Preguntas entre los claros del bosque: entrevistamos a Arantxa Serantes

De vez en cuando, resulta reconfortante hacer una pausa, respirar, y mirar al horizonte (¿Entenderán las generaciones venideras qué significa horizonte cuando al alzar la mirada desde su ventana no vean más que ladrillos?), y no hace falta ser filósof@ para darse cuenta de cuántas preguntas de esas que no tienen respuesta vamos dejando atrás en nuestro deambular. A veces, no nos preocupa que no la tengan. Otras, en cambio, nos producen vértigo. Preguntas sin respuesta, y respuestas que nos formulan nuevas preguntas: ecos de palabras que acaban fructificando en diferentes ramas del árbol del pensamiento humano, como la filosofía o la literatura.

¿Por qué hoy nos hemos levantado maleducamente enrevesadas? A esta pregunta sí podemos responderos: nuestro ánimo hunde sus raíces en un libro (qué maleducados, siempre obligándonos a pensar): María entre los claros del bosque, un relato a modo de viaje iniciático que comienza en el instante en que la niña María (¿Zambrano?) cae a un pozo. Su autora, Arantxa Serantes (que es licenciada en Humanidades y actualmente investiga sobre las figuras de Rosalía de Castro y María Zambrano), ha tenido a bien responder a toda la batería de preguntas que esa historia nos inspiró.

P. Comencemos por lo fundamental: el argumento de María entre los claros entre los claros del bosque, ¿qué les puedes desvelar a nuestr@s lector@s sobre él, cómo lo resumirías?

R. Es un libro que pretende recuperar el estilo de una Alicia en el país de las maravillas o de El Principito, porque admite diferentes tipos de lectores y de lecturas. El lector/a se encontrará con un sencillo y original homenaje a la figura de María Zambrano desde la visión metafórica de Claros del bosque que ésta escribió y podrá viajar con la pequeña María al centro de sí mismo, que busca “aquello que vive y no se ve”.

P. Escribes el relato basándote en retazos de la biografía de María Zambrano. ¿Hasta qué punto la filosofía está presente en él? Si la función de la filosofía, como yo lo veo, es cuestionarnos a nosotros mismos y a lo que nos rodea, ¿crees que tal vez la literatura se adjudica hoy ese papel, o debería adjudicárselo?

R. Filosofía y literatura no deben suponer una dicotomía. Entre ellas debe haber una relación amorosa, de mutua pertenencia, porque ambas se  nutren de una misma raíz: la palabra. La primera, pretende dominarla y la segunda, comprender su esencia. La filosofía sin la literatura se desnaturalizaría, y al contrario, carecería de sentido. En mi libro la presencia de la filosofía y de la poesía es absoluta, porque la protagonista parte de la pregunta, que es lo que caracteriza a la filosofía y recibe una respuesta, totalmente poética, por parte de los personajes, para cerrar el círculo hermenéutico, mediante el cual la pregunta encierra en sí misma la propia respuesta. Detrás de este relato no hay sistemas filosóficos rígidos ni ensayos, sólo reflexión y contemplación de la existencia a través del entorno, verdadero sentido de la razón poética.

P. ¿Existen hoy buenas y buenos pensadores o la velocidad a la que vivimos impide pararse a pensar? ¿Tendríamos que pararnos de vez en cuando y dar un paseo por el bosque?

R. El paseo por el bosque es irrenunciable, porque el bosque no siempre es el mismo. Éste es un reflejo de la acción humana y de la relación del hombre con su propio ser. Decía Zambrano, que cuando el bosque detecta un intruso, sus criaturas enmudecen y cuando encuentran que alguien afín a su espíritu se acerca, se muestran como son y revelan su secreto.

Hoy en día no podría haber pensadores como Sócrates o Kant, porque en el primer caso, no serían tan “institucionalistas” sino librepensadores con un método propio, no marcado por terceros, lo que les convertiría en maestros y en el segundo caso, no se dejarían llevar por el ansia de publicar de forma sistemática y mecánica, realizarían una verdadera obra original aunque esta le llevara años conseguirla y sería recordado por generaciones venideras y no olvidado, como pasará en nuestra época, donde una publicación es efímera y pasados unos años, perderá interés y actualidad.

“El paseo por el bosque es irrenunciable”

P. He de confesar que, aunque no me era desconocido el nombre de María Zambrano, nunca me había sentido tentada a profundizar en su obra hasta conocer tu libro. ¿Crees que es una autora accesible para lector@s que, como yo, tenemos la filosofía algo oxidada? ¿Cuál debería ser el libro o libros de referencia de María Zambrano para principiantes?

R. Creo que la filosofía de Zambrano es accesible para todo aquel que tenga un mínimo de sensibilidad, porque ella vincula lo artístico con lo filosófico (estética filosófica) y lo eleva al ámbito metafísico como una forma de búsqueda y de respuesta a las grandes incógnitas universales: el ser, la vida, la muerte, el exilio…Los primeros libros que leí fueron El hombre y lo divino, Hacia un saber sobre el alma y Claros del bosque. Para aquellos no iniciados en la filosofía, les recomendaría una Introducción al pensamiento de María Zambrano de la autoría de Juan Fernando Ortega, quien conocía bien a la autora. A partir de ahí, todo depende de los intereses del lector/a, aunque creo que los títulos que cité con anterioridad, serían validos para comprender la estructura fundamental de su pensamiento.

P. En la reseña del libro en Meubook mencionas la conexión de María Zambrano con Galicia y con ciertos autores galaicos. ¿Esta relación se refleja de algún modo en sus obras?

R. Sí. Sobre todo en sus correspondencias, las cuales publiqué en el Boletín gallego de literatura de la USC [Universidade de Santiago de Compostela] y alguna que otra cita en sus libros y artículos, pero de forma más aislada. La relación más importante está entre Valente y Zambrano, porque corrigió su obra Claros del bosque, en particular, y le ayudó en múltiples ocasiones en la redacción y corrección de sus escritos y la adentró en la literatura galaica (gracias a él leyó a Rosalía de Castro), durante una etapa importante de su vida. También Camilo J. Cela le ayudó a conseguir el Premio Príncipe de Asturias o Rafael Dieste, un importante intelectual que le acompañó, en su juventud, en las Misiones Pedagógicas, son algunos ejemplos.

P. ¿En qué se parecen la María Zambrano real a la María de tu libro? (O en qué se diferencian, si lo prefieres).

R. La María de mi libro es una niña y representa la leyenda (no sé si real o ficticia) de su caída a un pozo y lo que allí pudo pasar, pues a raíz de este “rito iniciático” que supone una metafórica la caída a los ínferos revelaría su posterior vocación filosófica. A partir de una serie de detalles biográficos compongo una historia fantástica en base a un libro real de la autora. Yo, como autora, hago una simbiosis de María con mi propia persona, permitiéndole descubrir a otros su magia, tamizada por mi propia interpretación, diferenciando claramente lo real y lo ficticio, para animar a otros a seguir su camino.

P. ¿Te parece que la figura de María Zambrano se ha visto relegada a la sombra de otros filósofos y pensadores varones del siglo pasado por el hecho de ser mujer?

R. Lamentablemente, sí. La situación histórica que le tocó vivir, privilegió a otros pensadores de su generación y eso le restó brillo. Además, ser mujer, también supuso un problema. Muy pocas mujeres elegían esta profesión y su exilio provocó, aún más si cabe, el desconocimiento de su pensamiento en España y en Europa, que iba abocada a un saber más enciclopédico, hermenéutico y realista.

P. Para finalizar, en una entrevista admites que te hubiera gustado tomar un té con María Zambrano. ¿Con qué otras filósofas o escritoras te hubiera gustado compartir unas pastas, una infusión caliente y una conversación?

R. Con Lou Andreas Salomé, porque me gustaría compartir su conocimiento sobre Nietzsche y con Simone Weil, porque Zambrano llegó a conocerla en algún momento, además de la afinidad que siento hacia su forma de interpretar el mundo. También hubiera querido entablar conversación con Rosalía de Castro, porque en ella se encierra toda una cosmovisión de la tierra muy interesante y por supuesto, con Jane Austen, porque era una mujer que eligió la libertad en lugar de las apariencias, para construir un mundo propio y eso despierta mi admiración. Te preguntarás por qué no elijo a alguien más contemporáneo y tengo una razón para ello. Gracias a mujeres así, nosotras vemos el mundo de otra manera y gozamos de las oportunidades que ellas tuvieron que obtener con esfuerzo.

Tras un momento de reflexión para asimilar las últimas palabras de Arantxa, creo que debemos darle las gracias por acercarnos la figura de María Zambrano a través de este relato, y por satisfacer nuestra curiosidad sobre la pensadora y sobre su propio libro respondiendo amablemente a nuestras preguntas. Supongo que es el momento en que apagamos el ordenador y nos vamos a dar un paseo entre los claros del bosque más cercano. Desde aquí, os invito a probarlo. Y si queréis hacerlo en compañía de María, lo tenéis fácil: no hay más que entrar en el apartado de librería de Arantxa Serantes en Meubook e informaros allí sobre los sencillos pasos a seguir para haceros con un ejemplar de María entre los claros del bosque.

L@s lector@s más maleducad@s, si no la conocéis ya, os estaréis preguntando (lo que nos parece muy bien) quién es la autora. Ya os hemos dado una breve indicación, pero podéis leer una nota biográfica más completa en sus perfiles de Meubook o Redelibros; además, queremos resaltar que es autora del blog Pensamientos a duermevela, encuadrado dentro del grupo de El Correo Gallego, y os recomendamos encarecidamente que no dejéis de visitarlo.

[Para aquell@s que deseeis saber más, adjuntamos un anexo de referencias mencionadas en la entrevista, con enlaces relacionados con cada una.]

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

6 pensamientos en “Preguntas entre los claros del bosque: entrevistamos a Arantxa Serantes

  1. […] responsables de esta iniciativa, me han hecho una entrevista y me ha asombrado su capacidad para documentar y sintetizar los detalles de mi pequeña obra con un […]

  2. […] rato a cierta Bibliotecaria Maleducada y no pegar palo al agua. Esa ha sido mi semana después de haber paseado por el bosque con María, y consciente de que esta mi próxima (y ya presente) entrada no requería más preparación que el […]

  3. Antonio de la Torre Junquera. dice:

    Me parece bien la iniciativa editorial de “Mal educadas”. Aunque jamás se me habría ocurrido rechazar un libro por ser de una mujer, un hombre, o un robot. Para mí si un libro es bueno le leo y punto.

    • Dúas Lúas dice:

      ¡Hola Antonio! Gracias por tu comentario. Sólo queríamos aclarar que Maleducadas no es una iniciativa editorial. Simplemente, nos gusta leer y lo compartimos. Y si centramos nuestro contenido en la literatura escrita por mujeres es, desafortunadamente, porque todavía se necesita un espacio que la promocione: los números indican que aún queda camino por recorrer. Dicho lo cual, sólo nos resta confirmar que ¡por supuesto que no tenemos intención de rechazar la lectura de ningún buen libro sólo porque su autor no sea una mujer! ¡Ni por lo contrario! Creo que eso es todo. Un saludo.

  4. […] pensadoras y profesionales del sector librario que nos deslumbraron, empezando por la humanista Arantxa Serantes, que nos habló de su libro María entre los claros del bosque, y acabando por la traductora María […]

  5. […] a duermevela y a quien hemos tenido ocasión de entrevistar aquí mismo con motivo de la publicación de su libro María entre los claros del bosque, que nos acercaba a la figura de María Zambrano. Y ha querido demostrar que podemos ser tan […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: