Acuario

Suscitada nuestra curiosidad, hemos elaborado una pequeña guía que profundiza sobre esos temas:

Pregúntale a Acuario: anexo de referencias

Le preguntaríamos a Acuario qué ha sido de todo aquello (de ahí el título de la presente entrada) pero está muy ocupado decidiendo cuál es el año concreto en que debe entrar y dejarnos patidifus@s de paz (hay multitud de opiniones al respecto), así que, teniendo la inmensa suerte de contar con la voz de la propia Reyes, vamos a conversar un poco acerca de todos estos temas (por cierto, ¡un saludo maleducado, Reyes!):

Pregunta: Sin noticias de Acuario es una novela ambientada en una época concreta de la historia de España: los últimos años de la dictadura franquista. ¿Había la percepción de que el franquismo agonizaba y que, tras su caída, cualquier cosa era posible, tanto para bien como para mal?

Respuesta: Por supuesto, había tanto miedo como ansias de libertad.  Profundizar en el periodo del 73-75 me parecía muy interesante. En la novela hay continuas referencias a la cultura (música, cine, literatura, programas televisivos, moda….), a la educación en un colegio de monjas, se refleja la lucha política de los partidos clandestinos en las universidades y el drama de los emigrantes. También aparece la eclosión del movimiento hippie, la introducción en España de las sectas orientales y el rock sinfónico. Fueron unos años convulsos, por lo que la desaparición de Franco, que se nombraba con el eufemismo “el hecho biológico”, solo supuso la emersión, la visibilidad de una serie de personajes que habían permanecido ocultos bajo la represión del régimen y que hicieron posible la posterior transición. El franquismo en la novela lo representa el padre de la protagonista, marino y simpatizante del Opus Dei.

P: La protagonista, Isabel, es una adolescente que busca su propia identidad rompiendo con el pasado, con el autoritarismo decadente que impone su padre, para embarcarse en una aventura incierta en aras de mayor libertad. ¿Podemos hablar de una analogía entre la historia del país y la historia personal de la joven?

R: Si, totalmente. De hecho la novela termina la tarde del 19 de noviembre de 1975, cuando toda España está esperando el anuncio por televisión de la muerte del dictador, y cuando Isabel ya ha superado un viaje de desarrollo personal hacia su propia liberación. Se deja atrás el viejo mundo, y se abren nuevas y prometedoras perspectivas tanto para el país como para ella. El futuro está por decidir, pero ahora dependerá de la responsabilidad de los españoles y de la madurez que la protagonista haya alcanzado.

P: Durante el proceso de maduración de Isabel, se encuentra con movimientos políticos clandestinos, y con la corriente de la Nueva Era, con el orientalismo y sus gurús, los hippies y sus alucinógenos… ¿Hay algo de autobiográfico en ello, como pudimos leer en una entrevista que te hicieron en El diario de Sevilla?

R: La novela está basada en experiencias vividas por mí y por los que me rodeaban, así que no es estrictamente autobiográfica. He tratado de mostrar el retrato de la juventud de una época, aunque desde luego centrada en la influencia de las filosofías orientales, la idealización dela Era de Acuario o la utilización de las drogas como instrumento iniciático. Pero hay mucha ficción en la trama, auto-ficción podríamos decir o memorias reinventadas. Lo que en realidad no es muy extraño ya que nuestros recuerdos son siempre construcciones mentales a partir de lo vivido, donde la objetividad de los hechos no es precisamente lo más importante.

P: Y ya que estamos, una cuestión algo maleducada: ¿no es curioso que, como dices en esa misma entrevista, los que preconizaban la ruptura siguieran manteniendo una estructura patriarcal que alienaba a las mujeres (confiriéndoles el rol de “Home-Mather”, por ejemplo)? ¿Las mujeres tienen que pelear más para encontrar su lugar (un lugar digno) en el mundo?

R: Es curioso y diríamos que lamentable, pero era así. Cuando se supone que estas en la cresta de la modernidad, acabas descubriendo que solo es una continuación más de los papeles tradicionales del hombre y la mujer en la sociedad franquista. En este sentido he intentado plasmar diferentes modelos femeninos, diferentes formas de enfrentarse al mundo, que van desde el sometimiento sin condiciones de la madre de familia católica, al adoctrinamiento del colegio de monjas con la inestimable ayuda dela Sección Femenina, o la interrupción de los sueños por un embarazo no deseado. Y respecto a la segunda pregunta, parece que sí, que las mujeres siempre tenemos que luchar un poco más para conseguir nuestros objetivos.

P: Hoy, como ayer, la juventud sale a la calle esperando ser atendida en sus demandas para que el mundo sea un lugar mejor (véase el Movimiento 15M, que por cierto mañana mismo vuelve a salir a la calle). ¿Pecan de ingenuos o es la gente “adulta”, por el contrario, la que se “autoengaña” al haberse dejado vencer por la realidad imperante?

R: Pues creo que no, que actualmente hay muchísimas causas por las que luchar, y los jóvenes son muy lúcidos al hacerlo. Lo que ocurre es que ahora los problemas son más complejos porque pertenecen a un mundo globalizado y hay más interacciones a considerar, cosa que no ocurría en España durante el franquismo. En aquellos años el principal objetivo de la lucha era conseguir democracia y libertad; se pensaba que a partir de ahí todo se solucionaría. Luego hemos visto que no. Al escribir la novela no he querido hacer un juicio de valor porque caería en algo muy fácil después de treinta años, pero creo que sí se sugiere una sonrisa benévola ante la ingenuidad de todos aquellos grandes ideales.

P: ¿Qué queda hoy en España de aquellos días?

R: Pues quedan muchas cosas y, siendo maleducada, debo decir que  algunas de ellas no muy buenas, como las opiniones o actitudes propias del franquismo que a veces aparecen en algunos sectores sociales. Por ejemplo, todavía hay mucha misoginia. En el aspecto positivo, aquellos años forman parte de nuestra historia, por lo que debemos conocerlos y asumirlos, porque la memoria de un país no significa solo recordar, sino también comprender y reivindicar para el futuro.

¡Muchas gracias por responder a nuestras preguntas! Simplemente genial y maleducada, como ya dijimos. Desde aquí os sugerimos que echéis un vistazo al siguiente vídeo donde nos presenta el libro, y añadimos unos cuantos enlaces para que, en caso de quedaros con ganas de más, podáis tener (Sin) noticias de Acuario. Además, hemos descubierto (qué callado lo tenías, Reyes) que el 18 de mayo el libro se presenta en Madrid. Si podéis, ¡no dejéis de asistir!

Sin noticias de Acuario en:

  1. Crea historias (clip de audio)
  2. Dossier de prensa (incluye pequeña biografía de la autora)
  3. La voz digital (edición de Cádiz, periódico)
  4. Los otros: blog de lecturas de Olga Bernad
  5. Paréntesis editorial (ficha de publicación)
  6. Pedagogía y psicología (blog)
  7. Venganza de una mano mortal (blog)

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Un pensamiento en “Pregúntale a Acuario

  1. […] Cornelia Funke, sin olvidar a las autoras de Sin noticias de Acuario y La canción del siciliano, Reyes García-Doncel y Cristina Amanda Tur (CAT), respectivamente, junto a la creadora de Dragal (en gallego), Elena […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: